Es noticia
Menú
La mujer de Espadas pasa al ataque y se persona en la causa de "enchufismo"
  1. España
  2. Andalucía
INVESTIGACIÓN POR NEPOTISMO

La mujer de Espadas pasa al ataque y se persona en la causa de "enchufismo"

Carmen Ibanco registró un escrito en el juzgado de la extinta fundación Faffe y tras prestar declaración como investigada se persona y pide toda la documentación del caso

Foto: Carmen Ibanco. (YouTube)
Carmen Ibanco. (YouTube)

La mejor defensa es un buen ataque. Es la máxima que ha debido mover a la técnico de la Consejería de Empleo Carmen Ibanco, pareja del actual líder del PSOE andaluz, Juan Espadas, que tras ser llamada a declarar ante la Policía Judicial el pasado martes 25 de enero por un presunto caso de enchufismo, ha registrado un escrito en el juzgado que instruye el caso de la extinta fundación de empleo Faffe para pedir su personación en la causa, “en orden al ejercicio de su derecho de defensa”.

Ibanco fue llamada a prestar declaración junto a otros 84 contratados en Empleo ante la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en la causa de presunto enchufismo en la Fundación Andaluza de Fondo de Formación y Empleo (Faffe) que instruye el juez José Ignacio Vilaplana. Fuentes del caso señalan que se negó a declarar y acto seguido se personó en la causa. Después de que Vox se personara y pidiera nuevas diligencias, la instrucción estrecha ahora el cerco sobre estos empleados, muchos familiares y amigos de dirigentes socialistas o ex cargos del PSOE en distintos ayuntamientos. La instrucción se abrió a raíz del Sindicato de Funcionarios (SAF).

Foto: El alcalde de Sevilla y candidato del PSOE a la presidencia de la Junta de Andalucía, Juan Espadas. (EFE)

Ibanco, en el escrito al que ha tenido acceso este periódico, solicita que se le entregue “copia íntegra de todo lo hasta el momento actuado” y su representación legal recae en el abogado José Manuel García-Quílez. Esta técnico de Empleo siempre ha defendido que el procedimiento de selección fue "impecable" y el foco se pone sobre ella cuando hay otro centenar de personas investigadas en la misma situación, denuncian fuentes próximas. Ella fue una más de la plantilla de 1.300 trabajadores de la Faffe que un sindicato de funcionarios denunció, logrando que se investigaran 84 contratos opacos, a familiares y cargos socialistas, en un presunto caso de nepotismo y clientelismo político. Estos trabajadores tuvieron que ser integrados, por orden judicial, en la plantilla del Servicio Andaluz de Empleo, cuando la fundación se extinguió en 2011, aunque están limitados en muchas de las funciones por no ser funcionarios, lo que lastra esta oficina. La mujer de Espadas cobra como técnica un sueldo de 1.800 euros brutos al mes.

Entre los investigados está la mujer del actual líder del PSOE andaluz. Su perfil saltó a la primera plana en cuanto Espadas, entonces alcalde de Sevilla, anunció que daría el paso para disputar las primarias socialistas y convertirse en dirigente regional del partido. Cs y Vox, petición a la que se sumó también el PP, pidieron la comparecencia de la mujer de Espadas en la comisión de investigación de la Faffe que estaba abierta en el Parlamento andaluz y que está ahora mismo a la espera de conclusiones el próximo febrero.

Foto: Juan Espadas. (EFE)

Vox hizo viral en redes aquella comparecencia y acudió al juzgado para pedir que se investigara cómo había accedido Ibanco, que actualmente forma parte de la Consejería de Empleo, a ese puesto de la Faffe. Hay dos causas ahora mismo abierta en los juzgados sobre esta fundación, extinguida en 2011. Una versa sobre estos supuestos "enchufes" y otra sobre presunta malversación de caudales públicos contra el directivo de esta entidad Fernando Villén, acusado de gastar hasta 32.566 euros de fondos públicos en fiestas y prostíbulos.

Vox, que se personó en la causa de la Faffe como acusación particular, ha solicitado que el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) aporte las bases reguladoras existentes para la ocupación de los puestos de trabajo relativos a los directivos y los técnicos de categoría E, donde se enmarca la esposa de Espadas. Exige conocer todos los requisitos que se valoraron entre los distintos aspirantes a esos cargos. Reclama a la Junta que aporte toda la información en su poder y acusa al actual Gobierno, de PP y Cs, de no estar siendo "proactivo" en la lucha contra la corrupción.

Foto: Fernando Villén. (EFE)

Los letrados de la Junta formalizaron un recurso a esa petición de Vox, por “una cuestión de seguridad jurídica”, según explicaron fuentes del Gobierno andaluz. Reclaman que se circunscriba esa investigación a los 84 empleados que ya estaban investigados y no a todos los cargos directivos de la Faffe y a todo su personal técnico, asegurando que esa sería otra investigación ajena a la causa.

En la comisión de investigación, se interrogó desde la oposición a Ibanco para indagar sobre sus funciones en el ente público y sobre qué trabajo desempeñaba como técnica, lo que no quedó nada claro. También hubo serias dudas sobre cómo fue el procedimiento, ya que el anuncio público de las vacantes de empleos en este organismo salió el 21 de enero de 2007 publicado en El País, el 25 se entrevistó a 23 candidatos y el 31 de enero salió el informe de los seleccionados, que firmaron el contrato el 1 de febrero, cuando el procedimiento seguía reglamentariamente abierto hasta el día 22 de ese mes. La técnico de Empleo, licenciada en Psicología, siempre ha defendido su cualificación profesional y su currículum, que se adaptaba a la oferta de ese puesto.

La mejor defensa es un buen ataque. Es la máxima que ha debido mover a la técnico de la Consejería de Empleo Carmen Ibanco, pareja del actual líder del PSOE andaluz, Juan Espadas, que tras ser llamada a declarar ante la Policía Judicial el pasado martes 25 de enero por un presunto caso de enchufismo, ha registrado un escrito en el juzgado que instruye el caso de la extinta fundación de empleo Faffe para pedir su personación en la causa, “en orden al ejercicio de su derecho de defensa”.

PSOE Partido Popular (PP) Parlamento de Andalucía Vox Fiscalía Anticorrupción Caso ERE
El redactor recomienda