Es noticia
Menú
Moción en Torremolinos: entre la bandera arcoíris y el "águila imperial"
  1. España
  2. Andalucía
LOS SOCIALISTAS AZUZAN EL MIEDO A VOX

Moción en Torremolinos: entre la bandera arcoíris y el "águila imperial"

El PP recupera la alcaldía de este municipio en un pleno en el que el PSOE explota la polarización política para intentar en vano que el exedil de Cs clave cambiara su voto

Foto: La nueva alcaldesa de Torremolinos, Margarita del Cid. (EC)
La nueva alcaldesa de Torremolinos, Margarita del Cid. (EC)

La sacudida que ha sufrido la política nacional con el anuncio de adelantamiento de elecciones en Castilla y León ha tenido una pequeña réplica que estaba agendada: la pérdida del PSOE de la alcaldía de Torremolinos. La moción de censura presentada por el PP ha salido adelante y obtiene una doble satisfacción: recuperan un municipio que han gobernado ininterrumpidamente durante 20 años y asestan un golpe simbólico a su principal adversario, ya que en esta localidad se escenificó la victoria de Juan Espadas y Pedro Sánchez sobre Susana Díaz.

Margarita del Cid, candidata de los populares, se ha hecho con la vara de mando tras unir a los nueve ediles de su partido los votos de los ediles de Ciudadanos y Vox, así como los dos del Grupo de No Adscritos, para alcanzar los 13 que otorgan la mayoría absoluta. Un relevo que se ha producido durante un pleno celebrado este lunes que ha sido un ejemplo claro del actual clima de polarización política que vive el país, con consignas previsibles y marcadas, llenas de hipérboles y retorciendo algún que otro argumento.

Foto: Espadas y Sánchez, durante el congreso que el PSOE andaluz celebró a principios de noviembre en Torremolinos. (EFE/Jorge Zapata)

El regidor saliente, José Ortiz, no obstante, ha hecho un último intento para tratar de convencer al exconcejal de Cs Nicolás de Miguel, hasta hoy antiguo socio de los socialistas, y clave para que la moción prosperase. “¿Puedes recordar los valores y principios que te han acompañado?”, le ha preguntado mientras le miraba, “tú no eres del PP, tú no eres de Vox, estás a tiempo de que tu mano no se alce en una fotografía que quedará para la historia”.

No solo no cambió el guion preestablecido, sino que ha criticado con dureza la labor del equipo de Gobierno formado por PSOE y Adelante Torremolinos. “Inacción”, “absoluta desconexión con la realidad de nuestra ciudad” o “incapacidad manifiesta” han sido algunas de las fórmulas empleadas para describir el trabajo realizado por Ortiz y los suyos durante estos dos últimos años.

De Miguel, con una oratoria cuidada, ha censurado el “deterioro de los servicios” y la “superestructura de gasto” del Consistorio, para después reprochar que “progresismo es facilitar la vida de la ciudadanía”, “de todos los torremolinenses, no de una parte”.

El PSOE ha intentado convencer al exedil de Cs Nicolás de Miguel para que cambiara su voto

Frente a los “discursos apocalípticos”, “síntesis del alejamiento de la realidad”, el edil ha asegurado que “nada está en peligro” y ha sostenido que los nuevos gestores no revertirán políticas en los campos de la “igualdad, interculturalidad, educación y cultura”.

Mucho más apasionada ha sido la intervención de la concejala Avelina González, exmiembro de Por mi Pueblo, cuya situación exploraron los socialistas para tratar de frenar la moción por la vía judicial. La edil ha elevado el tono para poner el foco en la presunta alianza de José Ortiz con Pedro Fernández Montes, líder de la formación independiente e histórico alcalde popular del municipio, y para “pedir perdón” a los representantes del PP por considerar que se equivocó cuando no quiso apoyarles tras las últimas municipales.

González ha denunciado públicamente las “amenazas” y “formas coercitivas” que ha sufrido junto a Nicolás de Miguel para que cambiaran su parecer y no secundarán la moción de los populares. “No representan al pueblo de Torremolinos”, ha espetado al equipo de Gobierno saliente, para destacar que “hay una nueva ilusión” y que el municipio “volverá a brillar”.

Foto: Jesús Ortiz, alcalde de Torremolinos. (Jesús Domínguez)

Ortiz, que en su despedida ha estado acompañado por el secretario de organización del PSOE de Málaga, Daniel Pérez, o el diputado nacional Ignacio López, ha calificado como “atentado” la moción que han llevado a cabo concejales definidos como “obstruccionistas” y a los que ha achacado “alianzas basadas en promesas personales”.

"Abascal a caballo"

La intervención más dura ha sido la de la portavoz socialista Maribel Tocón, quien ha construido una alocución sobre Vox y su papel que ha resumido afirmando que el municipio pasa de la bandera LGTBI al “águila imperial”. “Solo falta —Santiago— Abascal a caballo vestido de Alfredo Landa”, ha dicho tras hablar de la presencia de algunos dirigentes de la formación verde en la sesión plenaria, para volver a interpelar a De Miguel para que cambiase el sentido de su voto.

Del Cid se ha dirigido a los asistentes en un discurso que ha durado 24 minutos y que ha pronunciado mientras en la bancada socialista se desplegaba una bandera arcoíris LGTBI. Sabedora de que sería uno de los pilares de la intervención del regidor saliente, anunció que ostentará la Delegación de Igualdad y avisó que su equipo de Gobierno será “garante de una tolerancia activista y militante”.

El PP ha anunciado un plan de choque de limpieza y mantenimiento de infraestructuras

Ha afirmado que “lo mejor está por llegar”, que están dispuestos a “cambiar el negro de la suciedad, por el color” y que existe una “maravillosa oportunidad para crecer”. “Los inversores van a dejar de ser enemigos”, ha dicho como crítica a la política económica de la coalición PSOE-Adelante Torremolinos, para seguidamente informar de que una de las primeras medidas será activar un “plan de choque de limpieza y mantenimiento de las infraestructuras”.

Margarita del Cid ha justificado la moción en lo que ha descrito como una gestión negligente y ha defendido que “las personas están por encima de las ideologías”, “algo que han olvidado algunos que están presentes”, ha agregado en referencia a los socialistas.

Foto: José Ortiz, alcalde de Torremolinos. (Jesús Domínguez)

La nueva regidora, que ha recordado que representa al partido más votado, ha tendido la mano a su predecesor en el puesto para alcanzar acuerdos beneficiosos para el municipio y le ha recordado que “somos rivales, no enemigos, esos los tiene mucho más cerca”, en referencia al supuesto distanciamiento de sus concejales y a las guerras internas en el PSOE.

Margarita del Cid, persona de confianza del consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, ha asegurado que se ponen a “trabajar de inmediato”, con “personas diferentes y diversas que quieren lo mejor de Torremolinos”. “Es el momento de cambiar la depresión por el progreso”, ha sentenciado.

La sacudida que ha sufrido la política nacional con el anuncio de adelantamiento de elecciones en Castilla y León ha tenido una pequeña réplica que estaba agendada: la pérdida del PSOE de la alcaldía de Torremolinos. La moción de censura presentada por el PP ha salido adelante y obtiene una doble satisfacción: recuperan un municipio que han gobernado ininterrumpidamente durante 20 años y asestan un golpe simbólico a su principal adversario, ya que en esta localidad se escenificó la victoria de Juan Espadas y Pedro Sánchez sobre Susana Díaz.

Partido Popular (PP) Pedro Sánchez
El redactor recomienda