Es noticia
Menú
El acosador que recreó el plató de ‘First Dates’ para reconquistar a su víctima
  1. España
  2. Andalucía
A LA SALIDA DEL TRABAJO DE LA MUJER

El acosador que recreó el plató de ‘First Dates’ para reconquistar a su víctima

Los agentes descubrieron en el coche de la expareja, en el hueco de la radio, un dispositivo GPS que delataba constantemente su ubicación. Su obsesión le llevó a idear otro asalto emulando el programa televisivo de citas

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ninguna de sus obsesivas técnicas de seducción habían dado resultado, así que decidió innovar. Y qué ‘mejor’ que recrear el escenario de la parte más seguida del programa ‘First Dates’: esa en la que los comensales se reúnen y comunican a sus respectivos pretendientes si desean tener o no una segunda cita. Un golpe de originalidad que seguro que surtiría efecto, debió de pensar.

A falta de un croma y el material tecnológico necesario, optó por una opción más casera. Se hizo con unos cartones de grandes dimensiones, unas cuantas cartulinas, pintura, mucha pintura de color rojo, y corazones para no dejar nada a la imaginación. Un rato de manualidades, pegamento por aquí, cinta adhesiva por allá, y listo. Un fondo de pretecnología para conseguir un 'sí, quiero'… que nunca llegó.

“No deseo estar contigo, ni saber nada de ti y voy a tener que denunciarte”, le espetó ella cuando salió de su trabajo y, una vez más, se lo encontró esperándola con un ramo de flores y pidiéndole retomar la relación.

Foto: El profesor, del centro TecnoCampus de Mataró, ya ha sido expulsado. Foto: Google Maps

La escena podría parecer hasta cómica si no fuese porque era un episodio más de la situación de “acoso constante” que desde hacía meses padecía esta mujer. La nota excéntrica a meses y meses de correos electrónicos, mensajes al teléfono, perfiles falsos en redes sociales para tratar de hablar con ella o saber de su vida… Incluso la presunta colocación de un dispositivo de localización en el coche para conocer constantemente su ubicación.

El protagonista de esta inquietante historia es un individuo de 45 años de edad que fue detenido por la Policía Nacional en Málaga por un supuesto delito de acoso u hostigamiento en el ámbito de la violencia de género y cuyo caso instruye un juzgado de Violencia contra la Mujer.

Creen que el sospechoso desinflaba las ruedas del coche de la víctima para poder hablar con ella

Fuentes cercanas a la investigación consultadas por El Confidencial explicaron que la víctima vivía en un estado de estrés que incluso hizo que cambiase sus hábitos para tratar de evitarlo todo lo posible. No obstante, llegó un momento en que parecía algo imposible, ya que se topaba con su expareja constantemente: a la salida del trabajo, en la sala donde recibía clases de baile y hasta en el médico. Y para colmo, en varias ocasiones observó que tenía las ruedas del coche desinfladas, lo que los investigadores creen que era una estrategia para que la mujer no se pudiese ir y así prolongar la conversación.

Algo estaba ocurriendo, esas extrañas y continuas coincidencias no eran normales. Sobre todo, porque había dejado a un lado cualquier rutina que facilitase los encuentros. Y pronto descubriría que no se equivocaba.

Foto: Los comentarios despectivos hacia la sargento se produjeron incluso antes de incorporarse a su nuevo puesto. (iStock)

Tras el episodio de la recreación del plató de ‘First Dates’, decidió presentar una denuncia y los agentes del Grupo de Investigación de la Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) de la Comisaría Provincial de Málaga se hicieron cargo de las pesquisas. Después de escuchar su relato, se realizaron distintas diligencias que permitieron descubrir en el coche de la víctima, concretamente en el espacio habilitado para la radio, un localizador GPS que transmitía constantemente su ubicación y que los agentes sospecharon que fue colocado por el denunciado.

Un año de relación

Las citadas fuentes detallaron que la pareja inició su relación en septiembre de 2019 y que se prolongó hasta octubre del pasado año. Poco más de 12 meses en los que llegaron a convivir juntos, pero que fueron el test de fuerza para que ella se diese cuenta de que aquello no duraría. Las discusiones eran demasiado habituales y la convivencia se deterioró rápidamente. Así que le dijo que era mejor seguir caminos separados, algo que él no asimiló.

El hombre “no asume la ruptura” y, a partir de ese instante, “trata de reconquistarla de manera insistente”. Podría decirse que de forma obsesiva, porque “utiliza cualquier medio” para contactar con su expareja e intentar estar presente en su vida. Comienza a enviarle numerosos correos electrónicos con los que intentaba convencerla para retomar la relación, le remitía mensajes a través de servicios de mensajería y redes sociales y, cuando era bloqueado, supuestamente creaba perfiles falsos en los que se hacía pasar por una tercera persona.

La situación de hostigamiento provocó en la mujer cuadros de ansiedad y depresión

Todo este material fue aportado por la víctima a los agentes, que viendo el cúmulo de pruebas decidieron detener al sospechoso. A pesar de que la mujer le había repetido en numerosas ocasiones que no quería volver a su lado, él se creía capaz de volver a reconquistarla y retomar la relación.

Esta situación de “acoso continuado” generó en la víctima cuadros de ansiedad y depresión, por lo que solicitó que se impusiera al arrestado una orden de alejamiento.

Las fuentes consultadas señalaron que el comportamiento de este individuo encaja a la perfección en los que definen coloquialmente como el “acosador enamorado”, que es esa persona cuya única fijación es tratar de reconquistar a la expareja y que no es consciente de que su comportamiento para lograrlo puede llegar a ser dañino. Es un perfil que se reproduce con más frecuencia de lo que se podría pensar. Afortunadamente, son mínimos los casos en los que esta obsesión se transforma en agresividad, pero los expertos aconsejan tomar en serio estas situaciones y denunciarlas.

Ninguna de sus obsesivas técnicas de seducción habían dado resultado, así que decidió innovar. Y qué ‘mejor’ que recrear el escenario de la parte más seguida del programa ‘First Dates’: esa en la que los comensales se reúnen y comunican a sus respectivos pretendientes si desean tener o no una segunda cita. Un golpe de originalidad que seguro que surtiría efecto, debió de pensar.

Violencia de género Policía Nacional First dates Delincuencia
El redactor recomienda