El PSOE andaluz rehúye la autocrítica y desafía al PP a convocar elecciones cuando quieran
  1. España
  2. Andalucía
Convencidos de volver a recuperar la Junta

El PSOE andaluz rehúye la autocrítica y desafía al PP a convocar elecciones cuando quieran

Los sindicatos CCOO y UGT cargan contra el Gobierno andaluz y reclaman a los socialistas que no lleguen a un acuerdo para aprobar los Presupuestos de 2022 con muchos aplausos del plenario

Foto: La ministra de Hacienda y vocal de la ejecutiva federal del partido socialista, María Jesús Montero. (EFE/Jorge Zapata)
La ministra de Hacienda y vocal de la ejecutiva federal del partido socialista, María Jesús Montero. (EFE/Jorge Zapata)

El PSOE andaluz arranca su 14º congreso en Torremolinos con un mensaje claro al PP de Juan Manuel Moreno: “Que convoque cuando quiera”, asegurando que no tienen miedo a las próximas elecciones autonómicas. De agotarse la actual legislatura tocarían en un año, noviembre de 2022, pero la nube del adelanto electoral planea sobre todos los políticos andaluces que miran a la primavera.

La clave está en los próximos Presupuestos, que ya han llegado al Parlamento sin apoyos políticos suficientes para ver la luz. Vox, que abrazó las tres leyes presupuestarias anteriores, ya ha dado un portazo al PP y reclama un anticipo electoral. El PSOE tendió la mano pero a juzgar por lo oído en este congreso las posibilidades de que pacten se confirma que son muy remotas.

Foto: Juan Espadas junto a Pedro Sánchez y María Jesús Montero. (EFE)

Las más claras fueron las secretarias generales de CCOO y UGT en Andalucía, Nuria López y Carmen Castilla, con un discurso muy duro contra el Gobierno andaluz de PP y Cs. López, muy aplaudida en su intervención, reclamó a los socialistas que no transijan: “No cabe una enmienda parcial sino una enmienda a la totalidad del próximo presupuesto”. La posición en contra de un pacto para salvar los Presupuestos fue firme. “No compartimos las orientaciones políticas del Gobierno andaluz actual. Hemos firmado acuerdos, pero ese estado idílico que dicen que existe en nuestra comunidad es mentira”, agregó la responsable de CCOO.

Castilla no se refirió a esa negociación, pero sí que despreció un Presupuesto que no solo “privatiza servicios públicos”, como dijo su compañera, sino que va destinado a “aumentar las arcas de las empresas privadas”. UGT mostró además su rechazo a las auditorías encargadas por la Junta para el sector público andaluz y lamentó que estén “continuamente amenazando con que van a despedir”.

“Que no digan más que somos la locomotora de qué, lideramos el paro, uno de cada cuatro nuevos parados es andaluz”

“Que no digan más que somos la locomotora de qué, lideramos el paro, uno de cada cuatro nuevos parados es andaluz”, señaló la dirigente sindical para acto seguido pedir al Gobierno de Pedro Sánchez con rotundidad: “Derogar la reforma laboral, hay que echarle huevos”.

“Que las convoque cuando les dé la gana que estamos preparados, Juan (Espadas) va a ser el presidente de la Junta”, proclamó la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, en mitad de la euforia de la inauguración del congreso andaluz. “Estos que están aquí en San Telmo, están muy confiados, muy contentos con sus encuestas”, señaló la ministra de Hacienda, la andaluza María Jesús Montero. “¿Os acordáis las encuestas de (Javier) Arenas, que se habían repartido los sillones del Gobierno en 2012? Aquí vota la gente”, agregó refiriéndose a lo ocurrido en aquel año, cuando el PP ganó, pero no pudo sumar para gobernar.

"El lunes arreglo lo de las plusvalías"

Montero tuvo un guiño a los alcaldes del partido allí presentes: “El lunes arreglo lo de las plusvalías, lo llevo al Consejo de Ministros. Dicho y hecho”, anunció confirmando que el Gobierno aprobará el nuevo impuesto la próxima semana. En plena pugna por los presupuestos, cuando se ha conocido que el Gobierno andaluz ha incluido, como la Comunidad Valenciana, una ‘partida fantasma’ de 943 millones de euros con cargo a un fondo Covid estatal que no va a venir, la ministra de Hacienda cargó contra el Gobierno andaluz. “Se ha escondido en este tiempo de pandemia, ha resistido porque vive de las rentas de los gobiernos anteriores y ahora que tiene que empezar a gobernar, no tanto lamento y a gobernar como hacemos todos”. “Mienten, dicen falsedades, este Gobierno le ha dado a Andalucía desde que llegó 24.000 millones de euros más”, aseguró Montero, acusándolos de “frentismo”.

El inicio del congreso del PSOE andaluz estuvo marcado por dos mensajes. Uno el que se dijo, en clave electoral, convencidos de que volverán a recuperar la Junta, en contra de lo que dicen las encuestas que dan la victoria al PP, y de que los socialistas volverán a ser esa máquina de ganar elecciones en Andalucía que fueron durante los últimos 40 años.

Foto: El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, del PP, (i), y el de la Generalitat valenciana, Ximo Puig. (EFE)

Otro, el que no se dijo, con un agujero importante en la reivindicación del pasado, mirando desde 1977 al año 1990 pero ignorando lo ocurrido de ahí en adelante. Celebraron a los presidentes Rafael Escuredo y José Rodríguez de la Borbolla e ignoraron a Manuel Chaves, José Antonio Griñán y Susana Díaz, tres nombres que nadie mencionó. Ni siquiera la ministra de Hacienda que quiso enmendar el desaire con un mensaje críptico: “No están todos los compañeros pero muy pronto nos acompañarán en los congresos”. El caso de los ERE y las diferencias en la última etapa del PSOE entre Andalucía y Ferraz son la explicación de ese velo de silencio.

Los socialistas quieren lanzarse a recuperar la Junta, engrasar su maquinaria electoral, y volver al poder pero eluden cualquier tipo de autocrítica con el pasado. Todo fueron loas al proceso autonómico andaluz. Por las circunstancias excepcionales de este congreso, con unas primarias anticipadas autorizadas por Ferraz para tumbar a Díaz, no hubo informe de gestión de la ejecutiva saliente. El examen del pasado se limitó a una lacónica frase de la que será la vicecretaria general, Ángeles Férriz: “Vamos a escuchar a los que no supimos escuchar”.

Foto: El presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno. (EFE)

En primera línea del homenaje los históricos, José Rodríguez de la Borbolla, Carlos San Juan, Cándido Méndez, Manolo Pezzi y Amparo Rubiales. Las palabras más pronunciadas: reencontrarse, reconectar, con el electorado andaluz. “Ellos tendrán las encuestas de alta cocina, los altavoces, sin embargo nosotros tenemos 460 alcaldes, 25 diputados Congreso, 26 senadores, 33 diputados, 800 casas de pueblos, 47.000 militantes...”, sacó pecho Férriz repasando el poder provincial que atesora aún el partido.

A Juan Espadas, lo acompañó el secretario general del PSC, Salvador Illa. El alcalde de Sevilla no estaba previsto que tomara la palabra pero le hicieron un hueco en la inauguración. “A por ellos”, cerró su intervención el que será candidato socialista en unas elecciones autonómicas que serán el laboratorio de prueba de toda España.

María Jesús Montero Sector público Pedro Sánchez UGT CCOO
El redactor recomienda