Es noticia
Menú
El reincidente boxeador homicida que robó la dentadura postiza a una de sus víctimas
  1. España
  2. Andalucía
Protagonizó violentos ataques en Málaga

El reincidente boxeador homicida que robó la dentadura postiza a una de sus víctimas

Toufik S. propinaba tremendas palizas a ancianos para robarles. Cumplió pena por la muerte de uno y está a la espera de juicio por la de otro. Ha sido condenado a diez años por el asalto a dos víctimas que lograron salvarse

Foto: El caso fue resuelto por agentes de Vélez-Málaga. (Policía Nacional)
El caso fue resuelto por agentes de Vélez-Málaga. (Policía Nacional)

Elegía a sus objetivos entre ancianos que no pudiesen defenderse. Se aproximaba a ellos disimuladamente y, sin mediar palabra, les propinaba una brutal paliza hasta dejarlos aturdidos o inconscientes. Después los registraba para robarles todos los objetos de valor que portasen y escapaba. Este era el repetitivo 'modus operandi' de Toufik S., un peligroso delincuente con conocimientos de boxeo que, tras salir de prisión por la muerte de una de sus víctimas, protagonizó una secuencia de violentos asaltos en Vélez-Málaga que se cobró la vida de otra persona de avanzada edad y dejó heridas a otras. Un juzgado de Málaga lo ha condenado ahora a diez años de prisión por los ataques a dos hombres que lograron sobrevivir a sus golpes. A uno de ellos le quito la dentadura postiza.

De complexión fuerte y casi 1,80 metros de estatura, se podría decir que Toufik es "un tipo duro", con una larga hoja de penales en todo el país que empezó a rellenar en 1994. Un delincuente explosivo, capaz de patear a un anciano en el suelo hasta dejarlo inconsciente, que se vestía elegantemente para no despertar sospechas. Una personalidad camaleónica con una treintena de identidades diferentes que ha logrado permanecer en el país con al menos tres nacionalidades distintas: argelina, marroquí y libanesa, que es la auténtica.

Toufik solo estuvo cinco meses en libertad tras salir de la cárcel por un homicidio

Su detención se produjo en mayo del año pasado por unos hechos similares a los que en 2008 lo llevaron a prisión. Llevaba solo cinco meses en libertad cuando este aficionado al boxeo era engrilletado de nuevo como paso previo a otro encarcelamiento. Los investigadores de la Comisaría de Vélez-Málaga lo consideraban el autor material de una secuencia de robos con violencia a vecinos de avanzada edad que recibieron tremendas palizas. Uno de ellos, al que asaltó en el interior de su casa, murió tras permanecer varios días en la UCI. Presentaba tantas lesiones, que los médicos no pudieron hacer nada para salvar su vida.

Pero Toufik dejó más víctimas en el núcleo de Torre del Mar, donde solía actuar a última hora de la tarde. El juzgado de lo Penal número 10 de Málaga se ha pronunciado sobre dos de los casos en una sentencia en la que se condena a este peligroso delincuente a diez años de cárcel por sendos delitos de robo con violencia con la agravante de reincidencia y lesiones leves. Una resolución en la que se plasma la brutalidad con la que perpetraba los ataques.

Foto: Una de las dos detenidas tenía antecedentes por hechos similares (Guardia Civil)

El primero de los asaltos que se relata en el fallo, al que ha tenido acceso El Confidencial, ocurrió a la una de la madrugada del 2 de febrero de 2020. El agredido se encontraba entre la avenida Tore Tore y la calle Bahía de Torre del Mar cuando el acusado lo sorprendió por la espalda "para así evitar que pudiera defenderse". Le pegó "numerosas veces" en la cara y lo tiró al suelo para propinarle "una fuerte paliza" que le provocaron lesiones que tardaron en sanar 14 días. Se apoderó de 334 euros que llevaba encima, así como de otros objetos tasados en un total de 40, y huyó del lugar.

Tres días después, sobre las 20:00, un hombre de edad avanzada que se encontraba en la avenida de Andalucía se convirtió en su siguiente víctima. Toufik S. se aproximó por su espalda y le dio "un fuerte puñetazo en un ojo". Rápidamente, otro en la cara. Una vez en el suelo, le propinó "muchas patadas hasta dejarlo semiinconsciente", y aprovechó para sustraerle "la dentadura postiza, las llaves de su coche, un teléfono móvil y un monedero". La llegada de un grupo de personas que comenzó a increparlo y a gritarle "¡ladrón, ladrón!" puso al delincuente en fuga.

A una de las víctimas, tras darle una paliza, le quitó la dentadura postiza

El acusado pidió durante la vista oral la absolución de todos los cargos, aunque el juez los consideró "acreditados", fundamentalmente, por las declaraciones de las víctimas, "persistentes en la incriminación" y "coincidentes en la fase de instrucción y durante el juicio", así como por los informes de sanidad sobre las lesiones.

"Es cierto que no existe un testimonio directo de la primera agresión y robo, sin embargo, tenemos pruebas indiciarias más que suficientes para tener por cierto" que Toufik fue el autor, señaló la autoridad judicial, que añadió que entiende que su testifical "está hecha con evidente ánimo exculpatorio, por lo que no le otorgo verosimilitud".

El magistrado, que hizo hincapié en el "alto grado de violencia" de las agresiones, "sin posibilidad de defensa" por parte de los ancianos, consideró que se debía aplicar la agravante de reincidencia porque el 18 de marzo de 2015 fue condenado por el juzgado de los Penal número 3 de Algeciras (Cádiz) a dos años de prisión por otro robo con violencia.

Elegía a sus objetivos entre ancianos que no pudiesen defenderse. Se aproximaba a ellos disimuladamente y, sin mediar palabra, les propinaba una brutal paliza hasta dejarlos aturdidos o inconscientes. Después los registraba para robarles todos los objetos de valor que portasen y escapaba. Este era el repetitivo 'modus operandi' de Toufik S., un peligroso delincuente con conocimientos de boxeo que, tras salir de prisión por la muerte de una de sus víctimas, protagonizó una secuencia de violentos asaltos en Vélez-Málaga que se cobró la vida de otra persona de avanzada edad y dejó heridas a otras. Un juzgado de Málaga lo ha condenado ahora a diez años de prisión por los ataques a dos hombres que lograron sobrevivir a sus golpes. A uno de ellos le quito la dentadura postiza.

Málaga
El redactor recomienda