"Ciudadanos no tiene futuro con estos liderazgos, se despeña sin que nadie lo evite"
  1. España
  2. Andalucía
ENTREVISTA A FRAN CARRILLO

"Ciudadanos no tiene futuro con estos liderazgos, se despeña sin que nadie lo evite"

El diputado andaluz por Córdoba fue destituido de la portavocía adjunta en el Parlamento. Avisa sin remilgos de los problemas graves que a su juicio tiene el partido y asegura que Juan Marín tenía un plan para irse al PP

placeholder Foto: El diputado de Ciudadanos en el parlamento andaluz, Fran Carrillo. (Javier Zapata)
El diputado de Ciudadanos en el parlamento andaluz, Fran Carrillo. (Javier Zapata)

El diputado de Ciudadanos Fran Carrillo (Córdoba, 1981) llegó al Parlamento andaluz como uno de los oradores más brillantes y con más proyección. Él ha sido el encargado de formar a muchos de sus compañeros. Experto en oratoria, compartió con Fran Hervías una empresa de comunicación y asesoró a Albert Rivera, quien dijo públicamente que tenía su libro, 'Tus gestos te delatan', como uno de sus manuales de cabecera. Hasta ahora, sus peores dardos han ido contra el PSOE, con encendidos discursos contra la corrupción o el régimen socialista y un relato firme contra el comunismo y los populismos de izquierda que entronca con los más más básicos principios de la guerra cultural que se libra en España. En esta entrevista comparte públicamente reflexiones sobre su partido, Ciudadanos, en el que participó desde su nacimiento, y su lenguaje acerado disecciona sin contemplaciones la formación naranja. Pide el relevo de Juan Marín e Inés Arrimadas para salvar al partido. Además, asegura que el vicepresidente tenía un plan para irse al PP y no descarta, si hay garantías, presentarse a las primarias andaluzas. A finales de julio fue destituido de la portavocía adjunta del Parlamento andaluz y antes ya lo había sido como senador autonómico.

PREGUNTA. ¿Cs tiene futuro o es un partido moribundo como dicen las encuestas?

RESPUESTA. Tienen futuro las ideas de Cs, tienen futuro los valores y convicciones que defiende, pero no tienen futuro los liderazgos actuales. Son los responsables de habernos llevado a la situación actual. Cuando uno avisa de que te puedes caer por un barranco no puedes hacer responsable al que te avisa y no ser responsable el que te lleva hasta la caída. Cs en un partido imprescindible, es el único que plantea reformar España dentro del sistema y no desde fuera, que representa sociológicamente unas necesidades que ningún otro cubre pero que no ha sabido explicar ni contar eso. Cuando a una formación liberal le quitan la bandera de la libertad ese partido tiene un problema.

placeholder Fotografía: J. Z.
Fotografía: J. Z.

P. ¿Habla del liderazgo de Inés Arrimadas o de Juan Marín?

R. A las pruebas me remito. Son dos liderazgos que no han contribuido a rearmar la confianza ciudadana en este proyecto. Cs no ha crecido, se está despeñando por una pendiente sin que nadie lo evite y quienes avisamos estamos pagando esa lealtad crítica. No podemos esconder una realidad y prefiero ser realista a ser cínico. Prefiero decir la verdad a ser un palmero acrítico que por no decirla pueda conseguir un rédito. Me debo a unos votantes y a unas convicciones.

P. ¿Se siente purgado o castigado por decir verdades?

R. Uno puede ser un buen parlamentario o un buen gestor pero no un buen líder. Aquí preferimos la acumulación de cargos. Confundimos partido con administración. Para que te vean creíble hay que criticar las deficiencias internas. Si he criticado que el PSOE fusionó Gobierno y partido tengo que hacerlo cuando Cs lo hace. A mi no me gusta ver a altos cargos del Gobierno de Andalucía siendo los responsables institucionales de Cs. No es que yo me sienta purgado es que me lo dicen los militantes y los compañeros del grupo parlamentario. Desde que me quitaron del Senado y de portavoz adjunto, he recibido el cariño de cargos y compañeros del partido y todos con la misma frase: "No entendemos nada".

P. Sus protestas suenan a pataleo...

R. Nadie podrá decir que yo he armado espectáculo ante las decisiones tomadas. Educadamente he salido de todos los cargos. Pero sí creo que me han quitado de estos cargos por una cuestión personal. Dije que no había que ser equidistante sino defender la libertad y que Pedro Sánchez es alguien que no es de fiar y me pidieron que me moderara.

P. ¿En qué momento diría que Inés Arrimadas se ha acercado a Sánchez si no han pactado nada?

R. Seis estados de alarma. Lo avisé antes de Murcia. Para mí ese no es el punto de conflicto de todo esto, sino que empieza mucho antes. Alguien intentó cambiar lo que se ha demostrado que ha funcionado hasta ahora y decide que el partido tiene que ir en otro rumbo, pero si das ese giro, cambias la ideología, la esencia, cambias el partido y eso lo tienen que decir los militantes en unas primarias.

"Desde que me quitaron del Senado y de portavoz adjunto, he recibido el cariño de cargos y compañeros del partido"

P. Usted fue muy contundente con la moción de Murcia con ese "estoy hasta los cojones de todos nosotros" que dijo en la tribuna del Parlamento.

R. Estallé porque estaba hasta los cojones, no de mi partido, sino de la clase política en general. Estaba muriendo gente, se estaban cerrando empresas, las familias no podían llegar a final de mes, estábamos KO, la gente enterrando a sus familiares y amigos y los políticos jugando a mociones de censura, conchabeos en despachos, en qué mundo vivimos. Me entero esa mañana de que mi partido, que tiene un gobierno estable en Murcia, lo rompe. Eso iba a ser un dominó. Nadie vio que eso iba a tener consecuencias.

P. ¿Debió dimitir Arrimadas entonces o tras las elecciones de Madrid?

R. No sé si dimitir pero desde luego asumir alguna responsabilidad, más allá de decir que no lo explicamos bien o echarles la culpa a los votantes, sí. Debería haber puesto su cargo a disposición de los militantes. Estábamos en cuatro gobiernos y perdimos dos. Nos estamos convirtiendo en aquello que más hemos odiado de la vieja política. Llevo mucho tiempo diciendo que ahora mismo la batalla, la guerra cultural, está entre aquellos que defienden la libertad en todos sus ámbitos y aquellos que vienen a conculcarla. Cs tiene que estar en la defensa de la libertad, que significa que ni el Estado ni el Gobierno ni ninguna asociación te diga cómo tienes que vivir o morir, qué familia tienes que formar o tu condición sexual o si debes abrir un negocio o no, hablar una lengua u otra... El PP de Isabel Díaz Ayuso nos arrebató la bandera, hizo su campaña con la libertad y Cs no fue capaz de hacer nada. Ayuso ganó unas elecciones con las ideas, el posicionamiento y la gestión de Cs. A mí me dijeron de todo y me quitaron de todo y después asumieron todo lo que yo había dicho.

P. El grupo parlamentario de Cs en Andalucía está roto, ¿llegará hasta el final de la legislatura?

R. El grupo está roto desde hace mucho porque se han empeñado en dividirlo y no se va a recomponer. Seguirá unido pero si siguen haciendo movimientos como los de este verano no puedo poner la mano en el fuego. Me consta la lealtad de mis compañeros, pero si cada día empujan para que te vayas o no te sientas cómodo o parte de un proyecto, es complicado que nadie pueda ir motivado a trabajar. Quienes han desunido esto no pueden ser los garantes de resucitar esto. Vamos a pasar de ser partido de Gobierno a tener un escaño en Andalucía. Ahora empezarán a desacreditarme y a decir que estoy desuniendo el grupo parlamentario, dividiendo, pero llevo dos años uniendo frente a quienes lo descosían.

placeholder Fotografía: J. Z.
Fotografía: J. Z.

P. ¿Cuál es su propuesta? ¿Hay solución?

R. Cambio de liderazgos y cambio de rumbo. Para empezar unas primarias con exigencias claras. Transparencia, voto en urna, nada de voto telemático para señalar con nombres y apellidos al que participa. Eso será liberalismo soviético. Nada de controlar qué se vota para luego tomar medidas. Si no, las primarias estarán adulteradas. Neutralidad del aparato, los mismos recursos para competir en igualdad de condiciones. Tercero, publicidad igual para todos los candidatos.

P. ¿Publicidad?

R. Mis discursos son los más vistos, los más seguidos, los más aplaudidos y los más viralizados del partido. En tres años, la cuenta nacional de Cs no ha compartido ni una intervención mía y la presidenta del partido no ha compartido ni uno solo de mis discursos, que en algunas plataformas han tenido millones de visualizaciones.

P. Sinceramente, le escucho y lo que no entiendo es cómo sigue usted todavía en Cs.

R. Porque me siento identificado con las ideas de libertad que representa Cs. Esto nace porque hay un cansancio con el ecosistema político y dos partidos que no son capaces de hacer reformas y decir si esto no funciona, lo cambiamos, lo mejoramos. Con el cansancio del 'establishment' surgen partidos populistas que quieren destrozar el sistema. El único partido que propone cambiar o mejorar desde el sistema es Cs, somos una tercera vía.

"Transparencia, voto en urna, nada de voto telemático para señalar con nombres y apellidos al que participa. Eso será liberalismo soviético"

P. ¿Usted va a ser candidato en unas primarias en Andalucía?

R. Si hay unas garantías se puede estudiar todo, pero exijo esas garantías, transparencia, neutralidad e igualdad de condiciones. Yo quiero un Cs desacomplejado, el Cs de siempre, no uno que diga un día una cosa y otro, otra. Mi modelo político es Javier Milei en Argentina, un tío que te dice no vengo aquí a guiar corderos sino a despertar leones. Un partido liberal de verdad, creo en la libertad económica, moral, personal. Un Cs contestatario, rebelde. Los dos grandes partidos, PSOE y PP, están en manos de los populismos de izquierda y de derecha y eso destroza la convivencia, rompe familias, envalentona a los separatistas, hace que se blanquee a un partido filoterrorista como Bildu. Yo en el Cs de los dos últimos años no me reconozco y no por eso tengo que dejar de ser de Cs.

P. ¿Hay alguien que pueda ganar a Arrimadas o a Marín en unas primarias?

R. Si lo hay por favor que dé el paso. Cuando las encuestas te dan uno o dos escaños es evidente que los liderazgos actuales no representan el sentir de nuestros votantes.

"PSOE y Partido Popular están en manos de los populismos de izquierda y de derecha"

P. En Andalucía ¿el voto de Cs se irá al PP?

R. Eso está ocurriendo. El PP está capitalizando toda la gestión, está comodísimo y está actuando de forma inteligente. Cs se encarga de la gestión y el PP de la venta de esa gestión. Cómo es posible que de cada diez andaluces, siete estén satisfechos con la gestión del Gobierno, la mayoría de asuntos gestionados por Cs, como Economía o Empleo, y la gente no lo sepa. Cs no apoya al Gobierno es que somos Gobierno.

P. ¿Por qué ocurre esto?

R. Se negoció mal. Se le dio todo el poder al PP.

P. Cs tiene una vicepresidencia.

R. Pues pregúntele a Juan Marín por qué deja que lo capitalice todo el PP. Repito, la gestión de Cs es buena, mire Educación, hablaban de apocalipsis y hemos superado una pandemia en las aulas con mucho éxito. Quien ha hecho que el Gobierno cambie es Cs y los andaluces no lo han entendido.

P. Entonces, ¿el problema en Andalucía es el liderazgo de Marín?

R. Pues quizás sea un buen gestor pero no un buen líder del partido. Si Cs está roto es porque no lo ha sabido dirigir bien. Hace unos meses nos dijo que cuando el partido desaparezca ya tiene su marcha al PP confirmada...

P. ¿Eso dijo? ¿Marín ha pactado su salto al PP?

R. Ya no porque hubo algún movimiento por medio que lo paró.

P. ¿Se refiere al fichaje de Fran Hervías?

R. Por ejemplo.

placeholder Fotografía: J. Z.
Fotografía: J. Z.

P. ¿Usted se va a ir al PP con Hervías? ¿Ha recibido ofertas de PP o de Vox?

R. No, no he recibido ofertas, que me han tanteado, sí. A día de hoy no me iría. En el momento de esta entrevista, no. En cuatro años no sé dónde estaré. En un futuro inmediato, si no estoy en Cs, estaré en la sociedad civil. Cuando Reagan se pasó del partido demócrata al republicano en una entrevista le preguntaron por qué, él dijo 'yo no he abandonado al partido demócrata, el partido me ha abandonado a mí'.

P. ¿Entiende la marcha de Fran Hervías al PP?

R. Si somos liberales hay que respetar las decisiones individuales, las compartas o no.

P. Esas fugas hacen mucho daño, ¿no le parece?

R. Cada uno es libre para elegir su destino y su partido. No hay que humillar ni insultar a compañeros que han decidido irse a otro partido. No lo comparto pero lo respeto, que le vaya bien.

P. Ha insinuado que Marín tenía un plan para irse al PP que se le ha estropeado. Es una acusación fuerte, ¿podría aclarármelo?

R. A nosotros nos lo dijo en más de una ocasión. En su momento de tirantez con la ejecutiva nacional, cuando no se llevaba bien con Cuadrado, Espejo ni con Inés, de la que siempre ha tenido la peor opinión y al revés también, me consta, nos dijo públicamente en un corrillo que ya no aguantaba más y que si seguían fastidiándolo, él ya tenía cerrado con Juanma Moreno irse al PP, él de número uno por Sevilla y Moreno de número uno por Málaga. Hay más diputados que estaban de testigo y te lo pueden confirmar igual. Que eso siga en vigor no te lo puedo decir. Después del movimiento de Hervías hubo una reunión de grupo y nos preguntó: ¿dónde están los que decían que me iba a ir al PP? Pues aquí estamos, porque nos lo dijo él.

"No hay que humillar ni insultar a compañeros que han decidido irse a otro partido"

P. ¿Deberían asumir ya la desaparición del partido?

R. Hay dos soluciones o se cambian los liderazgos o se asume la desaparición del partido pero lo que no vale es seguir engañando a los votantes y a los militantes. No hay peor engaño que el autoengaño. ¿Por qué el número dos de Andalucía de Cs es un alto cargo de la Junta? ¿Por qué la presidenta del Parlamento es la responsable de relaciones institucionales del partido? Debería ser una figura neutral, institucional y va dando cafés y pidiendo el voto para Juan Marín... ¿No es esto lo que hemos denunciado toda la vida de PP y PSOE? Esto no es Cs. Si hay administración paralela lo denuncio y si hay corrupción lo denuncio con más motivo si lo hay en mi partido. Ponerme la venda y hacer vista gorda, no

P. Perdone, ¿corrupción hay?

R. No, no, me refiero a pequeñas corruptelas morales. ¿Toda la vida criticando la colocación del PSOE y ahora estamos haciendo nosotros lo mismo? Una cosa es tirar de gente del partido con buen currículum y ajustada para el puesto, de acuerdo, no miremos carnet, tampoco seamos injustos. Pero ahora lo que hacemos es este es mi primo, mi amigo, mi cuñado... No. Para hacer vieja política, ellos son mejores. Si queremos jugar a la mala política, ellos nos van a ganar siempre. Cómo vamos a convencer al votante si no somos ni capaces de ilusionar a nuestro militante. Teníamos 6.500 militantes a principio de legislatura y ahora no son ni 2.000. En un año los andaluces van a tener que decidir si quieren un gobierno de PP con Vox o un gobierno con Cs, no hay más opciones.

Juan Marín Inés Arrimadas Ciudadanos Partido Popular (PP) Parlamento de Andalucía
El redactor recomienda