José, un "encantador de serpientes" jubilado atrapado en una estafa piramidal al narco
  1. España
  2. Andalucía
Blanqueo de capitales

José, un "encantador de serpientes" jubilado atrapado en una estafa piramidal al narco

Extrabajador del polo químico del Campo de Gibraltar, los agentes lo definen como "un tieso" que sedujo con sus "trolas" a los señores de la droga con curiosas operaciones de blanqueo

placeholder Foto: Un agente con un perro entrenado inspecciona una de las viviendas registradas. (Guardia Civil)
Un agente con un perro entrenado inspecciona una de las viviendas registradas. (Guardia Civil)

Nada podían imaginar los que en Algeciras (Cádiz) conocían a José A. Imposible entrever que ese hombre que trabajó en una de las empresas del polo químico del Campo de Gibraltar, y que a sus 56 años se jubiló por unos problemas respiratorios agravados, se había convertido en objetivo de algunas de las principales organizaciones que dominan los movimientos de drogas. Es lo que tiene jugar con fuego, tratar de ser más listo que la serpiente. Porque este hombre apocado —los que han seguido su pista le describen como “un tieso, un triste”, que en ocasiones recurría a la ayuda económica de una hija— había logrado convencer a muchos traficantes del sur del país de que era capaz de blanquear todo lo obtenido por la venta de sustancias prohibidas. Una propuesta sobre la que construyó un ‘narcobanco’, lo más parecido a una 'estafa piramidal', que desencadenó una cascada de amenazas que trataba de sortear soltando de vez en cuando algo del dinero que le reclamaban.

“Lo mejor que le ha podido pasar es que lo hayamos detenido y esté en prisión”, señalaron al El Confidencial fuentes de la Guardia Civil, horas después de que se informara de la desarticulación de un entramado compuesto por cinco ‘banqueros en la sombra’ que supuestamente blanqueaban dinero ilícito procedente del narcotráfico y que pretendía lavar 123 millones de euros simulando la puesta en marcha de un gran parque solar.

El presunto cabecilla y la persona sobre la que se cimentó la investigación era José, un "tieso" que se la jugaba a los traficantes

El presunto cabecilla era José, el hombre sobre el que se cimentó la investigación después de que los agentes lo identificasen como el individuo que, según las informaciones que habían recopilado, estaba aceptando grandes cantidades de dinero de los señores de la droga para retornarlo al circuito legal.

Las fuentes consultadas definieron a este hombre de mediana edad como “un encantador de serpientes” que “tenía engañados a todos”, capaz de “llevarse de calle” a peligrosos narcos que se tragaban sus “trolas” con promesas de imaginativas operaciones económicas. La más ambiciosa, sin duda, la que consistía en simular la construcción de un parque solar para supuestamente blanquear el dinero ilegal utilizando como pantallas sociedades con domicilio social en el extranjero y a través de las cuales se transferían los fondos.

Foto: Dinero incautado por los agentes durante los registros. (Guardia Civil)

Aunque no fue su primera apuesta: “Primero lo intentó con un proyecto de reciclaje, pero no le sirvió porque se dio cuenta de que debía ser algo que requiriese más dinero y supuestamente poder lavar más cantidad. Lo intentó después con una planta eólica, y le ocurrió lo mismo. Así que finalmente se decantó por un huerto fotovoltaico”.

No estaba solo en todos estos tejemanejes, le acompañaba un primo que, al igual que un tercer individuo asentado en Sevilla, también ha ingresado en prisión. Junto a otras dos personas, que han quedado en libertad con cargos, realizaban funciones de 'banco en la sombra'. Invirtiendo, aceptando y cediendo fondos ilícitos a personas de las que conocían su actividad ilícita y la procedencia del dinero que aceptaban. Por estas actividades cobraban entre un 3% y un 15%.

La Guardia Civil informó de que las pesquisas se remontan al año 2015 y arrojan que la organización ha podido mover a través de sociedades, cuentas y efectivo más de cinco millones hasta el momento. Las firmas eran utilizadas para devolver las partidas económicas en forma de viviendas, bienes muebles, transferencias, pagos periódicos y a requerimiento de efectivo e incluso con altas en la Seguridad Social.

Estafa piramidal

El problema es que José, que se presentaba como un gurú del blanqueo, realmente se estaba adentrando en lo más parecido a una estafa piramidal. “Lo que hacía era captar nuevos clientes y, con los fondos que le entregaban, pagaba a los que ya comenzaban a reclamarle”, explicaron, para recordar que este 'modus operandi' acaba colapsando cuando se detiene la entrada de nuevas partidas. Como así ocurrió.

Foto: El productor José Luis Moreno. (Mediaset)

El ‘narcobanco’ que había puesto en marcha “pasaba un momento de quiebra técnica” y eso le condujo a una espiral de amenazas que pudo ir esquivando soltando poco a poco dinero propio y de los demás. Por lo que, probablemente, su captura ha evitado un final trágico.

Lo curioso de este caso es que José A., el prejubilado por enfermedad que madrugaba para trasladarse al polo químico, exhibía una vida de lo más normal, “nada de lujos”. “Si hasta le pedía dinero a una hija porque decía que tenía dificultades económicas”, señalaron las citadas fuentes, que no se explican qué ha podido hacer con lo ganado. O lo ha perdido o lo ha entregado, son algunas de las opciones más plausibles que barajan.

Con la explotación de esta investigación, denominada Jaro, los especialistas de Blanqueo del OCON-SUR de la Guardia Civil han frustrado una operación en la que este presunto grupo criminal pretendía blanquear 123 millones de euros a través de la descrita simulación de un proyecto de parque solar.

Una vez que los agentes desgranaron los métodos de la red, se efectuaron cinco registros acordados por la autoridad judicial en Algeciras, La Línea, Alcalá de Guadaíra y Sevilla capital en los que también se detuvo a su cinco componentes.

La organización operaba en el Campo de Gibraltar y en la provincia hispalense.

Blanqueo Guardia Civil Gibraltar
El redactor recomienda