Dime dónde veraneas y te diré cuánto tiempo tienes para huir de un tsunami
  1. España
  2. Andalucía
Protocolo de actuación de Interior

Dime dónde veraneas y te diré cuánto tiempo tienes para huir de un tsunami

El Plan Estatal ante el Riesgo de Maremotos prevé la altura que podría alcanzar una gran ola provocada por la actividad sísmica, así como su tiempo de llegada a la costa

placeholder Foto: El Gobierno ha diseñado un plan de actuación ante una alerta de tsunami. (EFE)
El Gobierno ha diseñado un plan de actuación ante una alerta de tsunami. (EFE)

No es que queramos que los que este verano se encuentren disfrutando de las costas españolas estén de los nervios pensando que pueden acabar inspirando una nueva película del tipo ‘Lo imposible’, pero nunca está de más saber las posibilidades que tiene el país de sufrir un tsunami que engulla el litoral. Por eso hemos decidido analizar el Plan Estatal de Protección Civil ante el Riesgo de Maremotos aprobado por el Ministerio de Interior. Un documento que “se basa en la estimación, en los escenarios críticos, en la elevación máxima generada de las aguas y en los tiempos de llegada a los puntos cercanos a la costa”.

El objetivo de este protocolo es, cuando la emergencia sea declarada de interés nacional, “asegurar una respuesta eficaz” de las administraciones en caso de posible tsunami en cualquier parte de franja costera, así como establecer los mecanismos de apoyo a las medidas activadas por las comunidades y las ciudades autónomas.

Foto: Una mujer camina bajo la lluvia con mascarilla y guantes en Málaga. (EFE)

El ámbito territorial de aplicación del plan son las regiones costeras, pero preferentemente aquellas que puedan sufrir un mayor peligro, como pueden ser Galicia, Andalucía o las Islas Canarias, por encontrarse en el radio de acción de una actividad sísmica intensa. Y, según los cálculos y análisis de departamentos como el Sistema Nacional de Alerta por Maremotos o la Red Sísmica Nacional, este es el tiempo de reacción que tienen las autoridades y la ciudadanía dependiendo del lugar en el que se encuentren.

Asturias, Cantabria y País Vasco

Empecemos por la mejor opción en este singular ranking por la supervivencia y destacar que las playas de las comunidades que se extienden por la cornisa cantábrica son posiblemente los mejores sitios del país para evitar los efectos devastadores de un maremoto.

Lejos del carácter bravío de sus aguas, según el plan gubernamental, Asturias, Cantabria y País Vasco registrarían las “menores elevaciones máximas” en caso de actividad sísmica que derivara en un tsunami. La estimación que hacen los expertos es que el nivel del mar no crecería más de cincuenta centímetros en una zona que es destino para surferos de todo el mundo y donde las olas pueden alcanzar, por el contrario, varios metros de altura.

Galicia

La situación se empieza a complicar cuando nos enfrentamos cara a cara con el océano Atlántico y estamos disfrutando de la belleza de las costas gallegas. El origen de las grandes paredes de agua que podrían llegar hasta el litoral noroeste se encuentra en el Banco de Gorringe, una cordillera submarina que se extiende por la falla Azores-Gibraltar, epicentro del terremoto y posterior tsunami que arrasó Lisboa en 1755. Se estima que al menos 60.000 personas perdieron la vida.

A pesar de que todo se gestaría a cientos y cientos de kilómetros, las elevaciones máximas del mar en Galicia podrían situarse en los dos metros, por lo que los expertos calculan que el tiempo de llegada de un maremoto “sería superior a una hora”. Es precisamente la amplia distancia lo que incrementa el margen de reacción.

Andalucía Occidental y Canarias

El intervalo temporal es muy parecido en los casos de las Islas Canarias y Andalucía Occidental -Cádiz y Huelva-, pero donde el nivel del mar podría elevarse más de ocho metros, la cifra más alta en el caso de que España se viese afectada por un maremoto.

“Los tiempos de llegada rondarían los 55 minutos en el litoral andaluz, mientras que la llegada a la costa canaria se produciría pasada una hora”, calculan los autores del plan, que señalan que la actividad sísmica provocada por las fallas de Marqués de Pombal y de Horseshoe provocaría la gran ola.

placeholder Cuadro de actuación del sistema de detección de maremotos. (EC)
Cuadro de actuación del sistema de detección de maremotos. (EC)


Los expertos, no obstante, trazan un segundo escenario para este tramo de la costa andaluza: “La posibilidad de verse afectado por maremotos de menor magnitud”. En este caso, consideran que el tiempo de reacción se reduciría hasta los 30 minutos.

Andalucía Oriental

El litoral malagueño, granadino y almeriense se encuentra totalmente condicionado por la la falla de Alborán Sur, relacionada directamente con la constante actividad sísmica que se deja sentir en provincias como Granada, donde se intensificó desde el pasado mes de diciembre hasta superar los 2.500 movimientos de tierra.

La altura que alcanzaría el mar en esta parte de la franja costera no es baladí. Es cierto que no se estima que llegue a los ocho metros de Cádiz o Huelva, pero los cinco que se elevaría como máximo podrían ser más dañinos porque el tiempo de llegada de la ola a tierra sería tan solo de 20 minutos. Un margen que se podría considerar escaso para una rápida evacuación de la primera línea de playa.

El tiempo de llegada de una gran ola oscilaría entre los 20 minutos y una hora


Murcia

El Plan Estatal de Protección Civil ante el Riesgo de Maremotos establece que el tramo norte de la costa murciana podría verse afectado por el efecto de un tsunami generado en la falla de La Marina, que “llegaría a generar en esta zona elevaciones de aproximadamente dos metros en unos 30 minutos”.

En el resto de la costa perteneciente a esta región, prosigue el documento, la altura del mar no superaría el medio metro.

Levante y Cataluña

En la parte superior de la franja mediterránea, los maremotos que se pudiesen generar estarían asociados a “fallas muy cercanas a la costa, algunas de ellas incluso tienen parte de su traza en tierra, por lo que su llegada sería instantánea”. Es el caso de las olas que podrían provocar las fallas del Golfo de Rosas, neotectónica de Barcelona-Tarragona, Crevillente, Santa Pola y La Marina. “Todos ellos podrían llegar a producir elevaciones máximas de niveles superiores a un metro”.

Foto: 7.2 earthquake hits near the east coast of honshzu, japan

Islas Baleares

“En Baleares, los valores máximos de elevación en la franja norte de Mallorca y Menorca estarían condicionadas por la falla neotectónica de Barcelona-Tarragona y no se espera que superen los 0,6 metros”, se plasma en el documento del Ministerio de Interior, en el que se añade que el tiempo de reacción ante la llegada del maremoto “rondaría los 20 minutos”.

placeholder Imagen de una cala de Menorca.
Imagen de una cala de Menorca.


En el resto de la costa balear, apuntan los expertos, un tsunami estaría condicionado por las fallas de Argelia, con un aumento del nivel del mar de alrededor de un metro y una llegada de la ola a tierra de entre 30 y 35 minutos.

Ceuta

Los maremotos que pudiesen afectar a Ceuta estarían directamente vinculados con la falla de Jebha y, vaticinan los autores del trabajo, alcanzarían un máximo de 1,2 metros. El tiempo de reacción en este caso sería escaso, ya que rondaría los 20 minutos.

Protocolo Terremoto Canarias Cádiz Baleares Huelva Ceuta Menorca Mallorca