El PP nacional avisa de que tendrá la última palabra para elegir candidato en Sevilla
  1. España
  2. Andalucía
SE RECRUDECE LA PUGNA INTERNA

El PP nacional avisa de que tendrá la última palabra para elegir candidato en Sevilla

La dirección andaluza se revuelve contra la apuesta por José Luis Sanz para la alcaldía hispalense en un pulso que retroalimenta toda la guerra interna del congreso provincial

placeholder Foto: El presidente de Andalucía, Juanma Moreno (d), y el líder del PP, Pablo Casado. (EFE)
El presidente de Andalucía, Juanma Moreno (d), y el líder del PP, Pablo Casado. (EFE)

Las cartas están sobre la mesa. El PP de Sevilla y la dirección nacional del partido ya no esconden que quieren que José Luis Sanz, alcalde de Tomares y en tiempos pasados en el núcleo duro del partido en Andalucía, sea el próximo candidato a la alcaldía hispalense. Tampoco es ya ningún secreto que el mismo empeño que tienen Pablo Casado y Virginia Pérez, presidenta provincial del PP sevillano, lo tienen en que no lo sea la dirección del partido en Andalucía. Los motivos no se saben, se intuyen, pero cada vez las manifestaciones públicas van un paso más allá.

El vicesecretario general del PP andaluz, Toni Martín, sostuvo este martes que los candidatos a las alcaldías de las capitales los elige la ejecutiva nacional con la regional. Inmediatamente, desde la dirección nacional hicieron saber que los estatutos del partido dicen otra cosa. Fijan que es el Comité Electoral Nacional el que elabora y aprueba las candidaturas del partido a las Cortes Generales y en las capitales de provincia. Es más, esos estatutos señalan que es el Comité Electoral Provincial el que elabora y propone la candidatura en capitales y ciudades de más de 20.000 habitantes.

Foto: El presidente de honor del PP-A, Javier Arenas. (EFE)

Conforme a esto, sería Virginia Pérez, presidenta del PP sevillano, la que designe en el órgano pertinente al candidato y Génova la que dirá que sí o que no, ratificando o desechando la propuesta. En realidad, la apuesta por José Luis Sanz no es nueva. Hace ya meses que está sobre la mesa una idea que ha ido madurando conforme se conocen encuestas que lo señalan como el aspirante que más votos podría obtener en Sevilla. La última de esas encuestas la publicó ‘ABC’ el pasado fin de semana.

Una encuesta controvertida

Ese sondeo, de GAD3, apuntaba un empate virtual entre la derecha y la izquierda tras la salida de Juan Espadas, que será candidato socialista en la Junta, de la alcaldía de Sevilla. Es curioso que de momento las primarias socialistas han agitado más al PP sevillano que al bando socialista, que también debe buscar sustituto de forma urgente. Lo que ha removido al PP internamente es que la encuesta señalaba que todo dependerá de los candidatos que elija cada partido. El PSOE también busca sucesor de Espadas con ruido interno. En el caso del PP sevillano, es Sanz quien tiene mayor valoración. Algo mejor que la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, que es la aspirante que durante meses ha promovido la cúpula andaluza del partido con apoyo de Javier Arenas. Del Pozo forma parte del Gobierno de Juan Manuel Moreno, es más conocida que Sanz, pero obtiene una valoración unas décimas inferior (5,6 frente a 5,9).

Foto: El presidente de la Junta de Andalucía y del PP andaluz, Juanma Moreno. (EFE)

Por primera vez, los mensajes sobre los candidatos a la alcaldía no fueron subliminales, como hasta ahora ocurría. El propio alcalde de Tomares, que ha encadenado dos mayorías absolutas en el municipio sevillano con la renta per cápita más alta de Andalucía, puso un mensaje en su cuenta de Twitter. “Prefiero las encuestas de la calle, el cara a cara con los vecinos, pero me llena de orgullo y supone una enorme responsabilidad que los sevillanos reconozcan el trabajo y el esfuerzo realizado durante estos años. Espero humildemente seguir estando a la altura en el futuro”, dejó escrito.

También la presidenta del PP de Sevilla recogió el guante. Fue directa, se mostró convencida de que con Sanz recuperará la alcaldía de la capital hispalense y señaló que es el mejor candidato. Desde la dirección del PP andaluz cada paso que se da en este sentido se entiende como un desafío o como un pulso. Nada que ver con la versión de la ejecutiva provincial y nacional, que insisten en que son ellos los competentes para elegir al futuro candidato, que posiblemente se designará tras el verano, y aseguran que el reto se planta desde la ejecutiva andaluza.

Las últimas dos semanas han estado, de nuevo, llenas de tensión. Disparó el ruido la decisión del PP andaluz de reclamar que continuara como portavoz en el Ayuntamiento de Sevilla Beltrán Pérez, que ya se había despedido y anunciado que dejaba el cargo, tras su intento fallido de ser alcalde en las últimas municipales. Todas las maniobras, de unos y otros, van encaminadas a ganar terreno para poder postular su opción en las municipales. Lo que parece que no acaba de entender o asumir la cúpula de Juan Manuel Moreno es lo que transmiten fuentes de la dirección nacional de Pablo Casado, que señalan que la decisión ya está tomada y será José Luis Sanz.

Foto: El presidente de Andalucía, Juanma Moreno (d), conversa con el líder del PP, Pablo Casado. (EFE)

En realidad este fue el verdadero trasfondo de la lucha cainita que se vivió en el congreso provincial del PP de Sevilla, donde se enfrentaron Virginia Pérez y Juan Ávila, alcalde de Carmona y candidato de Moreno. El control del PP de Sevilla encerraba también la pelea por el ayuntamiento hispalense, uno de los más importantes del país.

Esa pugna acabó del lado de Génova y ganó Virginia Pérez, pero extendió la tensión por el resto de congresos provinciales y abrió un cisma entre Moreno y Casado que posteriormente todos admitieron que se debería haber evitado. El presidente andaluz plantó a Teodoro García Egea en el cierre del congreso sevillano. Días después se firmó la paz, se cerraron candidatos de consenso para las provincias que estaban en el aire y, además, la dirección nacional también consiguió renovar a Gabriel Amat en Almería, algo que también había frenado la cúpula andaluza.

Sanz, de campaña

En estos últimos días, la presidenta del PP de Sevilla también ha dejado un mensaje en sus redes recordando lo que el Código Penal tipifica como acoso laboral. Lo escribió días después de que varios testigos confirmaran que Perez tuvo una charla en el Parlamento andaluz con el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, en la que este le conminó a pedir que Beltrán Pérez continuara en la portavocía del ayuntamiento sevillano. La líder popular ignoró las advertencias y su respuesta fue desconvocar la reunión que se había fijado para ratificar la nueva ejecutiva del PP sevillano, que incluía a Juan Ávila, su rival en las primarias en una vicesecretaria, y apostaba por la integración tras el pacto de paz sellado el pasado 24 de mayo tras un encuentro en San Telmo de Pérez con Moreno. Quedó claro que el acuerdo era muy frágil y que la cúpula andaluza no piensa ceder sobre la candidatura de la alcaldía sevillana.

Foto: El presidente andaluz, Juanma Moreno, y el vicepresidente, Juan Marín. (EFE)

Sanz ya lleva meses de campaña en la sombra. Quedó claro cuáles eran los planes cuando se vio al alcalde de Tomares dedicado a visitar los templos de las hermandades sevillanas en la última Semana Santa. Génova confía en Sanz, al que considera un hombre discreto que ha conseguido una gestión “impecable”, señalan, en la alcaldía de Tomares. Antes de ese destino, desde que en 1993 estuvo al frente de las Nuevas Generaciones en Andalucía, su trayectoria orgánica fue larga. Sus primeros pasos fueron de la mano de Javier Arenas, con quien, no obstante, rompió relaciones hace ya años. Ha sido diputado andaluz, senador y vicesecretario general del PP andaluz, además de presidente del PP sevillano. También fue la apuesta malograda de Juan Ignacio Zoido para tomar las riendas del partido en 2014, cuando la balanza se inclinó por orden de Soraya Sáenz de Santamaría y Mariano Rajoy a favor de Juan Manuel Moreno. Desde entonces, Sanz nunca ha jugado a la oposición interna y ha respaldado a Moreno todos estos años. De ahí que a muchos les extrañe la beligerancia con la que el PP andaluz quiere dinamitar su candidatura.

Partido Popular (PP) Pablo Casado Sevilla Teodoro García Egea Juanma Moreno
El redactor recomienda