La Junta insta al Gobierno a "repensar el ferrocarril" en Andalucía
  1. España
  2. Andalucía
INFRAESTRUCTURAS PENDIENTES

La Junta insta al Gobierno a "repensar el ferrocarril" en Andalucía

La región, en la periferia de la UE y tan extensa como Portugal, mantiene graves carencias de movilidad transversal más allá del flamante AVE de Madrid a Sevilla y a Málaga

placeholder Foto: La consejera andaluza de Fomento y el delegado del Gobierno bajan del tren. (EFE)
La consejera andaluza de Fomento y el delegado del Gobierno bajan del tren. (EFE)

La consejera de Fomento de la Junta de Andalucía, Marifrán Carazo (PP), y el delegado del Gobierno de España en Andalucía, Pedro Fernández (PSOE), compartieron esta semana vagón y sonrisas para reinaugurar el tren directo de Media Distancia Convencional entre las dos principales capitales de la región, Sevilla y Málaga. Este servicio estaba interrumpido desde que en octubre de 2018 una fuerte tormenta destrozara el puente de hierro que permitía cruzar el río Blanco a su paso por la localidad sevillana de Aguadulce.

Desde entonces, los usuarios de Sevilla han tenido que bajarse del tren en Osuna, coger un bus hasta Pedrera y después hacer un transbordo de tren hasta Málaga (o el recorrido contrario). Ahora, tras la inauguración de esta semana, se puede ir a de una capital a la otra, separadas por unos 200 kilómetros, en 2 horas y 45 minutos en tren de Media Distancia.

Foto: Foto: EFE.

Dos años y medio han tardado las Administraciones públicas en ponerse de acuerdo para usar y poner en funcionamiento un tramo de 9,3 kilómetros del abandonado Eje Ferroviario Transversal de Andalucía (EFTA), que transcurre paralelo a esa vía de Media Distancia, construido por la Junta y que ha cedido a Adif a cambio de 33,5 millones.

Así se ha conseguido dar uso parcial a ese proyecto, el EFTA, que ha sido uno de los mayores fracasos políticos en Andalucía en materia de infraestructuras. En el año 2004, el presidente de la Junta, Manuel Chaves, firme defensor de la red ferroviaria para vertebrar la región, impulsó con el Gobierno central un eje transversal que permitiera una movilidad similar a la autovía A-92. La idea era un trazado Sevilla-Málaga-Granada, al que posteriormente se unirían conexiones con Huelva y Almería.

La promesa de AVE a las 8 capitales

La Administración autonómica hizo de esta iniciativa uno de los proyectos estrella de la legislatura y el propio Chaves llegó a anunciar la futura llegada del AVE a las ocho capitales andaluzas. Sin embargo, la realidad se impuso tras la llegada de la crisis del año 2008 y su sucesor en la Junta, José Antonio Griñán, tuvo que dar carpetazo a aquel sueño y paralizar las obras ya en marcha. Para aquel entonces, la Junta había construido 76 kilómetros de plataforma (sin vía ni electrificación) entre la localidad sevillana de Marchena y la malagueña de Antequera.

La inversión de la Junta ascendió a 277,5 millones de euros (el 21% de la inversión total prevista), respaldada con un crédito del Banco Europeo de Inversiones (BEI), por valor de 180 millones de euros, que tuvo que devolver poco después, en el año 2014, quedando la infraestructura como una gran cicatriz de 76 kilómetros que recorre la región recordando aquel tropiezo.

Aunque la red ferroviaria es de competencia estatal, la Junta de Andalucía asumió entonces la construcción de este proyecto y su paralización supuso un duro golpe a las aspiraciones de la región de conectar por tren las capitales andaluzas en el menor tiempo posible. En concreto, lo previsto era un trayecto de solo 55 minutos entre Sevilla y Málaga, y de 75 minutos entre Sevilla y Granada.

Foto: (Efe)

Lo cierto es que desde la inauguración del flamante AVE Madrid-Málaga, en el año 2007, la red ferroviaria en Andalucía ha vivido varios años de quejas permanentes por parte de los ciudadanos y de las administraciones locales por el retraso de los proyectos o la rebaja de las expectativas anunciadas hace una década.

El olvidado AVE Sevilla-Málaga

Un buen ejemplo es la conexión entre las dos principales capitales de la región, Sevilla y Málaga. El proyecto de un AVE que acercara ambas ciudades en 55 minutos se guardó en un cajón por falta de presupuestos y el Gobierno de Mariano Rajoy aprobó en 2017 una alternativa mucho más barata (32 millones) que consiste un 'bypass' en las afueras de Córdoba —a la altura de Almodóvar del Río— para evitar que el tren tenga que entrar en esa capital como hasta ahora. Esta alternativa permitirá acortar 20 minutos el tiempo desde dos horas actual pero dista mucho de lo previsto en su día. Ese bypass también permitirá acortar el tiempo del tren Sevilla-Granada.

En Granada, hace ahora dos años, en junio de 2019, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, asistió al trayecto inaugural del AVE, tras cuatro años sin tren en esa capital debido a las obras de la nueva estación y vías. Se trata de uno de los mayores proyectos ferroviarios de esta última década en Andalucía, con una inversión de 1.675 millones de euros, si bien no ha llegado a contentar a los granadinos no solo por su retraso en la puesta en marcha, sino por las soluciones adoptadas.

Adif ya trabaja en una variante en Loja cuyas obras han comenzado, si bien no hay plazos oficiales para su inauguración

Una de ellas ha sido mantener la línea ferroviaria por mitad de la ciudad y no soterrada, como reclamaba el Ayuntamiento. El otro gran escollo lo supone el paso de la línea por la localidad de Loja, donde el AVE debe reducir su velocidad a 30 km/hora, lo que provoca que en estos momentos el trayecto Madrid-Granada tarde 3 horas y 20 minutos en el mejor de los casos. Adif ya trabaja en una variante en Loja cuyas obras han comenzado, si bien no hay plazos oficiales para su inauguración.

El AVE también debería haber llegado ya a Huelva, donde el año 2018 se inauguró la nueva estación, tras una inversión de 46,2 millones de euros, con la idea de acoger estos trenes pero, a día de hoy, parece lejana esa posibilidad, ya que este proyecto está aún en fase de estudio de la línea Sevilla-Huelva. Esta misma semana, los alcaldes socialistas de Sevilla y Huelva, Juan Espadas y Gabriel Cruz, junto a destacados representantes empresariales, firmaron un manifiesto reclamando esta infraestructura, con fondos europeos, que debería conectar Andalucía con Portugal, llegando por el Algarve hasta la localidad de Faro.

También la consejera de Fomento de la Junta, Marifrán Carazo, se ha mostrado en Huelva partidaria de ese proyecto y ha reclamado en varias ocasiones al ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), José Luis Ábalos, que ambas administraciones se sienten a negociar un Pacto por el Ferrocarril que analice las carencias existentes en la comunidad. Esta misma semana, la representante del Ejecutivo autonómico de Juanma Moreno insistía ante el delegado del Gobierno central en Andalucía en la necesidad de "repensar el ferrocarril" en la región.

Marbella, la gran ciudad sin tren

Hay pocas provincias andaluzas en las que las Administraciones locales no hayan levantado su voz para denunciar su abandono o se hayan creado plataformas ciudadanas por la mejora de su ferrocarril. En el caso de los Cercanías, Málaga lleva años recordando que no tiene conexión ferroviaria con Estepona o Marbella, emblemas del turismo de la Costa de Sol y, en este último caso, única ciudad española de más de 100.000 habitantes sin tren. En Sevilla, el Ayuntamiento lleva desde 1992 pidiendo una línea que una la ciudad con su aeropuerto, a solo 7 kilómetros de distancia de la estación de Santa Justa. En Córdoba, el Ayuntamiento también reclama la instalación de un Cercanías, más allá del actual Metrotren entre Alcalá y Villarrubia.

Foto: Imagen del arco de Marbella (EFE)

Sin embargo, si hay una provincia levantada en armas desde hace unos años es Almería, donde no ven un tren desde el año 2018 debido a las obras de la nueva estación y el soterramiento de las líneas en la ciudad. En estos momentos, el trayecto a Sevilla dura cerca de seis horas y a Madrid cerca de siete, en ambos casos con transbordo en bus hasta Huercal, si bien se prevé que en las próximas semanas pueda ponerse en funcionamiento ese tramo.

A pesar de las quejas ciudadanas, en estos momentos "Almería es la primera provincia andaluza en inversiones y la tercera a nivel nacional, solo después de Barcelona y Madrid", según recuerda el Gobierno, que asegura que este año estará en ejecución 655 millones de euros con todos los tramos actualmente en obras, salvo el de Pulpí-Lorca, cuya licitación está prevista próximamente.

Foto: Foto: Extremadura en red

El Gobierno central está realizando ahora un importante esfuerzo inversor para dos grandes promesas que hace años deberían estar finalizadas en Almería: la llegada del AVE y el Corredor Europeo Mediterráneo. En el primero de los casos, el Ministerio que dirige José Luis Ábalos tiene reservado para esa línea de alta velocidad entre Murcia y Almería 1.280 millones de euros, si bien el retraso acumulado es tal que en su última visita ha tenido que reconocer que "espero que en el horizonte 2025-2026, con mucho esfuerzo, podamos cumplir con la llegada del AVE a Almería". A Murcia llegará el AVE el próximo año, después de que el pasado mes de febrero llegara a la ciudad alicantina de Elche.

El corredor Mediterráneo

En el caso del Corredor Mediterráneo, proyectado y financiado por la UE, también Almería se encuentra descolgada de un proyecto que ha experimentado importantes avances por toda la costa del Levante español, especialmente gracias a la presión de los empresarios de la zona, que constituyeron una plataforma para reclamar la celeridad en las obras.

Foto: El ministro de Fomento, José Luis Ábalos (c), junto al presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig (d), y el conseller de Territorio de la Generalitat de Cataluña, Damià Calvet. (EFE)

Peor pinta tiene en el resto de Andalucía este proyecto declarado estratégico por las autoridades europeas para facilitar la movilidad tanto de mercancías como de pasajeros, ya que a día de hoy no está ni definido su trazado por el interior de la región, del que solo se sabe que debe concluir en el puerto de Algeciras, el de mayor trafico de España y de todo el Mediterráneo. La Junta de Andalucía, tanto la anterior socialista como la actual de PP Y CS, ha ofrecido sus 75 kilómetros de plataforma ya construida para adelantar plazos, si bien sigue sin respuesta.

Sí se sabe que el tramo desde Bobadilla (Antequera) al Puerto de Algeciras, de 120 kilómetros, es común tanto para el Corredor Mediterráneo como para el Corredor Central, que continuaría hasta Madrid y conectaría con el resto de la Red Transeuropea de Transporte. Sin embargo, el tramo Algeciras-Bobadilla también sigue acumulando retrasos técnicos que han dado lugar hasta a una advertencia por parte de la Comisión Europea, que envió una carta al Gobierno reclamando que dé prioridad a este proyecto. Ahora, la voluntad del Ministerio es que pueda entrar en funcionamiento en el horizonte 2024-25, como reconoce en los Presupuestos Generales.

En materia de red convencional, las principales inversiones se han destinado a la mejora de la línea Bobadilla-Algeciras y la línea Sevilla-Cádiz

Desde Adif, la empresa pública de administración de infraestructuras ferroviarias, defienden su gestión de los más de 2.400 kilómetros de red ferroviaria existente en Andalucía y recuerdan que su misión es ejecutar las inversiones acordadas por los gobiernos de diferentes colores políticos a través del ministerio competente, que aprueban los presupuestos. En el caso del Gobierno actual, subraya que, desde enero de 2018 hasta el cierre de abril de 2021, Adif y Adif Alta Velocidad han invertido en Andalucía casi 495 millones de euros. De esta cantidad, 211,33 M€ corresponden a inversiones en la red convencional y otros 283,53 M€ a inversiones en la red de alta velocidad.

Además de estas cantidades, hay que tener en cuenta que inversiones realizadas en otras regiones (como pueden ser los trabajos de modernización y mejora de líneas ferroviarias que discurren en parte por Comunidades Autónomas vecinas, como Extremadura y Castilla-La Mancha, y luego tienen continuidad en tierras andaluzas) también benefician a la comunidad autónoma de Andalucía.

placeholder Vista del AVE que hizo por primera el trayecto Madrid-Sevilla hace veinticinco años. (EFE)
Vista del AVE que hizo por primera el trayecto Madrid-Sevilla hace veinticinco años. (EFE)

En materia de red convencional, las principales inversiones se han destinado a la mejora de la línea Bobadilla-Algeciras y la línea Sevilla-Cádiz, así como a trabajos de renovación y optimización en otros tamos de la red convencional. En materia de alta velocidad Adif destaca el impulso dado a la construcción de la LAV Murcia-Almería, la conexión entre Granada y Bobadilla (Málaga) y la integración ferroviaria en la capital granadina y el bypass de Almodóvar del Río.

Otro aspecto importante es la mejora integral de la alta velocidad Madrid-Sevilla, que afecta tanto a la señalización y sistemas de protección y circulación (el nuevo sistema de seguridad ERTMS) así como renovación de la vía (carril, traviesa y balasto) entre otras actuaciones. En estos momentos se encuentra en fase de contratación la redacción del proyecto y la ejecución de las obras de renovación de las instalaciones de seguridad (señalización, sistemas de protección de tren, detectores de caída de objetos, telecomunicaciones fijas, etc.) por un importe superior a los 131 millones de euros (IVA incluido).

Batalla política por los fondos europeos

La llegada de los fondos europeos Next Generation supone una buena oportunidad para la mejora de la red de ferrocarril en España que el Gobierno asegura querer aprovechar. El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha anunciado que los 20.000 millones de euros de Mitma para el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, movilizarán otros 8.500 adicionales del sector privado para movilidad, vivienda y agenda urbana, que supondrá poner en marcha reformas en sectores que representan un 20% del PIB.

Para garantizar el derecho a la movilidad territorial y su integración en España y en Europa, así como la movilidad cotidiana, Mitma ha diseñado inversiones por valor de 11.200 millones de euros, tanto a nivel interurbano como urbano y metropolitano para realizar desde el propio Ministerio, pero también para Comunidades Autónomas, Entidades Locales y sector privado. Con los programas destinados a movilidad, se prevé crear alrededor de 280.000 puestos de trabajo y una contribución al PIB de más de 20.000 millones de euros.

Respecto a esta materia, el ministro ha destacado la apuesta por el transporte ferroviario donde se destinarán de forma directa hasta 6.200 millones de euros, especialmente dedicados al desarrollo de los corredores europeos y a mejorar el servicio y la digitalización de las Cercanías.

Foto:

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) tiene previsto destinar unos 1.500 millones de euros con cargo al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MR) para abordar el cambio en la logística y propiciar el cambio modal de la carretera al tren en el transporte terrestre de mercancías, donde el ferrocarril apenas tiene el 4% de la cuota de mercado medido en toneladas, que prevé elevar hasta el 10%.

Sin embargo, la consejera de Fomento de Andalucía, Marifrán Carazo, ha informado que el Ministerio ha trasladado a las comunidades que hay 11.200 millones para transporte e infraestructuras de movilidad, de las que las 17 comunidades autónomas gestionarán sólo 1.010 millones de euros, menos del diez por ciento del total de estos fondos europeos, "una cantidad miserable, no es de recibo", según la representante de la Junta.

Carazo exigió en la Conferencia Sectorial del Transporte una distribución "transparente, justa y equitativa". "No queremos más que nadie, pero tampoco menos", ha defendido. Además, ha mostrado su preocupación por la falta de concreción de a qué proyectos irán los 2.988 millones de euros que el Estado destinará a los corredores ferroviarios y ha recordado que los tramos que se sitúan en la comunidad andaluza están "en una fase muy inicial".

AVE Partido Popular (PP) Málaga Almería José Luis Ábalos Adif Huelva Administraciones Públicas Mariano Rajoy Manuel Chaves
El redactor recomienda