De 'susanistas' a 'sanchistas': las deserciones tensionan al partido en Málaga
  1. España
  2. Andalucía
Provincia clave para las primarias

De 'susanistas' a 'sanchistas': las deserciones tensionan al partido en Málaga

Reproches y 'guerra' de mensajes después de que ilustres dirigentes del PSOE en la provincia, como Miguel Ángel Heredia o Daniel Pérez, hayan apoyado la candidatura de Juan Espadas

placeholder Foto: Fotografía de archivo de Susana Díaz y Miguel Ángel Heredia. (EFE)
Fotografía de archivo de Susana Díaz y Miguel Ángel Heredia. (EFE)

Desde que el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, anunciara que optaría a dirigir el PSOE andaluz, los cargos electos y orgánicos del partido en la región han comenzado a dividirse entre los que toman posiciones en las filas del candidato ‘sanchista’ y los que apoyan la candidatura de Susana Díaz. Un lógico movimiento en la vida interna de una formación política que deja ilustres deserciones y cambios de corriente. En Málaga, provincia clave para las primarias socialistas, el cambio de posicionamiento de algunos de los más acérrimos ‘susanistas’ en el pasado está generando tensiones. Y es munición en a guerra soterrada que se libra desde hace días en los grupos de WhatsApp y las redes sociales.

Ya sea por simple supervivencia política, o por respetable conversión, lo cierto es que destacados rostros del actual PSOE de Málaga, como el actual senador Miguel Ángel Heredia; el portavoz del grupo municipal en el Ayuntamiento de Málaga, Daniel Pérez, o el alcalde de Torremolinos, José Ortiz, han pasado de remar a favor de Díaz en las primarias contra Sánchez, a expresar su apoyo público al candidato ungido por el presidente del Gobierno. Un lento viraje de cuatro años que se intensificó cuando la todavía lideresa andaluza perdió el poder de la Junta de Andalucía.

Foto: Susana Díaz. (Cristina Quicler)

Este cambio ha sido percibido por muchos ‘susanistas’ como una traición que ha desatado una guerra de memes y mensajes. Heredia, al que algunos compañeros de partido no perdonan una puesta en escena que califican de “exhibicionista”, está siendo uno de los principales señalados. “Fue ‘guerrista’ contra renovadores, ‘chavista’ contra los ‘guerristas’, ‘griñanista’ contra los ‘chavistas’, ‘susanista’ contra el ‘pedrismo’ y, ahora, ‘espadista’ contra el ‘susanismo”, se podía leer en uno de los textos a los que tuvo acceso El Confidencial, en el que se censuraba la falta de neutralidad que 'se esperaba' por su pasado como ex secretario general en la provincia.

Otro internauta acompañaba una fotografía de Heredia y Espadas con un texto cargado de sorna en el que hablaba de la “candidatura del cambio” y los “partidarios de toda la vida”.

placeholder Mensaje contra Heredia.
Mensaje contra Heredia.

Los socialistas malagueños no salen de su asombro por la conversión al ‘sanchismo’ del que fuera hombre fuerte de Susana Díaz en el Congreso de los Diputados, ya que aún recuerdan esa escena en la que Pedro Sánchez parecía negarle el saludo en una imagen que rayó la humillación pública.

¿Promesa de puestos?

Quienes afean su comportamiento lamentan unas formas que también reprochan al segundo hombre que más opiniones contradictorias ha concitado: Daniel Pérez. El último derrotado por Francisco de la Torre (PP) en el enésimo intento del PSOE por recuperar la alcaldía malagueña, aupado en el pasado por Susana Díaz, se ha sumado a la 'candidatura del cambio' y ha decidido dar su apoyo público a Juan Espadas, a quien acompañó el miércoles en Osuna (Sevilla) en un acto con dirigentes del partido en las ocho capitales de provincia.

placeholder Espadas presenta su candidatura a las primarias socialistas. (EFE)
Espadas presenta su candidatura a las primarias socialistas. (EFE)

Fuentes socialistas consultadas por este periódico reafirmaban la información adelantada por 'La Opinión de Málaga' en la que se detallaba una llamada del secretario de organización nacional, José Luis Ábalos, para supuestamente seducirle con el sillón de secretario general del PSOE de Málaga, que actualmente ocupa el ‘susanista’ –no confeso– José Luis Ruiz Espejo.

Pero al margen de que esta designación directa únicamente podría ser factible si no se presentara ningún otro candidato al puesto, y que estaría al albur de unas posibles primarias locales, los que censuran su proceder –“estas cosas se hablan y explican, no se llama 15 minutos antes de anunciarse”– atisban en su movimiento una carga de 'ambición' que puede generar rechazo en su imagen y en la del candidato al que representa.

Sus críticos ven en esta estrategia un “blindaje futuro” por su imposibilidad para hacerse con la vara de mando del Consistorio y las dificultades para vencer las reticencias que su designación generó en algunas agrupaciones de barrio.

Otro responsable del partido en la picota es el alcalde de Torremolinos, José Ortiz. El mismo que en mayo 2014 hacía de anfitrión de la entonces presidenta autonómica en la inauguración de la nueva sede del partido en el municipio, y que en abril de 2017 leía un manifiesto de alcaldes en apoyo de Díaz en su carrera por el control de Ferraz, ahora anuncia que respaldará al alcalde de Sevilla porque procede del municipalismo.

Susana Díaz, en la inauguración de la sede del PSOE de Torremolinos

Los ‘susanistas’ deslizan que la facilidad para cambiar de postura de estos dirigentes –y otros menos conocidos mediáticamente– está generando ciertos recelos entre los ‘sanchistas’ de cuna, que no pueden evitar percibir un interés personal en este tipo de maniobras: “Ahora son los más apretados con Espadas”, se quejan.

Ambiente "enrarecido" y el pasado y presente de Espadas

Las fuentes consultadas remarcan que el ambiente en el PSOE de Málaga está “enrarecido” porque “se está sometiendo al partido a una gran tensión” que sería el germen de una presunta “falta de empatía” que conllevaría un borrón y cuenta. Aunque los partidarios de Susana Díaz en la provincia advierten a los ‘sanchistas’ que no subestimen las fortalezas de la todavía responsable andaluza y que están dispuestos a plantar batalla.

Las primarias han arrancado con unos posicionamientos provinciales medianamente claros: las ejecutivas de Granada, Jaén, Cádiz y Huelva, previsiblemente, se alinearán junto a Espadas; mientras que Sevilla, Córdoba y Almería, probablemente apoyen a Díaz. De ahí que la decisión de los aproximadamente 6.000 militantes de Málaga pueda ser clave en unos comicios internos en los que la todavía máxima responsable del partido –indirectamente– se vuelve a enfrentar a un Pedro Sánchez que ahora ostenta el poder orgánico.

Foto: El alcalde de Sevilla, Juan Espadas. (EFE)

Juan Espadas ya ha encontrado contestación en una provincia que –según los críticos– no le perdona su papel tibio como consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio en el conflicto de las viviendas ilegales que salpicaba distintas zonas de la región. Una de ellas era la Axarquía malagueña, por eso no resulta extraño que las agrupaciones del PSOE en la comarca nororiental –excepto Archidona– hayan emitido un comunicado tras “acordar su unión” de cara a las primarias. Un bloque que veladamente se posiciona junto a Susana Díaz cuando explican que respetarán el voto de los militantes, pero que les informarán de la candidatura que “más sensibiliza con nuestros problemas y los de nuestros vecinos”.

Los representantes del partido en seis municipios suscribieron un documento en el que quisieron mostrar su respaldo a José Luis Ruiz Espejo, ya que “no se entiende la ambición de algunos compañeros que, antes de hora, intentan minar a nuestro secretario general […] y le dan la espalda en un momento en el que el debate es el PSOE de Andalucía y no el de Málaga”.

Al documento de los regidores axárquicos se unió el que difundieron la tarde de este martes la autodenominada “Plataforma de militantes del PSOE de Málaga de apoyo a la candidatura de Susana Díaz”, que reclama una ejecutiva regional autónoma “en la que los socialistas andaluces podamos decidir libremente nuestro presente y futuro para volver al gobierno de Andalucía”.

Foto: El alcalde de Sevilla, Juan Espadas. (EFE)

“A los militantes andaluces nadie nos tiene que decir lo que tenemos que hacer”, reclaman los más de 200 militantes y cargos de multitud de municipios que se han adherido a esta iniciativa, y que se están coordinando a través de un grupo de WhatsApp. Un pronunciamiento a favor de Díaz al que siguió, horas después, el de todos los ediles socialistas de Marbella y el de otros cargos de localidades de la zona noroccidental.

Este supuesto rechazo al candidato ‘sanchistas’ también se extendería por zonas de la capital como Palma-Palmilla, que siempre ha reclamado un plan de rehabilitación de casas que dependió de Espadas durante el tiempo en el que fue consejero.

El hecho de que este dirigente socialista sea alcalde de Sevilla tampoco juega a su favor en una comunidad donde las rencillas territoriales son conocidas. Sus opositores también le censuran una supuesta “falta de identificación con –toda– Andalucía” que sí reconocen en una Susana Díaz que lleva semanas recorriendo la región.

El secretario general del PSOE malagueño, que han asegurado “tener sintonía” con Susana Díaz, pero que no comunicará el sentido de su voto hasta que no se abra la campaña, manifestaba este lunes la neutralidad de la ejecutiva que dirige y señaló que “vamos a garantizar que todo este proceso de elecciones primarias sea totalmente transparente y democrático”. Las formas son otra cosa.

Susana Díaz PSOE Málaga Pedro Sánchez
El redactor recomienda