Granada pierde la sede territorial de Bankia en Andalucía tras la fusión con CaixaBank
  1. España
  2. Andalucía
CONCENTRACIÓN BANCARIA

Granada pierde la sede territorial de Bankia en Andalucía tras la fusión con CaixaBank

La nueva entidad mantiene la división de Andalucía en dos zonas con sede en Sevilla y Málaga, y negocia el ajuste de oficinas y empleo en la comunidad con mayor implantación

placeholder Foto: Desmontaje de las letras de Bankia en el "Cubo". (Julio Mancera)
Desmontaje de las letras de Bankia en el "Cubo". (Julio Mancera)

La pasada Semana Santa, varios técnicos quitaron las letras de Bankia del conocido Cubo de Granada, un majestuoso edificio diseñado por el arquitecto Alberto Campo Baeza de 44.000 metros cuadrados (el doble que la sede de Bankia en Madrid), que fue sede de la Caja de Granada, posteriormente de Banco Mare Nostrum —la entidad que creó junto a Caja Murcia, Caixa Penedés y Sa Nostra— y finalmente del banco madrileño.

La eliminación del logotipo para situar en su lugar el emblema de CaixaBank no solo se ha llevado a cabo en esta emblemática construcción granadina. La pasada semana, se procedió a la adaptación de la imagen de marca en los edificios corporativos del nuevo grupo (incluidas las Torres Kio de la capital), y en las próximas nueve semanas se llevará a cabo en todas las oficinas de Bankia.

Sin embargo, en este caso, la capital granadina pierde algo más que un letrero luminoso en un gran edificio. Con la caída de las letras de Bankia, se queda también sin la sede territorial de esta entidad en Andalucía, que mantenía gracias a los acuerdos con los que la antigua caja madrileña había ganado peso en esta región.

CaixaBank, que domina la fusión con Bankia, cuenta desde hace años con dos direcciones territoriales en Andalucía. La Occidental, con sede en la capital, incluye Sevilla, Cádiz y Huelva, además de las dos provincias extremeñas, Cáceres y Badajoz, y está dirigida por María Jesús Catalá. La Oriental, con sede en Málaga, está dirigida por Juan Ignacio Zafra e incluye las otras cinco provincias andaluzas —Málaga, Córdoba, Granada, Jaén y Almería—, además del Campo de Gibraltar, Ceuta y Melilla.

El Comité de Dirección de la nueva CaixaBank ha aprobado que el grupo cuente con 14 direcciones territoriales, dos más que ahora, y entre ellas, mantiene las dos existentes en Andalucía, sin cambios en sus responsables, ni en sus territorios —excepto la salida de Murcia— ni en sus sedes. Esto significa que la nueva entidad no trasladará la dirección territorial de Andalucía Oriental de Málaga a Granada, como han reclamado algunos partidos e instituciones de esta ciudad en los últimos meses.

Foto: José Ignacio Goirigolzarri (i), presidente de Bankia; y Gonzalo Gortázar (d), CEO de CaixaBank. (EFE)

El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el ayuntamiento y exalcalde de Granada, Francisco Cuenca, ha pedido de nuevo hace unos días a las direcciones de La Caixa y Bankia que la capital siga siendo "la central para Andalucía Oriental tras la fusión de ambas entidades financieras", al tiempo que ha trasladado "su preocupación por los puestos de trabajo, por el mapa de oficinas final que quedará, así como por el papel que desempeñarán las sedes físicas del Cubo y el Museo de la Memoria, además de la Fundación Caja Granada".

Desde la nueva entidad, quitan importancia a ese traslado e insisten en su “total apuesta por Granada”, donde se mantiene el Centro Operativo del Cubo con 250 personas que dan soporte a la Dirección Territorial Oriental —ahora en Málaga—. También recuerdan que la provincia contará ahora con nueve direcciones de Área de Negocio, dos centros de Banca de Empresas, uno de Banca Privada y uno de Banca Institucional.

Foto: Junta de accionistas de Bankia.

Por otra parte, aseguran que se mantiene íntegramente el compromiso que Bankia adquirió con la Fundación CajaGranada y que supone una aportación anual de unos 800.000 euros destinados a proyectos sociales y asistenciales de Andalucía, una inversión que también impulsará iniciativas medioambientales, culturales y para fomentar el medio rural y local.

Andalucía es la segunda comunidad autónoma, tras Cataluña, con mayor número de oficinas del nuevo grupo, más de 1.000, de las que casi tres cuartas partes (744) corresponden a CaixaBank mientras que el resto son de Bankia (321), según datos de CECA a diciembre de 2019.

Foto: Sede de Bankia mientras se cambia la imagen a la de CaixaBank. (EFE)

Por otra parte, la operación sumará más de 5.700 empleados en Andalucía, siendo la entidad catalana la que aporta más del doble que la madrileña, 4.000 empleados de CaixaBank frente a 1.700 de Bankia.

En el caso de la provincia granadina, la nueva entidad suma 204 oficinas y 1.063 empleados (con datos de la pasada semana), de los que casi 150 oficinas y 800 trabajadores proceden de Bankia, mientras que el medio centenar de sucursales restantes, con unos 200 empleados, corresponde a CaixaBank.

La incertidumbre es grande entre la plantilla en Granada que, como anunció El Confidencial hace seis meses, será la provincia más afectada de Andalucía (también una de las más afectadas a nivel nacional) por la fusión.

Foto: El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri (i), y el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar. (EFE)

Ayer martes, la dirección inició oficialmente las negociaciones con los sindicatos para acometer el expediente de regulación de empleo (ERE) aparejado a la absorción de Bankia. Por el momento, la entidad no ha querido adelantar ninguna cifra con el objetivo de “primero hablarlo con los representantes sindicales”, según explicó el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, tras el cierre de la operación. Sin embargo, los estudios previos apuntan no obstante a una cifra de unos 8.000 trabajadores, lo que supondría un 17% de la plantilla.

En todo caso, el objetivo de la entidad es cerrar el proceso lo antes posible, incluso en este segundo trimestre del año, y para ello, el presidente apuntó que la reestructuración se guiará por dos criterios: “que no sea traumática, que prime la voluntariedad”, y en segundo lugar “la meritocracia”, con la intención de “retener a los mejores”.

Según un informe de CCOO con datos a cierre de 2019, la creación de Bankia ha supuesto un recorte de más del 50% de los trabajadores que había en las entidades absorbidas hasta quedar en 15.609 empleados. Camino similar ha llevado a cabo CaixaBank, aunque con un ajuste algo más modesto. La entidad catalana ha adelgazado su plantilla un 33,9%, hasta 27.572 empleados.

Foto: Fotografía de multiexposición que muestra los logotipos de las entidades bancarias Bankia y CaixaBank. (EFE)

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) aprobó el 23 de marzo la fusión, pero alertó de que con 19,6 millones de clientes y 6.000 oficinas en España, la nueva entidad controla una cuarta parte de los negocios de depósitos y créditos del país. Además, detectó que el nuevo gigante bancario tendría una posición de monopolio en 86 códigos territoriales de toda la geografía española (en 21 de ellos sin rivales, por lo que tendrá que mantener a sus clientes las mismas condiciones que tenían en Bankia).

Los códigos postales afectados están en Baleares (31), Madrid (19), Valencia (15) y Granada (10). En la provincia granadina, esa posición de monopolio se produce según la CNMC en 10 municipios: Alfacar, Cenes de la Vega, Chauchina, Cúllar Vega, Gójar, Fuente Vaqueros, Lanjarón, Motril, Pulianas y Vegas del Genil.

Gonzalo Gortázar CCOO CECA Granada Caja Madrid CNMC
El redactor recomienda