Moreno descarta adelantar elecciones pese al momento "idóneo" que arrojan las encuestas
  1. España
  2. Andalucía
MIENTRAS VOX PIDE EL ADELANTO

Moreno descarta adelantar elecciones pese al momento "idóneo" que arrojan las encuestas

El presidente sostiene que sería "un error" ir detrás de Madrid en unas autonómicas, mientras que Cs y Vox airean cada vez con más beligerancia su enfrentamiento en Andalucía

placeholder Foto: El presidente de la Junta, Juanma Moreno. (EFE)
El presidente de la Junta, Juanma Moreno. (EFE)

“Sería un error”. El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, lo dejó escrito en el Diario de Sesiones del jueves, durante la sesión de control al Gobierno en el Parlamento andaluz. “Es tiempo de vacunas y no de elecciones”. Pese a que Vox insistió en zarandear a la coalición de Gobierno de PP y Cs, animando a Moreno a adelantar elecciones andaluzas y asegurando que los naranjas no son un socio fiable, el barón andaluz recalcó que no entra en sus planes. “El mayor error”, dijo, que puede cometer un dirigente político es convocar unas elecciones que no estén motivadas. Más, insistió, en plena pandemia. Es el mensaje que trasladó ayer el PP andaluz por tierra, mar y aire, pese a que las encuestas señalan que el momento electoral sería “idóneo” para los populares, según deslizan.

El adelanto electoral en Madrid, el viento a favor para Isabel Díaz Ayuso y encuestas como la de GAD3, que señala que Moreno estaría al borde de la mayoría absoluta y podría gobernar incluso sin Vox en su Gobierno, no disuaden al presidente de Andalucía, el que tiene en su mano la potestad para la convocatoria electoral. O, al menos, así lo verbaliza. El discurso sigue siendo el de que Andalucía es una “isla de estabilidad”, donde acaba de reeditarse el pacto con Cs, añadiendo al acuerdo de investidura una adenda que impide al PP acoger tránsfugas de Cs en sus filas. El “modelo andaluz”, del “entendimiento” y el “diálogo” sin trincheras ideológicas.

Captar votos del PSOE

Es cierto que en el PP insisten en trasladar esa foto electoral que constataría que un cambio de tendencia se está registrando en Andalucía, con 37 años ininterrumpidos de gobiernos socialistas. Moreno es percibido, según este sondeo de GAD3 realizado a través de 3.000 entrevistas telefónicas, como un político de centro moderado que tiene buena valoración entre votantes del PSOE, incluso roza el aprobado desde electores de Podemos. “Se registra una transferencia de voto del PSOE al PP por primera vez en 10 años”, señalan fuentes del PP-A, que aseguran que la foto que arroja GAD3 se repite en otros sondeos, como el que próximamente verá la luz desde el Centro de Estudios Andaluces, el ‘CIS andaluz’, o en ‘trackings’ internos que maneja el partido.

"Se produce un trasvase de votos del PSOE al PP por primera vez en 10 años"

Moreno absorbería voto de Cs, un partido en descomposición, y también recibiría votos de andaluces que en algún momento eligieron la papeleta socialista. Este es el mensaje que el PP quiere que cale y la imagen que quiere afianzar para el presidente andaluz. La del político de centro moderado que encaja incluso en el centro izquierda andaluz y que es capaz de consolidar un vuelco político que en Andalucía fue una carambola inesperada en diciembre de 2018, gracias a la irrupción de Vox, y que ahora, insisten, Moreno podría afianzar en las urnas sin la extrema derecha.

Foto: El presidente andaluz, Juanma Moreno, del PP, y el vicepresidente, Juan Marín (izq), de Ciudadanos, han comparecido juntos esta tarde en el patio del Parlamento de Andalucía. (EFE)

El presidente andaluz quiere alejarse de Vox y con sondeos como este el PP lanza el aviso claro de que no están en sus manos para gobernar. Justo lo contrario, claro, de lo que dicen en las filas de Santiago Abascal, que aseguran que Vox está en su mejor momento en Andalucía y que “se salen del mapa”. Si hasta ahora el relato era que Moreno no adelantaba elecciones y seguía la senda de Madrid porque sería ponerse en manos de Vox, desde el PP insisten en que no dicen eso los sondeos y que podrían gobernar sin “los primos”, como ironizan al referirse a la extrema derecha.

Marca personal por encima del PP

“La marca personal” de Moreno, señalan fuentes del PP andaluz, estaría “muy por encima” de la que tiene ahora mismo el PP de Pablo Casado, en horas bajas, según subrayan. Este es otro de los mensajes implícitos en estos sondeos, un mensaje claro a Génova, con quienes libran una batalla interna intensa. Recalcan que Moreno solo puede ganar en Andalucía con un modelo propio, de centro moderado, alejado de discursos radicales, marcando distancias con Vox y sin asumir los giros de Casado hacia posiciones más a la derecha.

La desmovilización sin precedentes de la izquierda que arroja esta misma radiografía electoral de GAD3, que dibuja a un PSOE estancado, a Susana Díaz sin motivar a los suyos y a Podemos e IU rotos, divididos de Teresa Rodríguez, cayendo en picado, sería un escenario inmejorable para convocar en Andalucía. Incluso pudiera parecer que el PP empieza a trabajar ese relato. El presidente andaluz lo negó durante su intervención en el pleno parlamentario. Ni aunque el momento fuera el mejor, por confluir esos factores de un PSOE desorientado, el PP llevándose el voto de Cs y Moreno consolidándose, habrá elecciones antes de la próxima primavera de 2022. En eso insisten en el Gobierno

Vox y Cs, a la gresca

Ese es el discurso y el relato de una parte. Otra cosa es la foto que arrojó el pleno del Parlamento. Vox dejó claro que quiere un adelanto electoral e invitó a Moreno a seguir el camino de Isabel Díaz Ayuso en Madrid. En su argumentario, el portavoz de Vox, Alejandro Hernández, deslizó que la consejera andaluza de Igualdad, Rocío Ruiz, había negociado con Ferraz una moción de censura para desalojar al PP del Gobierno. Un extremo que la aludida, otros dirigentes de Cs e incluso el PSOE, niegan tajantemente. Ruiz es rival interna del vicepresidente andaluz, Juan Marín, y posiblemente será su rival, con la bendición de Inés Arrimadas, en unas primarias internas. Si es que Cs llega vivo a ese momento de decidir su liderazgo en Andalucía y su futuro candidato.

Foto: El presidente, Juanma Moreno (PP), y su vicepresidente, Juan Marín (Cs). (EFE)

Es cierto que la líder del PSOE-A, Susana Díaz, ha tratado de recomponer puentes con esa parte de críticos de Cs alejados de Marín, al que sitúan entregado al PP. Díaz ironizó con eso, deslizando que Marín está pensando en “hacerse un Toni Cantó”. Pero de tender puentes a una moción de censura hay un mundo y eso nunca ha estado sobre la mesa, garantizan todas las partes. La dirección federal del PSOE está más bien en lanzar la alternativa de Díaz en Andalucía, apostando por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, que en ningún tipo de movimiento interno pudiera devolver a la expresidenta a la Junta de Andalucía.

La dura arremetida de Vox contra Cs y esa acusación de traición motivó que el portavoz de la formación naranja, Sergio Romero, respondiera con artillería pesada a esos “improperios”. Lo hizo sacando a relucir que quien fue candidato de Vox en Andalucía, el juez Francisco Serrano, fue apartado del partido por estar imputado en un fraude de subvenciones públicas de dos millones de euros y de que otra diputada saltó al grupo no adscrito para acabar afiliándose a Falange. “Un poquito más de humildad no les vendría mal”, destacó el portavoz de Cs. Cuando este enfrentamiento verbal se traslade en un bloqueo parlamentario, cuando dejen de poder aprobarse iniciativas y teniendo en cuenta que la Junta cuenta con su Presupuesto de 2021 aprobado, entonces, Moreno, indican los suyos, tendrá motivos para adelantar elecciones. Mientras, insisten, sería “un gran error”.

“Sería un error”. El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, lo dejó escrito en el Diario de Sesiones del jueves, durante la sesión de control al Gobierno en el Parlamento andaluz. “Es tiempo de vacunas y no de elecciones”. Pese a que Vox insistió en zarandear a la coalición de Gobierno de PP y Cs, animando a Moreno a adelantar elecciones andaluzas y asegurando que los naranjas no son un socio fiable, el barón andaluz recalcó que no entra en sus planes. “El mayor error”, dijo, que puede cometer un dirigente político es convocar unas elecciones que no estén motivadas. Más, insistió, en plena pandemia. Es el mensaje que trasladó ayer el PP andaluz por tierra, mar y aire, pese a que las encuestas señalan que el momento electoral sería “idóneo” para los populares, según deslizan.

Pablo Casado Sergio Romero Vox Juanma Moreno PSOE Susana Díaz Parlamento de Andalucía Partido Popular (PP) Juan Marín Teresa Rodríguez
El redactor recomienda