Vox da otro ultimátum al Gobierno andaluz: exige el pin parental antes de la madrugada
  1. España
  2. Andalucía
DESAFÍO AL PP

Vox da otro ultimátum al Gobierno andaluz: exige el pin parental antes de la madrugada

Nuevo aviso a Juanma Moreno, que depende de los diputados de Abascal para tener mayoría, y que replica que, si el "Gobierno del cambio" cae, el gran beneficiado será el PSOE

placeholder Foto: El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín (Cs) (i), conversa con el portavoz parlamentario de VOX, Alejandro Hernández. (EFE)
El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín (Cs) (i), conversa con el portavoz parlamentario de VOX, Alejandro Hernández. (EFE)

Vox dio este jueves en el Parlamento andaluz un nuevo ultimátum al Gobierno de PP y Cs. Durante la sesión de control al presidente, Juan Manuel Moreno, el portavoz de Vox, Alejandro Hernández, advirtió de que no volverán a apoyar ningún decreto ni ley del Gobierno andaluz y retirará su apoyo a partir ahora si no se pone en marcha el llamado pin parental. En esta ocasión pusieron hora a la retirada de su apoyo: será a partir de las 12 de esta noche.

No es la primera vez y en esta ocasión Vox aprovecha el espacio tras haber dado el sorpaso al PP en Cataluña en las pasadas elecciones. Tampoco se sabe si tras el órdago hay peligro real o es un nuevo farol. Ha ocurrido en cada presupuesto que Andalucía ha sacado adelante de la mano de PP, Cs y Vox. El partido de ultraderecha siempre ha tratado de hacer visible que condiciona al Gobierno de Andalucía y que tiene la última palabra. Sin embargo, hasta ahora, siempre ha llegado 'in extremis' el acuerdo. Tanto que ya la oposición habla del “teatrillo” del Gobierno.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo. (EFE)

El presidente andaluz le ha dejado muy claro al partido de Santiago Abascal que, si dejan caer al “Gobierno del cambio”, los únicos beneficiados serán los socialistas y la izquierda en Andalucía. Por eso les pidió que “reconsideren” su postura y trato de destensar la situación. Aunque también dejó claro que no irán más allá de lo firmado en los acuerdos cerrados para aprobar los Presupuestos. Las elecciones andaluzas son las próximas en el calendario salvo sorpresa, y tocan en 2022.

Moreno recordó que a él las cuentas oficiales de Vox lo insultan y le llaman “mamarracho” y fue claro. “Podemos malograr si quiere el cambio político en Andalucía y eso le vendrá bien a esos señores”, espetó al portavoz de Vox mientras señalaba con el dedo a las filas del PSOE andaluz.

El papel del PSOE

Tras el encontronazo en el pleno, fuentes del Gobierno restaron importancia al ultimátum y consideraron que forma parte “de la pose parlamentaria” y que Vox actúa “con instrucciones desde Madrid”. El mensaje que trasladan desde el Ejecutivo andaluz es que cada vez el partido de Abascal tensará más la cuerda y que el año y medio por delante hasta las elecciones va a ser incómodo aunque no ven peligro real de que caiga el Gobierno.

Foto: Imagen de 'Canal Sur Noticias'. (RTVA)

La Junta de Andalucía logró sacar adelante sus Presupuestos para 2021, lo que da un colchón muy importante al Gobierno para seguir adelante aunque asumen que decretos o medidas que podrían ser necesarias para atender a disversos colectivos o situaciones en pandemia pueden verse en peligro. “Serán los señores de Vox los que tengan que dar todas esas explicaciones cuando caiga un decreto”, avisan desde el PP. También miraron al PSOE para dejar claro que "ahora es cuando deberían demostrar si anteponen o no los intereses de Andalucía a esa estrategia de hacer el juego permanente a Vox para sacar rédito político".

En el pleno anterior a este ya hubo una negociación muy tensa entre el Gobierno andaluz y Vox, que hasta el último minuto se negó a apoyar el decreto de escolarización que impulsaba la Consejería de Educación de Javier Imbroda (Cs) para adaptar en Andalucía la llamada ley Celaá.

Foto: El presidente de la Junta, Juanma Moreno (i), junto al portavoz de Vox en el Parlamento, Alejandro Hernández. (EFE)

Vox se reunió en secreto con Educación para obligar a Imbroda a firmar un documento donde se garantizaba “la libertad y la participación de los padres en la actividad educativa”. Educación, tal y como ya se había recogido en anteriores acuerdos cerrados, insistía en “garantizar la libertad de las familias para educar a sus hijos” y abogaba “por un sistema transparente de información” y “el derecho de los padres a decidir sobre la participación de sus hijos en actividades complementarias”.

El partido de extrema derecha inmediatamente hizo público este acuerdo y se jactó de que había conseguido la implantación del llamado pin parental en Andalucía. Desde la Consejería de Educación negaron tajantemente que vaya a existir derecho de veto de los padres y que se mejorará la información a las familias. En esa batalla semántica, con un fondo importante, llevan semanas hasta que Vox ha dado hoy ese ultimátum.

Vox no apoyará ninguna iniciativa de Andalucía sin el "pin parental".

Giro desde la moción

La negociación del último presupuesto en Andalucía fue, de nuevo, al límite. Todo iba bien entre la coalición de PP y Cs y sus aliados parlamentarios de Vox hasta que se cruzó la moción de censura del Congreso y la estrategia de Pablo Casado de marcar distancias con Santiago Abascal. Esto enrareció de forma muy notable el ambiente en Andalucía aunque al final hubo acuerdo. Por escrito se garantizó por ejemplo que Vox pudiera sentarse en una mesa en la Consejería de Hacienda para hacer seguimiento periódico de los acuerdos alcanzados y participar en asuntos tan importantes como la gestión de los fondos europeos.

Otro de los asuntos cruciales es la reforma de la administración andaluza, el compromiso de cierre de entes públicos y el cumplimiento de las auditorías encargadas a varias firmas importantes sobre el sector público andaluz.

Foto: La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá. (EFE)

El nuevo plante de Vox llega además en la semana del 28 de Febrero, Día de Andalucía. Vox siempre se ha apartado de esta reivindicación e incluso se refiere a Blas Infante, padre de la patria andaluza según se recoge en el Preámbulo del Estatuto, como “un invento”. Su desprecio a los símbolos de la autonomía es permanente aunque hay 11 diputados que se sientan en la Cámara autonómica que siempre han defendido en su programa electoral suprimir el Estado de las Autonomías.

Será la portavoz de Vox en el Congreso, Macarena Olona, quien protagonice un acto político a pocos metros de la celebración de la efeméride institucional y la entrega de Medallas de Andalucía. Será en Sevilla y Vox convoca el próximo domingo con el título: “El fracaso de las autonomías frente a la pandemia”. Ese tipo de actos de contraprogamación al Parlamento y al Gobierno lo habían hecho tradicionalmente hasta ahora organizaciones de izquierda radical, la CUT de Sánchez Gordillo o el SAT de Diego Cañamero, ahora se suma la ultraderecha desde el otro extremo para calentar también los ánimos en el Día de Andalucía.

Partido Popular (PP) Parlamento de Andalucía Santiago Abascal Sesión de control Vox Juanma Moreno Ciudadanos
El redactor recomienda