Los críticos se soliviantan contra Susana Díaz pero siguen sin concretar su alternativa
  1. España
  2. Andalucía
PRIMARIAS EN ANDALUCÍA

Los críticos se soliviantan contra Susana Díaz pero siguen sin concretar su alternativa

Reclaman por escrito que se convoquen los órganos del partido para abrir el debate interno mientras que el número dos del PSOE-A asegura que serían “irresponsables” si lo hacen

placeholder Foto: La secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz. (EFE)
La secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz. (EFE)

Los críticos del PSOE andaluz se mueven. La plataforma Hacer + PSOE ha remitido un escrito a la comisión de garantías, regional y federal, y a los secretarios de Organización, José Luis Ábalos y Juan Cornejo, para reclamar la convocatoria urgente del comité director de Andalucía. Un órgano que no se reúne desde el pasado 12 de marzo. “El incumplimiento de los estatutos empieza a ser aberrante”, señalan en el escrito. Se trata del máximo órgano entre congresos y acusan a Susana Díaz de “esconderse tras la pandemia para no someterse al debate de su gestión al frente del partido”. “Hasta los tribunales han ratificado la fecha de los comicios catalanes”, recuerdan para reclamar esa reunión.

Aseguran, además, desde esta plataforma que si hay “una cascada de intervenciones en los medios de comunicación” es porque no se permite el debate en los órganos del partido. “Os rogamos que toméis cartas en el asunto”, reclaman a los responsables socialistas. No fue el único movimiento de este lunes, día en que El Confidencial publicó una entrevista con Susana Díaz que agitó más el debate interno y soliviantó a sus adversarios en el mismo grado en que cosechó el aplauso unánime de sus afines y exhibió el apoyo sólido de una parte del partido.

Foto: Foto: Cristina Quicler.
"En la cultura del PSOE, nadie se mete ni va contra otros compañeros"
Isabel Morillo. Sevilla Fotografías: Cristina Quicler

En Córdoba, una de las provincias cuyo secretario provincial ha cerrado filas con la actual secretaria general, ya se ha consolidado un movimiento crítico que anuncia que dará la batalla y que lideran Rafaela Crespín, exdelegada de la Junta, y la exalcaldesa Isabel Ambrosio. Paso a paso, los críticos presumen de ir conquistando territorios. Hay movimientos, en mayor o menor medida, en todas las provincias.

“Seríamos unos irresponsables y faltaríamos el respeto a los andaluces”, sostuvo el secretario de Organización, Juan Cornejo, este lunes en una comparecencia pública, si se abriera ahora un debate interno sobre el liderazgo del partido. Su mensaje iba por otro movimiento, el de un conjunto de históricos del PSOE andaluz, con muchos trienios en su currículo, que abogan por un pacto para la renovación en Andalucía en una tribuna publicada en ‘Diario de Sevilla’.

El pasado reciente

Cada vez está más claro que en Andalucía habrá unas primarias y Susana Díaz deberá enfrentarse a un candidato o candidata que aún no está decidido. En eso están sus adversarios, en concretar quién será la alternativa. Hasta ahora, el único que ha dado un paso al frente ha sido el jiennense Felipe Sicilia, que siempre explica que no postula una candidatura, sino un debate, el de la necesidad de renovar el PSOE andaluz.

Foto: La secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz. (EFE)

Un mensaje al que en los últimos meses han ido sumándose voces de muchas y diversas corrientes internas, a veces con conexión entre ellas, en otras ocasiones en bandos contrarios, pero ahora en el mismo barco: el de buscar un nuevo liderazgo que encarne un proyecto con el que volver a ganar la Junta. Justo lo que también la expresidenta de la Junta insiste que va a lograr si revalida su cargo. “Hemos conseguido instalar un estado de opinión favorable en el partido a la necesidad de un cambio en Andalucía”, defiende alguien que está en estos movimientos contra Díaz. Ella insiste en que camina "sin rencor" y dispuesta a que sean los militantes los que elijan en libertad cuando llegue el momento, a finales de año.

El pasado reciente está ahí y todo va a ser revivido. Susana Díaz ha asegurado muchas veces que es una frase apócrifa, que ella no reconoce haber pronunciado en esos términos, aunque quienes asistieron y transmitieron la escena lo relataron así. Fue en el comité federal del 1 de octubre de 2016 y la interlocutora era la presidenta de Baleares, Francina Armengol: “A este lo quiero muerto hoy”. ‘Este’ era Pedro Sánchez. Lo que pasó después es uno de los capítulos más negros de la historia reciente del PSOE y, en estos tiempos de posverdad, cada uno cuenta su relato a su manera. Allí no estaba sola Susana Díaz, tenía la mayoría del partido detrás, pero su papel fue protagonista y una parte no piensa perdonárselo.

Foto: La secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz. (EFE)

Esa es la frase que circuló como la pólvora por los grupos del PSOE tras la entrevista que la secretaria general del PSOE-A concedió a El Confidencial. Incluso en Ferraz, según supo este periódico, hubo bromas al respecto. “En la cultura del PSOE, nadie se mete con nadie ni va contra otros compañeros”, aseguró Díaz en una nueva etapa en la que se encamina con paso firme hacia las primarias del PSOE andaluz. “Elegirán los militantes en Andalucía, en libertad”, añadió en varios momentos, conforme a los estatutos del partido. Sus partidarios no cesaron de dar muestras de apoyo y respaldo para que vuelva a presentarse.

En manos de la militancia

Enfrente, sus críticos levantan armas y dejan claro que no le van a permitir que avance como si no tuviera pasado. Van a sacar a la palestra algunos de los momentos más tensos de las primarias con Sánchez. El otro vídeo ‘favorito’ que pusieron a circular en redes fue el de aquel debate entre candidatos en el que Díaz le afeó al actual secretario general que no era de fiar.

Las fuerzas de unos y otros se medirán en las urnas. Porque si algo está claro ya en el PSOE, es que en Andalucía se va a librar una importante batalla. Susana Díaz ha declinado retirarse. En dos años, ha tenido varias oportunidades. La penúltima, en un almuerzo con Quico Toscano, alcalde de Dos Hermanas y muy próximo a Pedro Sánchez, donde rechazó una salida pactada para dejar claro que quiere seguir liderando el PSOE-A y volver a ganar la Junta de Andalucía. La última vez se lo dejó claro al propio secretario de Organización, José Luis Ábalos, que de vuelta a Madrid tras constatar que Díaz no está de retirada convocó a una cena en su casa a María Jesús Montero, Adriana Lastra y Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. Andalucía tuvo un papel protagonista en aquella conversación, según ha sabido este periódico. Ferraz lanzaría al poco una nota pidiendo renovación en los territorios. En la dirección federal, aún todos los movimientos son entre bambalinas, mientras que Díaz defiende su confianza total en que Pedro Sánchez no va a maniobrar en su contra. Hace gala, cada vez que puede, de una magnífica relación.

Foto:  El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (c), preside la ejecutiva del PSOE en Madrid en noviembre. (EFE)

“Se está produciendo el deseado cierre de filas de todos los que queremos cambiar las cosas, que desembocará en una mesa común por el cambio. Cuando pasen las catalanas, seguiremos en el camino de la renovación. Sin prisas, pero sin pausas”, señalaron quienes trabajan, con conocimiento de la dirección federal, en plantear una alternativa. “Se ve en peligro, cuestionada y cada vez con menos apoyos”, señala otra diputada nacional que trabaja en dar la batalla. “La nueva Susana no es más que la antigua en periodo de descuento orgánico”, apuntan desde Madrid. “La nuestra no será una candidatura de Madrid, sino de Andalucía, elegirán los militantes”, agregan fuentes del PSOE. “Se avanza rápido. Calculo que para marzo habrá noticias. Estamos ante una Susana desesperada por demostrar lo que no es. Y una ‘oposición’ que empieza a dar señales de coordinación real y de tener una hoja de ruta clara después de varios meses dando tumbos”, señalan quienes están trabajando en esa candidatura que, de momento, no tiene rostro ni nombre. Ni el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ni la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quieren el desgaste de unas primarias que van a ser duras.

Susana Díaz PSOE Juan Cornejo Pedro Sánchez Pandemia José Luis Ábalos
El redactor recomienda