Ya los vacunan: Andalucía pone fin a la "discriminación" de la sanidad privada
  1. España
  2. Andalucía
TRAS LA PRESIÓN DE LOS MÉDICOS

Ya los vacunan: Andalucía pone fin a la "discriminación" de la sanidad privada

El Gobierno andaluz arranca la distribución de las dosis de Pfizer entre centros no públicos. "No hemos tenido ni la tentación ni la elección de no atender a los pacientes de covid"

placeholder Foto: Fachada del hospital Quirónsalud Málaga.
Fachada del hospital Quirónsalud Málaga.

La Junta de Andalucía arrancó la semana pasada la distribución de las vacunas de Pfizer al personal sanitario de la sanidad privada andaluza. Los primeros beneficiados serán, como es lógico, los profesionales que se encuentran en primera línea de acción, como está ocurriendo en la sanidad pública de esta comunidad autónoma.

Málaga es la tercera provincia española tras Madrid y Barcelona en volumen de pacientes y facturación de sanidad privada. En esta provincia no han empezado hasta esa semana. “Ahora mismo, hay más recursos que en la pública y desde el primer momento de la pandemia nos hemos enfrentado al covid con nuestros propios recursos. No hemos tenido ni la tentación ni la elección de no atender a los pacientes afectados por coronavirus”, explica a El Confidencial José Antonio Trujillo, responsable de medicina privada del Colegio de Médicos de Málaga, y que trabaja como facultativo en el hospital Quirónsalud de la ciudad andaluza.

Foto: Eugenia, de 88 años, en el momento de recibir la vacuna del covid 19 en la residencia de ancianos de El Palo, en Málaga.

Trujillo denuncia que, a pesar de esa colaboración en la lucha contra el covid-19, han sufrido una “discriminación objetiva” por parte de la Junta de Andalucía que hasta esta semana no se ha solucionado. Otras comunidades autónomas han recurrido a los servicios de la medicina privada para que ayuden en el proceso de vacunación. Es el caso de las comunidades de Madrid, Cataluña y Murcia.

Ignacio Guerrero es el presidente de Unipromel (Unión Profesional de Médicos de Ejercicio Libre), la patronal de la medicina privada. Defiende que se use un criterio de nivel de riesgo independiente de si el personal trabaja en la pública o en la privada. “No debemos olvidar que atendemos de forma concertada a pacientes del mutualismo del Estado, mutuas de accidente…”, indica Guerrero en declaraciones a este diario, tras destacar “la descoordinación y la falta de un verdadero comité de expertos que asumieran el mando único y evitar criterios políticos”.

"Me llama la atención que hasta esta semana no haya empezado la vacunación en el personal sanitario de la privada"

Jesús Burgos es el director gerente del complejo hospitalario CHIP y presidente de la Asociación de Clínicas Privadas de Málaga. "Desde este jueves, se empezará la vacunación como otro hospital más. Estamos tomando las medidas, sufrimos como todos el incremento de pacientes, trabajando a destajo como podemos". “Me llama la atención que hasta esta semana no haya empezado la vacunación en el personal sanitario de la privada, cuando ya está vacunada toda la plantilla de la residencia de ancianos”, apunta Burgos. El martes empezaron a recibir la segunda dosis de la vacuna los mayores que recibieron la primera dosis el pasado 27 de diciembre.

Distintas fuentes sanitarias consultadas por El Confidencial confirman que se trata más de un problema de logística y que, en el caso de Málaga, la intervención de la gerencia de distrito ha sido clave para que se haya podido agilizar esta distribución de las vacunas entre los profesionales de la sanidad privada.

Solo un 0,26% de los vacunados ha recibido la segunda dosis.

Responsabilidad "altruista"

En CHIP, que cuenta con una plantilla de 250 personas de contratos directos (300 si se incluyen los profesionales externos que trabajan con regularidad con el centro hospitalario), está previsto que empiecen a vacunar a partir de mañana. En principio, prevén que se administre la primera dosis a un centenar de miembros que componen la plantilla del centro. Podrían estar vacunados todos en un solo día.

“Una pandemia es una responsabilidad de los poderes públicos y, en todo caso, deberían haber intervenido determinados hospitales, pero compensando económicamente por las enormes pérdidas generadas al asumir una responsabilidad de una forma tan altruista y desinteresada”, añade el presidente de Unipromel.

Coronavirus Sanidad
El redactor recomienda