Torremolinos 2020: donde un exalcalde del PP asesora "en la sombra" a un alcalde del PSOE
  1. España
  2. Andalucía
MUNICIPIO EMBLEMÁTICO ANDALUZ

Torremolinos 2020: donde un exalcalde del PP asesora "en la sombra" a un alcalde del PSOE

El alcalde socialista José Ortiz mantiene una estrecha alianza con el ex primer edil Pedro Fernández Montes (PP). Tránsfugas de Vox y Cs apoyan a un municipio "mal gobernado"

placeholder Foto: José Ortiz, alcalde socialista de Torremolinos. (Jesús Domínguez)
José Ortiz, alcalde socialista de Torremolinos. (Jesús Domínguez)

Pedro Fernández Montes consiguió mayorías absolutas que le consolidaron durante 20 años como alcalde y en 2015, aunque ganó, no recabó ediles suficientes para seguir gobernando en Torremolinos, pionero municipio turístico español de 68.000 habitantes.

Fernández Montes, que llegó a ser presidente del consejo de alcaldes del PP andaluz, se enfrentó a la dirección provincial de su partido y a la que había sido su mano derecha (Margarita del Cid). Ahora no se habla con Del Cid, abandonó el PP y es “asesor en la sombra” del alcalde socialista José Ortiz, según confirman a El Confidencial varias fuentes municipales.

Foto: Bañistas en la playa de la Carihuela de Torremolinos (Málaga). (EFE)

Esta es una de las principales piezas del endiablado tablero político en el que se ha convertido Torremolinos, una suerte de ‘quilombo’ donde una amalgama de partidos con distintos intereses apoyan a Ortiz. No solo IU y Podemos (con la marca Adelante), sino una tránsfuga de Vox y otro de Ciudadanos. Frente a estos grupos se encuentra el PP y Por Mi Pueblo, la formación política creada por Fernández Montes, pero cuya portavoz no se habla con este…

“¿Que Fernández Montes es mi asesor? ¿Cómo?” es la contestación de Ortiz, seguida de una risa continua de un par de segundos, tras la pregunta de El Confidencial sobre la estrecha relación política que mantiene con el exedil con el que llegó a un pacto para que Del Cid no lograra ser la alcaldesa.

100% "enemigo del PSOE"

“Sí, me llevó bien, pero de ahí a ser mi asesor…”, asegura el alcalde socialista. En el caso del expediente de expulsión abierto contra Avelina González, portavoz del partido Por Mi Pueblo, sí se ha percibido la relación entre Ortiz y Fernández Montes, que ha sido “siempre 100% enemigo del PSOE”. En un pasado pleno hubo un rifirrafe entre el alcalde y la concejal de PMP. El alcalde se puso de parte de su predecesor. Han tenido continuas reuniones y se les ha fotografiado. “No me cabe ninguna duda de que su relación es importante”.

De puertas para fuera, el exalcalde sí critica a Ortiz: “El municipio está mal gobernado y hay una decepción generalizada tanto en el equipo de Gobierno como en la oposición. Él es el responsable de todo y en el equipo de concejales son pocos los que trabajan, pero no me atrevo a decir nombres”, explica Fernández a este diario.

placeholder Pedro Fernández Montes y Juan Ignacio Zoido, en 2012 (EFE).
Pedro Fernández Montes y Juan Ignacio Zoido, en 2012 (EFE).

El exalcalde torremolinense admite que ha dado su apoyo al Gobierno del PSOE porque “no se fiaba de los problemas económicos de Margarita del Cid, una persona que tiene embargos de su vivienda y no era el mejor ejemplo para dirigir un municipio. ¿Si no eres capaz de administrar tu propia casa, cómo podría gobernar Torremolinos? Yo no podría transigir con cualquier clase de corrupción”.

El municipio continúa con una deuda galopante. En 2015 se elevaba a 197 millones de euros (“aunque sea un tópico decirlo, fue la herencia recibida de Fernández Montes”, dice el concejal Nicolás de Miguel) y ya se han pagado 80 millones, a razón de 14 millones anuales. Esta deuda limita el poder afrontar nuevas inversiones. De hecho, la peatonalización de parte del centro puesta en marcha en el anterior mandato sigue siendo la única gran obra que se ha visualizado en el municipio. El revés del proyecto de Intu, que se prevé como el mayor centro comercial de Andalucía, lastra la gestión urbanística con un PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) también en entredicho.

Foto: Proyecto Intu de Torremolinos.

Torremolinos es de los municipios andaluces que paga con más retraso a proveedores (una media de 2.000 días) y tampoco ha presentado sus cuentas para 2021. El alcalde asegura que está renegociando un plan de reordenación de deuda. “Para el presupuesto era necesario ajustar algunas cuestiones y cerrar el capítulo de servicios sociales, que para nosotros ha sido fundamental este año”, subraya Ortiz a este diario.

El presupuesto de 2020 no se aprobó hasta junio. “Este equipo de Gobierno no ha preparado ninguno de los presupuestos ni en tiempo ni en forma”, resalta Del Cid. Tampoco ha logrado ponerse en marcha como centro cultural la casa de María Barrabino. El Ayuntamiento nunca lo abrió. El edificio previsto para un museo de la ciudad, de 4.000 metros cuadrados y abandonado en la plaza Picasso, también lo cederá el municipio para uso privado. Por ambos edificios pagó 10 millones de euros.

Ex director de Torremolinos TV: "Una televisión municipal no es el gabinete de prensa del alcalde. Es un despido arbitrario"

Torremolinos TV, la televisión municipal, que había logrado situarse como segunda más plural de la comunidad autónoma (en 2017 era de las peores), según los informes del Consejo Audiovisual de Andalucía, se encuentra ahora en una grave crisis sobre su modelo tras el despido de su director, Juan Tomás Luengo, el pasado 9 de noviembre. “Hubo una pérdida de confianza”, dice Ortiz sobre Luengo, un profesional de larga trayectoria en cadenas de radio como Cadena SER, Cope y Onda Cero.

El periodista, que fue elegido mediante un concurso público, tiene claro que el Gobierno de Ortiz no entendía que se le diera su espacio a cada partido de la oposición. “Una televisión municipal no es el gabinete de prensa del alcalde. Es un despido arbitrario”, asegura a este diario. Del Cid no le apoyó al principio, pero admite que había pluralidad. “Necesitamos una gestión sostenible de la TV”, indica el alcalde. En el medio de comunicación entrará ahora capital privado.

placeholder A la izquierda de la imagen, Nicolás de Miguel, acompañado del alcalde de Torremolinos y Juan Cassá, diputado de Cs en la Diputación de Málaga (Twitter de Juan Cassá).
A la izquierda de la imagen, Nicolás de Miguel, acompañado del alcalde de Torremolinos y Juan Cassá, diputado de Cs en la Diputación de Málaga (Twitter de Juan Cassá).

La corporación municipal también cuenta con una decena de asesores que cobran una media de 45.000 euros y dos tránsfugas dentro de la corporación municipal. Una, Lucía Cuín, que pertenecía a Vox y que se fue del partido poco antes de votar en el pleno municipal a favor de Ortiz. “Yo no me considero tránsfuga”, dice. El otro tránsfuga es Nicolás de Miguel, que fue candidato a ‘lehendakari’ por Ciudadanos y que antes estuvo en UPyD. “Yo nunca he dejado la política porque la vivo con pasión. Estuve 20 años fuera de la política”.

“Yo tengo respeto a Ortiz y a Fernández Montes. Apoyo al alcalde y hago una oposición constructiva. Yo estoy aquí para sumar”, dice Cuín. El exmilitante de IU y de UPyD salió del equipo de Gobierno tras la sentencia antitransfuguismo del Tribunal Supremo que le impedía tener cualquier privilegio. El alcalde Ortiz le concedió hasta un asesor de confianza. “En esta sentencia no se habla de la figura del tránsfuga, sino del no adscrito. Esa es la clave”.

De Miguel dice que ni conoce a Fernández Montes. “Le vi hace un año en un acto, me lo presentaron, y ya está. Yo siempre he sido progresista”. Ortiz sigue con los apoyos necesarios para mantener la alcaldía, aunque su anterior enemigo, el exalcalde del PP, ya avisa: “Torremolinos es de centro-derecha”.

Pedro Fernández Montes consiguió mayorías absolutas que le consolidaron durante 20 años como alcalde y en 2015, aunque ganó, no recabó ediles suficientes para seguir gobernando en Torremolinos, pionero municipio turístico español de 68.000 habitantes.

Málaga Partido Popular (PP) PSOE Ciudadanos
El redactor recomienda