La división de los minoritarios amenaza el rescate de Abengoa
  1. España
  2. Andalucía
Junta extraordinaria de accionistas

La división de los minoritarios amenaza el rescate de Abengoa

Los sindicatos y la plataforma de empleados instan a apoyar el acuerdo alcanzado por Marcos de Quinto y Gonzalo Urquijo para posibilitar la viabilidad del grupo

placeholder Foto: Planta solar de Abengoa en Sanlúcar la Mayor (Sevilla).
Planta solar de Abengoa en Sanlúcar la Mayor (Sevilla).

Nuevo ultimátum para el futuro de Abengoa. La multinacional sevillana ha convocado para hoy una junta general extraordinaria de accionistas por vía telemática que se celebrará casi con toda seguridad mañana martes a las 12 de la mañana en segunda convocatoria. La empresa insiste en que es el Día D en el que se debe decidir definitivamente el futuro de esta compañía de ingeniería fundada hace casi 80 años, con 14.000 empleados y que afronta su tercer plan de refinanciación en cinco años para evitar la mayor quiebra de España.

Los representantes de los accionistas deben votar si aceptan la operación aprobada el 6 de agosto en la que básicamente se salva el grupo aunque se liquida a Abengoa a favor de la nueva compañía Abenewco 1, a la que se han traspasado todos los activos. Esa operación incluye una inyección de más de 550 millones de euros por parte de la Administración central y los bancos accionistas y acreedores, liderados por el Banco Santander y el fondo KKR, además de complejos acuerdos con proveedores, bonistas y otros colectivos.

Durante tres meses, la empresa dirigida por Gonzalo Urquijo ha puesto toda su capacidad de presión en la Junta de Andalucía para que hiciera efectivo su compromiso verbal de poner un aval de 20 millones de euros necesario para completar la operación y sin los cuales el Gobierno central tampoco avalaba el rescate.

El Gobierno central propuso a Abengoa llevarse la sede de Sevilla a la Comunidad Valenciana

El Ejecutivo autonómico de Juanma Moreno ha resistido la presión con el argumento de que no encontraba "instrumentos legales que permitieran el encaje jurídico de la operación". Abengoa amenazaba una y otra vez con ir a la quiebra con plazos que luego aplazaba (lo ha hecho hasta en cinco ocasiones en tres meses).

Ante esa respuesta de la Junta, la empresa optó entonces por buscar otras soluciones a la desesperada para conseguir esos 20 millones. El Gobierno central, en una jugada política para desautorizar a la Junta de Andalucía, propuso a Abengoa llevarse la sede de Sevilla a la Comunidad Valenciana, y propició encuentros al más alto nivel con el presidente valenciano, Ximo Puig, quien se comprometió a estudiar la operación.

Sin embargo, y ante la premura de los tiempos, la pasada semana el Banco Santander se comprometió a aportar los famosos 20 millones para completar la operación.

Foto: Abengoa.

El otro gran escollo para aprobar este plan de rescate se llama AbengoaShares, una plataforma de accionistas minoritarios de Abengoa que ha ido creciendo en los últimos meses y que denuncia que ellos serían los grandes sacrificados en la operación, al desaparecer la empresa matriz a beneficio de Abenewco 1, por lo que su participación en el grupo quedaba diluida, al pasar de un 15% de la matriz a un 2,7% de la nueva empresa.

La dirección de la compañía ha mantenido diversas negociaciones con este grupo, formado por unos 1.350 accionistas, que se ha negado a aceptar las condiciones ofrecidas por Urquijo, al considerarlas "migajas" y denunciar que se les quiere arrebatar sus derechos en una operación (en la que acusan al Santander) para que los directivos y consejeros se embolsaran bonus por valor de más de 60 millones de euros. La desconfianza mutua ha marcado la relación entre este grupo de accionistas minoritarios y los directivos de Abengoa, que recordaban que con su oposición al plan de rescate solo conseguirían la quiebra y perderlo todo.

Foto: Torre de Abengoa

Este grupo dio dos importantes golpes de efecto el pasado mes de noviembre. Por un lado, anunciaron el fichaje de Marcos de Quinto, exvicepresidente mundial de Coca-Cola y exdiputado del Congreso por Ciudadanos, para presentar la propuesta de una dirección alternativa a la de Gonzalo Urquijo.

Además, en la junta extraordinaria del 17 de noviembre forzaron no solo la cancelación de los bonus a los directivos, sino que consiguieron destituir a Gonzalo Urquijo y su equipo. El cese fue respaldado por el 66,22% de los accionistas representados en la junta y rechazado por el 33,78% presente. Sin embargo, los representantes de los minoritarios no pudieron tomar la dirección de la compañía al haber presentado sus nombres fuera de plazo. Por su parte, Urquijo aprobó la convocatoria de esta nueva junta extraordinaria para hoy.

Desde entonces, y con la empresa oficialmente descabezada, las negociaciones entre este grupo representado por Marcos de Quinto y el equipo de Urquijo se han mantenido con mayor fluidez y se han acelerado hasta que a principios de la pasada semana alcanzaron el que parecía el acuerdo definitivo.

Este ofrece a los inversores minoritarios (excluyendo a los institucionales) que tengan hasta 150.000 euros de inversión convertir las acciones en obligaciones de Abenewco 1 que se emitirán este enero. Los accionistas se llevarían el 12% de rentabilidad si se produce un evento de liquidez (salida bolsa o venta a un tercero) en tres años y, en todo caso, se remuneraría con el valor de las acciones a 14 de julio de 2020, fecha en la que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) suspendió la cotización.

Además, el pacto incluía que dos de los tres puestos del consejo de administración de Abengoa serán ocupados por representantes de esta plataforma, que también tendrá un representante de los seis en Abenewco 1.

Foto: Foto: Reuters.

Ese acuerdo fue aprobado por nueve de los 15 miembros gestores de la plataforma AbengoaShares, que llegó a emitir un comunicado de prensa alegrándose de la solución. "Este acuerdo es el resultado de la generosidad y sentido de responsabilidad de ambas partes, cuya prioridad en todo momento ha sido asegurar el futuro de Abengoa", dijo De Quinto en el comunicado, en que reconocía "el talante y el esfuerzo del equipo negociador que han tenido enfrente", y agradecía "el voto favorable de la mayoría de los representantes del colectivo de accionistas, quienes han optado por superar su desconfianza hacia el actual consejo de Abenewco 1".

Sin embargo, esa paz apenas duró unas horas, ya que algunos miembros de esta plataforma, siempre muy activos tanto en sus grupos de WhatsApp como en las redes sociales, incendiaron la situación al rechazar en su totalidad el acuerdo y acusar al propio De Quinto de traicionarles y venderles a los bancos.

La situación fue tan tensa que tanto este directivo como los otros negociadores, Antonio Gómez, conocido como 'Laska', e Ignacio Trillo Garrigues, decidieron apartarse y permitieron una votación de todos los integrantes en la plataforma a través de su web, que se celebró el pasado jueves. Fue ahí donde se produjo otra sorpresa. El 55% de los que participaron en la votación rechazó el pacto alcanzado, lo que ha provocado una fractura entre ellos de resultado incierto, ya que se desconoce lo que pueda ocurrir con la posición de esta plataforma en la junta extraordinaria de hoy.

Foto: Una torre solar de Abengoa en el parque solar de Sanlucar la Mayor. (Reuters)

Al estar ya enviadas las delegaciones de votos sobre la base del acuerdo alcanzado, se nombrará el nuevo consejo de administración con tres miembros, Juan Pablo López Bravo, Jordi Zarrías y Margarita Smith, si bien hay dudas sobre su posición y representatividad tras la votación telemática de AbengoaShares.

Tanto De Quinto como Urquijo insisten en que el acuerdo alcanzado esta pasada semana "es el mejor de los posibles" y no creen que exista margen para nuevas maniobras ni para nuevos plazos, ya que deben cerrar la operación antes del 31 de diciembre.

También los sindicatos han instado a los minoritarios a aprobar hoy el acuerdo de la pasada semana. Así, CCOO de Andalucía, a través de la Federación de Industria, hizo público un manifiesto en el que insta "a apoyar el acuerdo alcanzado entre los representantes de los accionistas minoritarios de la compañía Abengoa para su refinanciación; un acuerdo que permitiría mantener su actividad". A su juicio, "es vital y necesario" que se ratifique por las bases accionistas este acuerdo de viabilidad.

Los Accionistas Empleados de Abengoa critican que los minoritarios "bloquean la solución alcanzada sin el más mínimo de los análisis"

Por su parte, la Federación de Industria de UGT-A también ha manifestado a través de su secretario general, Manuel Ponce, su apuesta por un acuerdo que garantice el empleo de los trabajadores de Abengoa, y recuerda que "nos encontramos en un momento crucial" y "hay que pensar en el interés general".

También la plataforma de Accionistas Empleados de Abengoa ha hecho público un comunicado en el que hace un "llamamiento urgente a todos los accionistas y a los consejeros propuestos para que asuman los acuerdos alcanzados, los ejecuten y viabilicen la situación sin dilación, respondiendo así, con responsabilidad y diligencia, a los intereses generales de la compañía".

Este grupo critica abiertamente a los minoritarios de AbengoaShares, "unos pocos accionistas que bloquean la solución alcanzada sin el más mínimo de los análisis y sin conocimiento directo de la realidad, poniendo en grave riesgo no solo la viabilidad del grupo industrial y las inversiones de todos, sino el futuro de miles de puestos de trabajo y de familias".

Situación extremadamente delicada

Desde la empresa, mantienen su esperanza en conseguir una solución en esta junta extraordinaria de accionistas "con un último esfuerzo de todos". Fuentes de la operación reconocen a El Confidencial la situación "extremadamente delicada de la compañía" tras estos meses de negociaciones, en los que se ha llegado a no pagar las nóminas de los empleados por falta de liquidez, y lamentan el bloqueo que intenta ese grupo de "negacionistas de la realidad". "Estamos intentando un aterrizaje de emergencia y sabemos lo grave que puede ser, pero necesitamos que al menos nos despejen la pista en lugar de poner nuevos obstáculos atravesados en el camino", explican en una imagen muy gráfica.

"Estamos intentando un aterrizaje de emergencia y necesitamos que despejen la pista"

De lo que ocurra en la junta extraordinaria de accionistas dependerá que la histórica multinacional sevillana se estrelle o consiga aterrizar y ser reparada para intentar despegar de nuevo en un futuro.

Refinanciación Accionistas Ximo Puig Juanma Moreno Rescate Administraciones Públicas Multinacionales
El redactor recomienda