Castellar prevé crecer en esta Navidad tan atípica como sus "mariscos de Jaén"
  1. España
  2. Andalucía
Exporta a Portugal, Holanda y Reino Unido

Castellar prevé crecer en esta Navidad tan atípica como sus "mariscos de Jaén"

La empresa andaluza distribuye desde allí a toda España productos del mar y confía en el tirón de consumo en esta campaña para volver a facturar 36 millones de euros este año

placeholder Foto: Surtido de productos del mar de Mariscos Castellar.
Surtido de productos del mar de Mariscos Castellar.

El año acaba con una de las Navidades más atípicas que jamás hayamos vivido aunque algunas tradiciones se mantienen inalterables, como consumir en estas fechas productos especiales. En el caso de los dulces, triunfan los turrones y polvorones, mientras que entre los salados, el jamón y el marisco son los reyes de la mesa por Navidad.

Una de las empresas españolas líderes en la venta de mariscos no se encuentra en la costa precisamente. Rodeada por un mar de olivos, que en estas fechas están en plena recolección de la aceituna, se ubica la empresa Castellar, situada en el municipio jiennense del mismo nombre, cerca de Úbeda y colindante ya con la provincia castellano-manchega de Albacete.

Allí, hace algo más de 50 años, en 1969, Pepe García fundó esta empresa, que tiene su origen unos años antes, cuando ayudaba a su padre Francisco en su pequeña tienda de ultramarinos del pueblo. Tras un viaje a la localidad gaditana de El Puerto de Santa María, el joven descubrió el sabor de las gambas y otros productos del mar y se empeñó en llevarlos al pequeño negocio familiar.

Foto: Marisco.

Su apuesta parecía una locura por su complejidad; pero fue todo un éxito no solo en la tienda del padre, sino entre los vecinos de toda la comarca. Ante esa buena respuesta, Pepe y su mujer, Elisa Calero, decidieron montar una caldera en una cochera para cocer las gambas, que llegaban en tren y autobús desde Cádiz. Pero ese trayecto desde la costa no era el más difícil: el reparto lo realizaba el propio empresario con una bicicleta y un carrito, con los que recorría los tercermundistas caminos de la Sierra de Segura a principio de los 70. Afortunadamente, a los dos años, el comerciante pudo comprar su primera furgoneta.

Aquello fue solo el comienzo de una historia de éxito que hoy llega a toda España y varios países europeos. La compañía ha sabido adaptar un producto fresco y de preparación artesanal a una producción industrializada con las más avanzadas técnicas de cocción y ultracongelación. Además, no ha parado de innovar en sus procesos de elaboración, almacenaje y distribución, todo un reto por encontrarse en este municipio de Jaén.

Se han expandido en los últimos 20 años, tras tres décadas centrados en Andalucía

Castellar es hoy uno de los cocederos de marisco más importantes de España, líder en su gama, y un referente en la distribución de alimentos congelados en el país. A través de mayoristas, distribuye a numerosos hoteles, caterings, restaurantes, bares y marisquerías. Además, sus productos también están presentes en un gran número de tiendas de alimentación y supermercados nacionales (Covirán) y regionales (Luis Piña, Ahorramas, masymas, Uvesco, etc.).

Su mayor expansión se ha producido en los últimos 20 años, ya que en los primeros 30 años su área de actuación se centraba en Andalucía, pero el siglo XXI trajo nuevos aires y el apoyo de los dos hijos del fundador, Josefina y Francisco, que, tras formarse académicamente y trabajar en distintas compañías de alimentación nacionales y extranjeras, volvieron a Castellar para ir tomando las riendas de la empresa. El relevo generacional se produjo en el año 2015.

placeholder Josefina y Francisco García Calero, directores de Mariscos Castellar.
Josefina y Francisco García Calero, directores de Mariscos Castellar.

Ellos han profesionalizado numerosos departamentos y han apostado por dos pilares importantes para crecer: la innovación y la internacionalización. El pasado año, la empresa comercializó 8 millones de kilos de sus productos, a los que suma otros dos millones de kilos de productos del mar elaborados. Con ellos facturó 36 millones de euros.

Este año tan complejo, la empresa no crecerá "pero creemos que tampoco nos vamos a caer; confiamos en mantenernos, lo cual ya es mucho", según explica a El Confidencial Josefina García Calero. "Hay que tener en cuenta que el 14 de marzo el canal Horeca —restauración—, que supone un 40% de nuestras ventas, se fue a cero; y las ventas en tiendas y supermercados no compensaban esas pérdidas. Además, perdimos la Semana Santa y, sobre todo, las ferias y fiestas de primavera-verano, donde nuestros productos son parte de la tradición gastronómica".

A pesar de ello, recuerda orgullosa que "mantuvimos trabajando a la plantilla y no hicimos ningún ERTE, aunque no pudimos contratar entonces a los eventuales". En total, son 96 las personas en plantilla y hasta 60 los eventuales de los que dispone en determinadas épocas como la actual de Navidad. En estos meses, la empresa ha ido adecuándose con agilidad a lo que demandaba el sector en cada momento, mientras preparaba su vuelta para cuando el mercado lo permitiera.

"En restauración no va a ser lo mismo, pero confiamos en nuestros productos"

Ahora, afrontan la campaña de Navidad "con mucha ilusión, aunque con gran incertidumbre". Este mes puede suponer hasta un 35% de las ventas de todo el año. A la venta normal de gambas y langostinos se unen en estas fechas otras muchos productos especiales, desde bocas y cuerpos a cigalas y nécoras. "Sabemos que en la restauración no va a ser lo mismo, pero confiamos en nuestros productos y en que las familias lo demanden en los lineales de los supermercados de toda España".

La empresa dispone de una flota logística compuesta por 22 vehículos. Además, cuenta con tres centros en Castellar, Santisteban del Puerto y Jaén, con más de 36.000 metros cuadrados de superficie destinados a cocedero de marisco, almacén de distribución, sala de elaboración, laboratorio, oficinas y taller de mantenimiento. Las modernas instalaciones de la compañía incluyen una capacidad de frío superior a los 100.000 metros cúbicos.

placeholder Instalaciones de Mariscos Castellar en Jaén.
Instalaciones de Mariscos Castellar en Jaén.

La firma jiennense está ya presente en Portugal, Holanda y Reino Unido, aunque en este último país el Brexit y el covid se han juntado para reducir sus ventas este año. A cambio, en la empresa ya calientan motores para asaltar el mercado alemán este próximo año.

Además, la empresa seguirá apostando por la diversificación, que tan buenos resultados le ha dado. Y es que en los últimos años, Castellar ha ofrecido nuevos productos al margen del tradicional marisco recién cocido y los ultracongelados. Así, actualmente ofrecen pescados (merluza, bacalao, rape, etc.), preparados (de sopa, paellas, salpicón, etc.), y precocinados (palitos de merluza, tortillitas de camarones, ortiguillas, vieira gratinada, mejillón relleno, etc.). También se han atrevido ya con las carnes y ofrecen desde croquetas a 'nugets' de pollo o mini-flamenquines, entre otros productos.

Los responsables de Castellar han hecho de esta innovación y diversificación una de las señas de identidad de la empresa, que prevé presentar en próximas ferias de alimentación nuevos productos con los que convencer a los europeos de las bondades de las gambas o los langostinos. "Vemos sus caras horrorizadas cuando los españoles chupamos las cabezas y creemos que podemos hacer algo por ellos", avanza misteriosa Josefina.

placeholder Productos de Castellar con su nueva imagen y 'packaging'.
Productos de Castellar con su nueva imagen y 'packaging'.

El pasado año, coincidiendo con el 50 aniversario de la empresa, la firma jiennense renovó su imagen y empaquetado, además de aprobar un plan estratégico con el que prevé seguir esa línea de crecimiento en los próximos años. Mariscos Castellar asegura orgullosa que adquiere sus productos frescos en lonjas de Cádiz, Huelva y Vigo, así como en muchos caladeros y criaderos de la geografía mundial, pero se elaboran y distribuyen "desde el corazón de Jaén".

Todo un orgullo de este pequeño municipio andaluz de apenas 3.500 habitantes que vive de dos productos tan especiales, apreciados y diferentes como el olivar y el marisco.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Venta Albacete Autobús Tren Navidad Tradiciones Bicicleta Jaén Noticias de Andalucía
El redactor recomienda