Críticos de Díaz sacan la artillería contra el "Partido Susanista" y se vuelcan con Sicilia
  1. España
  2. Andalucía
TOMAN POSICIONES EN ANDALUCÍA

Críticos de Díaz sacan la artillería contra el "Partido Susanista" y se vuelcan con Sicilia

El diputado por Jaén da un paso más y en un acto con militantes defiende que el partido necesita "cambio y renovación": alejar "una visión vetusta de la política, una nueva mirada"

placeholder Foto: La secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz. (EFE)
La secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz. (EFE)

Que un viernes, víspera de un puente, un modesto grupo de militantes socialistas, sin apenas recursos y que llevan meses tras 'Hacer + PSOE', llegaran al tope de cien congregados, dejando fuera muchas peticiones, en una plataforma gratuita para oír al diputado Felipe Sicilia durante casi dos horas desgranar en clave andaluza los Presupuestos Generales del Estado, tiene mérito. Sicilia les correspondió hablando con mucha claridad y tomando posiciones sin rodeos: "El PSOE no es un club de fans" o "Se necesita cambio no recambio, generar ilusión".

Ocurrió en un momento en el que muchos entienden que, aprobadas las cuentas que garantizan y consolidan la legislatura de Pedro Sánchez, tienen luz verde de Ferraz para empezar a moverse pensando en los congresos que vienen por delante. El federal sí, pero sobre todo el andaluz, el que tiene que decidir sobre el liderazgo de Susana Díaz y el futuro inmediato del partido en esta comunidad.

Foto: Felipe Sicilia, portavoz adjunto del comité electoral del PSOE y número uno del partido por Jaén el 28-A, el pasado 11 de abril en Ferraz. (Inma Mesa | PSOE)

Ya no es ningún secreto que Sicilia, que cuenta con el aval de Adriana Lastra, está bendecido desde Madrid para participar el debate interno en el PSOE andaluz y está empezando a aglutinar a los críticos de la expresidenta andaluza. Su intervención, que fue abierta a los medios de comunicación y admitió preguntas, tampoco obvió, a petición de periodistas y militantes, las cuestiones internas.

Una "visión vetusta"

El diputado nacional, en la carrera a la secretaria general del PSOE andaluz, dio réplica al histórico socialista sevillano, Fernando Rodríguez Villalobos, que consideró "malos socialistas" los que están pidiendo renovación en el PSOE andaluz. Advirtió de que él solo entiende de "militantes y simpatizantes", sin más divisiones, y llamó a "recuperar la fraternidad" en el partido. "Se puede discrepar, este es un partido vivo, con pulsión, aunque algunos se empeñen en que no", advirtió, "no hay buenos y malos, no hay momentos oportunos o inoportunos para el debate", "no soy juez para dar carnés de buenos y malos socialistas", insistió, dejando claro que esa concepción lleva a "premiar a unos y castigar o ningunear" a otros. "Esa es una visión vetusta de la política y necesitamos otra mirada", defendió Sicilia.

El día antes, el presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, en una entrevista en '7TV,' calificó de "malos militantes" a los críticos con Susana Díaz. "Todo aquel que se mueva en estas escaramuzas es un mal militante; los buenos militantes son los que esperan en el seno de los órganos establecidos y allí se discute lo que se tenga que discutir", señaló. En otro momento, en un lapsus, dijo: "El Partido Susanista no es un club de amigos es un partido político con muchos años de historia". Todo esto dio mucho juego en ese foro de 'Hacer + PSOE'.

"No somos un club de fans"

"Somos un partido político es verdad, no somos un club de amigos, pero tampoco un club de fans", replicó Sicilia en ese acto con militantes. Quienes tomaban la palabra contaban sus historias o planteaban sus dudas. Un militante aseguró que había "recuperado la ilusión" y vuelto al PSOE del que se fue cuando "la maniobra sucia" que se le hizo al secretario general. Otra joven simpatizante contó que estaba pensándose si hacerse militante y pedía atención a su generación. El más claro directamente le suplicó a Sicilia que sea candidato rival de Díaz: "Por Dios, da el paso y anúncialo, di que te presentas porque el partido te necesita". El diputado por Jaén en todo momento se dejó querer y asumió prácticamente que lo hará.

"Hay quien me llama chaval, cuando estoy a punto de cumplir 40, yo encantado", dijo aludiendo al calificativo que le dedicó Díaz hace semanas. "Lo que tenemos que evitar es que una persona sea imprescindible o fundamental para el partido. Yo no quiero ser imprescindible, sino uno más del partido y aportar todo lo que pueda. Representar en un congreso a miles de militantes con las siglas del PSOE es un orgullo y una responsabilidad, lo que jamás podría esperar cuando empecé a militar. Lo que hay que intentar es que el PSOE sea imprescindible para la gente. Este partido no puede tener personalismos", respondió Sicilia.

El "tito" Fernando

Rodríguez Villalobos, padrino político de Susana Díaz, ella lo llama su "tito" Fernando, fue invitado involuntario y caldeó el debate por sus palabras la víspera. Ya había ocurrido a lo largo del día con muchos pronunciamientos en redes de senadores o diputados socialistas. Villalobos fue confirmado al frente de la Diputación, cargo que ocupa desde 2004, por Pedro Sánchez en esta última etapa en una reunión en Madrid con Susana Díaz. Supuestamente por un año, aunque esa interinidad nunca se ha cumplido. Fue el líder del PSOE el que frenó los movimientos de los críticos para renovar esa presidencia, que ostenta un gran poder interno, por la cantidad de cargos que puede nombrar y el presupuesto holgado que maneja. En un pacto con Díaz, que luego se refrendaría con la delegación del Gobierno, la dirigente andaluza logró salvar esos puestos clave y mantenerlos con sus fieles.

Sicilia, que fue diputado en Andalucía entre 2007 y 2011 con un papel muy secundario, se ha forjado en esta última etapa en Madrid junto a Lastra y ha despegado en su oratoria y en su manera de desenvolverse con la militancia. Licenciado en Ciencias Políticas y policía nacional, habló de su condición homosexual, está casado con "otro chico", explicó, para defender que representa esa "diversidad" por la que apostó y le pidieron en varios turnos de palabra los militantes.

Recuperar la Junta

Se refirió también a las encuestas, que apuntan a la consolidación de las derechas en Andalucía. "Es verdad que las encuestas reflejan que la derecha se asienta y el PSOE no coge fuerza para ganar y conformar gobierno. Hay muchos ciudadanos y militantes que piden un revulsivo, nueva energía. Están inquietos porque quieren cambio y revulsivo. Esto se trata de cambios no de recambios, de generar ilusión, de hacer un proyecto atractivo y de izquierdas para evitar que la derecha se asiente en Andalucía", defendió.

El diputado en el Congreso se afanó en explicar los Presupuestos Generales del Estado en clave andaluza, con datos y cifras sobre cómo afectan las cuentas a la comunidad. No eludió el debate sobre el acuerdo con Bildu, que algunos militantes históricos han atacado y que crea inquietud en los graneros tradicionales del PSOE como Andalucía, donde hasta ahora la política antiterrorista ha sido una línea roja como la de la unidad de España. "No hay ningún acuerdo con Bildu. Es mentira. No hay ni una sola condición ni contraprestación", defendió Sicilia, que explicó cómo han sido las negociaciones entre bambalinas y ensalzó el logro de aprobar unos Presupuestos con el apoyo de 11 grupos políticos.

El mayor gasto social de la democracia, becas, dependencia, Formación Profesional, un plan especial de empleo para Andalucía (50 millones de euros), un plan de choque para jóvenes, ayudas para la inserción laboral... Todo traducido en cifras andaluzas. Una defensa que, hasta ahora, no habían hecho los dirigentes socialistas en la comunidad con esa claridad.

Que un viernes, víspera de un puente, un modesto grupo de militantes socialistas, sin apenas recursos y que llevan meses tras 'Hacer + PSOE', llegaran al tope de cien congregados, dejando fuera muchas peticiones, en una plataforma gratuita para oír al diputado Felipe Sicilia durante casi dos horas desgranar en clave andaluza los Presupuestos Generales del Estado, tiene mérito. Sicilia les correspondió hablando con mucha claridad y tomando posiciones sin rodeos: "El PSOE no es un club de fans" o "Se necesita cambio no recambio, generar ilusión".

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
PSOE Susana Díaz Adriana Lastra Presupuestos Generales del Estado Pedro Sánchez
El redactor recomienda