Sanitarios "atropellados" en el peor pico del covid: la Junta anula traslados y descansos
  1. España
  2. Andalucía
ESTALLIDO EN LA PLANTILLA ANDALUZA

Sanitarios "atropellados" en el peor pico del covid: la Junta anula traslados y descansos

Estudiantes en el último curso serán contratados a dedo para paliar la falta de personal y los facultativos podrán ser llamados a atender enfermos covid sea cual sea su especialidad

Foto: Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. (EFE)
Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. (EFE)

La plantilla del Servicio Andaluz de Salud está agotada, superada y ahora también incendiada. En el pico más alto de la pandemia, con el mayor número de hospitalizaciones por covid jamás registrado en la comunidad y alerta de que la presión máxima seguirá al menos tres semanas más, la decisión unilateral de Salud para reordenar los recursos humanos ha prendido la mecha. Según esta orden podrán suspenderse de forma unilateral traslados, excedencias, reducciones de jornada o descansos, así como contratar a estudiantes en el último grado y mover a los profesionales independientemente de su especialidad. Además, mientras se autorizan las contrataciones a dedo, se paraliza la toma de posesión de aquellas personas que habían sacado una plaza en el SAS y esperan para incorporarse a trabajar.

La reunión de la mesa sectorial que reúne a los principales representantes sindicales y la Junta de Andalucía se prolongó durante dos horas de la mañana del lunes mientras que los sanitarios salían a las puertas de los hospitales y centros de salud a protestar y mostrar su indignación. No ha habido ningún acuerdo. CCOO, UGT, Sindicato Médico, CSIC y Sindicato de Enfermería SATSE se levantaron indignados y sin acuerdo.

Foto: El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. (EFE)

El Gobierno andaluz, tras anunciar el presidente Juan Manuel Moreno drásticas medidas que afectan al cierre de toda la actividad no esencial a las 18 horas, aprobó un Boletín Oficial (BOJA) amparándose en el decreto de alarma del Gobierno que prevé que las autoridades sanitarias autonómicas reordenen los recursos para responder a situaciones de emergencias. La orden, aprobada sin consultar con la mesa sectorial, describe una situación límite en el sistema sanitario andaluz, habla de una “enorme presión”. “La capacidad de nuestro sistema sanitario empieza a estar seriamente comprometida”, señala para justificar la adopción de “medidas urgentes de carácter extraordinario ante una situación crítica”.

Pérdida de derechos

A partir de ahora, serán los gerentes de los centros sanitarios los que decidan sobre permisos, vacaciones y licencias, como por ejemplo las reducciones de jornada. Se podrán suspender y reclamar la incorporación a jornada completa. Quedan suspendidas las regulaciones sobre permisos y descansos y cualquier profesional sanitario puede ser forzado a moverse a y ser adscrito temporalmente a puestos de trabajo que sea necesario cubrir sea cual sea su especialidad. “Podemos ver a dermatólogos o especialistas en análisis clínicos en urgencias o plantas covid, incluso en UCI, con lo que eso conlleva de inseguridad jurídica y estrés para profesionales que llevan ocho meses deslomándose por los ciudadanos”, denuncia Humberto Muñoz, secretario general de la federación de sanidad de CCOO y miembro de esa mesa sectorial. “En cinco meses entre una ola y otra no ha habido apenas contratos, no ha funcionado el rastreo, han sobrecargado a los profesionales de la atención primaria y ahora vienen con esto sin consensuarlo y con arrogancia”, denuncia.

Estudiantes de último grado podrán ser contratados a dedo como especialistas y se anulan permisos o reducciones de jornada

Residentes del último año también podrán tener encomendadas tareas propias de especialista. Los trabajadores de riesgo o embarazadas se dedicarán al rastreo de covid así como los sanitarios que tengan que ser aislados de forma preventiva pero que no desarrollen la enfermedad. Se anulan las exenciones de jornadas complementarias que podían solicitar los trabajadores mayores de 55 años y las personas contratadas a tiempo parcial podrán pasar a tener de forma excepcional un cien por cien de la jornada.

Los gerentes de los hospitales, al margen de la bolsa que normalmente se utiliza para ordenar los contratos por puntuación y méritos, podrán suscribir contratos laborales con estudiantes de grado de alguna de las profesiones sanitarias en su último año de formación así como con licenciados que no tengan puntos. Serán “a dedo”, denuncian los sindicatos, que recuerdan que ya se flexibilizaron las condiciones de la bolsa de empleo para agilizar los contratos y poder saltarse trámites administrativos. “Ahora directamente podrán contratar a dedo”, apuntan.

placeholder Un médico trata a un paciente de covid. (EFE)
Un médico trata a un paciente de covid. (EFE)

Podrán además obligar a los profesionales que les toque jubilarse a prolongar de forma forzosa su permanencia en el servicio activo. Quedan anulados asimismo todos los concursos de traslado que estaban en marcha.

Reunión sin acuerdo

La Consejería de Salud convocó de urgencia la mesa sectorial el domingo tras redactarse esta resolución. Según los asistentes, el gerente del SAS, Miguel Ángel Guzmán, asistió al arranque de la reunión este lunes para asegurar que la orden recogía planteamientos de “máximos” y después se marchó “sin oír a los representantes de los trabajadores”. Los sindicatos se quejan de que se haya hecho todo “a espaldas de los trabajadores” e incluso barajan recurrir la orden en los tribunales por “vulnerar principios básicos como el de la negociación colectiva”. Saben que tienen poco margen para ir a una huelga o protestas. “Somos responsables y no vamos poner en riesgo la salud de nadie pero sí que vamos a tratar de convocar concentraciones para mostrar nuestro malestar”, señala el representante de CCOO. Ya este lunes a las 12 del medio día había protestas de los sanitarios a las puertas de los hospitales y centros de salud.

Foto: Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. (EFE)

“No se abren a negociar nada”, se quejan los representantes sindicales. Habrá una rectificación de la orden publicada en el BOJA pero no para alterar su contenido, explican los asistentes a la reunión con Salud, sino para ampliarla a los trabajadores de las agencias públicas sanitarias, como el 061 o algunas áreas hospitalarias constituidas como agencias, y para los trabajadores sociosanitarios, en residencias por ejemplo, que por “un error” habían quedado fuera del alcance de la resolución.

"Atropello" en el peor momento

También desde el Sindicato Médico de Andalucía muestran su profundo malestar. Había ya sanitarios que estaban preparándose para un cambio de destino que llevaban años esperando en algunos casos, “solicitando cambios de colegio para sus hijos, alquilando viviendas o despidiéndose de sus pacientes”. “La única ilusión que permitía a muchos compañeros seguir adelante cada día era conseguir esa plaza tanto tiempo ansiada. Ahora esa ilusión se trunca súbitamente y sin esperanza de que el procedimiento se resuelva a corto plazo. ¿Acaso no nos merecíamos algo más de previsión y de respeto? La mezcla de incompetencia y arrogancia con que actúa la Junta causa pavor”, advierten desde el Sindicato Médico.

Foto: Fotografía de archivo de la fachada del Hospital Clínico Virgen de la Victoria. (EFE)

“Desde el Sindicato Médico llevamos semanas anunciando el grave empeoramiento de la pandemia (...) Sin embargo, bien por mera negligencia o bien porque han primado los intereses económicos sobre los sanitarios, nos hemos vuelto a encontrar en una situación desesperada. Ahora la Junta pretende hacer a toda prisa lo que debió hacer con calma hace semanas, y pretende hacerlo, una vez más, a costa de los profesionales”, denuncian. “Los médicos no podemos tolerar que a la presión provocada por la pandemia se sume el atropello”, alertan.

En una nota, el Servicio Andaluz de Salud explicó que la orden andaluza adapta lo establecido por el Ministerio y piidó "la comprensión y la ayuda de los sindicatos para el desarrollo de esta orden, dada la situación epidemiológica en la que se encuentra Andalucía". "Se trata de un texto de máximos para intentar evitar diseñar nuevas medidas en caso de empeoramiento de la actual situación pandémica. Desde el SAS, se ha expresado la esperanza de que no todas las posibilidades previstas sean precisas", agregan en el comunicado.

Noticias de Andalucía Recursos humanos Parlamento de Andalucía
El redactor recomienda