Moreno avisa en Andalucía: "medidas drásticas y difíciles" antes del fin de semana
  1. España
  2. Andalucía
DEBATE SOBRE LA COMUNIDAD

Moreno avisa en Andalucía: "medidas drásticas y difíciles" antes del fin de semana

El presidente elude la confrontación con Sánchez, avisa de que la crisis durará años y hace un discurso de ofertas de diálogo y pacto con un gran anuncio: comenzará a demoler El Algarrobico

Foto: Moreno avisa en Andalucía: "medidas drásticas y difíciles" antes del fin de semana
Moreno avisa en Andalucía: "medidas drásticas y difíciles" antes del fin de semana

Discurso de centro y moderado, con mano tendida al diálogo cada pocas palabras y deseo de pactos con la oposición. Una intervención larga la de Juanma Moreno en su primer debate del estado de la comunidad, más de una hora y 30 folios, en las que solo dedicó una línea a Pedro Sánchez para pedirle que ejerza el liderazgo y la coordinación en la guerra contra el covid y no permita que cada comunidad haga la guerra por su cuenta. Nada que ver con su homóloga Isabel Díaz Ayuso en el mismo debate en Madrid días atrás.

Moreno aprovechó ya la sesión de tarde y la réplica a Susana Díaz, líder del principal partido de la oposición en Andalucía, para anunciar medidas “drásticas”, advirtió, “duras, difíciles pero necesarias" si no mejoran los datos. Será el próximo viernes cuando se anuncien. En el punto de mira están Sevilla y Jaén, junto a Granada.

Susana Díaz acusó al Gobierno andaluz de haber perdido el control tras suprimirse el estado de alarma y volver la gestión a las comunidades autónomas. Respondió a la oferta constante de diálogo del presidente con un: “El consenso no se pide, se practica”. Insistió en atacar al Gobierno andaluz por su alianza con Vox. "Usted vende de moderación pero pacta con la ultraderecha, con los mismos de Vox que han votado en contra hoy en el Congreso de suprimir la sentencia de Blas Infante”, señaló. “Son rehenes”. "Aquí no van a encontrar el clima de crispación que hay en Madrid porque desde luego el PSOE no va a jugar el papel de su partido en Madrid", dijo aludiendo a Pablo Casado.

Las mayores críticas a la gestión de la pandemia vinieron por el actual colapso de la sanidad andaluza. "Venden que tienen más de 8.000 rastreadores y en realidad, Salud admite en una respuesta parlamentaria por escrito al PSOE que en dedicación exclusiva solo hay 307", desveló Díaz.

Moreno trató de no perder el temple de su primera intervención. “El único argumento de oposición a este gobierno es Vox, no se les cae de la boca, pero señora Díaz Vox es Vox y el PP es el PP, un partido que sí ha votado a favor de anular la sentencia de Blas Infante, pero eso no lo dice”, insistió el presidente de Andalucía desmarcándose del partido de extrema derecha.

Moreno admite que están "sobrepasados" en la gestión de la atención primaria y repasa con datos los recortes aprobados por los socialistas

´”La situación sanitaria es tremendamente difícil, estamos sobrepasados”, admitió el presidente andaluz refiriéndose a la atención primaria. Acto seguido desplegó una batería de datos con los recortes ejecutados por los gobiernos socialistas de Susana Díaz: la menor tasa de médicos por habitantes, listas de espera con un millón de pacientes “ocultos”, millones pendientes de pago en factura farmacéutica, advertencias muy serias del Defensor del Pueblo. “Su problema es que tiene pasado”, terminó por contestar a Díaz, “no tienen argumentos para defenderse así que mejor no intente hacer política de la pandemia”.

Vox, "decepcionado"

El tono de Moreno Bonilla no gustó nada a sus segundos socios. "Decepcionante", advirtió el portavoz de este grupo, Alejandro Hernández, que se mostró convencido de que "la única oposición" al Gobierno de Andalucía viene desde el partido más a la derecha. Para Vox muchos votantes del cambio en Andalucía se pueden sentir "defraudados" a estas alturas y acusó al Ejecutivo de PP y Cs de retrasar, con auditorías, el desmantelamiento del sector público que siempre exigen antes de cualquier negociación. La advertencia de Vox fue clara, acusó a Moreno de no tener valentía para ejecutar reformas y advirtió de que si pactan con PSOE o Adelante Andalucía, ellos no estarán en ese pacto. Eso sí, "vamos a colaborar con la sostenibilidad de este gobierno", aunque saben, dijo el diputado de Vox, "que tienen un coste" también para su partido.

Vox criticó su discurso “plano” con la misma indignación, o más, que los anticapitalistas de Adelante Andalucía. "Expropian un bien común para llenar el bolsillo de unos pocos, mimando la privada y desprestigiando la pública", aseguró la diputada de Adelante Andalucía Ángela Aguilera. Desde la izquierda recuerdan que una cosa es el discurso y otra la práctica, ya que Moreno es presidente con los votos de la extrema derecha. PP y Cs alabaron, como no, un tono que aseguran no es solo parte de un discurso sino una convicción profunda de como hay que hacer ahora mismo política.

Foto: ¿No o abstención? El PP deja en el aire su voto a 24 horas de la moción de Vox

Moreno anunció, afianzando su apuesta por convertirse en un presidente con la etiqueta de verde o ecologista, que por primera vez los presupuestos de la Junta de Andalucía incluirán una partida para la demolición del Algarrobico en Cabo de Gata. Han pasado dos décadas desde que la mole de ladrillo invadió uno de los parajes más protegidos de Andalucía.

En la víspera de la moción

El debate sobre el estado de la comunidad en Andalucía se adelantó a este martes para no competir precisamente con la moción de censura que Vox defenderá mañana en el Congreso para derribar al Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Desde Andalucía, el presidente de la Junta eludió avivar la llama de la crispación política, evitó la crítica frentista con el Gobierno e incluso pidió a la oposición empatía para quien asume la gestión en una crisis sin precedentes que, aseguró, es un desafío para todos. Ya públicamente ha considerado que lo mejor que puede hacer su partido es no votar a favor de la moción y no hacerle el juego político a Santiago Abascal.

Moreno quiere llegar el próximo lunes a la Conferencia de Presidentes convocada en el Senado con un acuerdo unánime de todo el Parlamento andaluz para pedir un reparto de los fondos de reconstrucción de la UE conforme a población, PIB y paro, lo que dejaría en Andalucía 23.000 de los 72.000 millones. Un pacto, similar al que él sí suscribió por la financiación autonómica cuando Susana Díaz era presidenta, que deja en una posición incómoda a la ahora líder de la oposición. Le permitiría llevar un modelo de consenso a Madrid, donde el clima político es irrespirable, y una forma de hacer política distinta desde Andalucía.

Sin subir impuestos

No fue la única propuesta de pacto. Moreno se postuló para ir de la mano del ministro Luis Planas a Bruselas a pedir los fondos de la PAC y pidió a la oposición que se sumen a un acuerdo para el Presupuesto de 2021, que batirá récord histórico con 40.000 millones y no incluirá ninguna subida de impuestos, manteniendo las promesas de rebajas en el tramo autonómico de IRPF. Hasta hoy, los dos presupuestos que se han aprobado en Andalucía bajo un Gobierno de PP y Cs han tenido el apoyo de Vox para salir adelante. No se sabe si la pandemia hará que la política camine en otra dirección.

La comparecencia del líder del PP en el Parlamento andaluz llega además en un momento crítico, con cifras alarmantes del coronavirus en Andalucía, 1506 ingresados, y las ciudades de Sevilla y Jaén, como Granada, en el punto de mira del Gobierno. Pese al ruido sobre la posibilidad de un toque de queda en España que afectaría a todas las grandes ciudades, desde el Gobierno andaluz aseguraron que nadie del Ministerio ha sondeado esa posibilidad y se reservaron su opinión al respecto. Ya en Andalucía en Granada y su área metropolitana se ha impuesto el cierre de toda la hostelería a las 22 horas. Algo que no se descarta para otras capitales.

Foto: Andalucía se resiste al cierre de sus capitales, pero sigue adoptando restricciones

Moreno eludió enfocar la gran debilidad de su Gobierno en estos momentos, el colapso en la atención primaria y la crisis manifiesta en una sanidad pública andaluza desbordada por el coronavirus. Achacó a la herencia socialista la gravedad de la situación, lamentó los recortes en la sanidad y que se hubieran perdido 7.773 profesionales en los últimos años. Sí sacó pecho por la gestión de la educación y la vuelta al colegio, frente a “los portavoces del caos”, con un 96,7% de centros educativos libres de covid en estos momentos.

Su balance de lo que queda por venir no fue en absoluto positivo. Sobre todo en lo económico, donde Andalucía tendrá los peores indicadores del país si se cumplen los pronósticos de estudios y analistas. La crisis, sin precedentes, advirtió Moreno, “se alargará durante años”. La recesión, advirtió en otro pasaje de su discurso, podría provocar que no recuperemos los actuales índices de empleo hasta 2026. Andalucía tiene ahora mismo un 21% de paro y hay informes que lo disparan al 30% en el próximo ejercicio.

Propuestas a Sánchez

El presidente andaluz defendió el diálogo con el Gobierno de Pedro Sánchez y celebró que haya propuestas que se hayan tomado en cuenta tras ser defendidas desde Andalucía, como la medicalización de las residencias, la contratación de médicos extracomunitarios, la ampliación de las ayudas a los autónomos o el adelanto de fondos europeos.

Foto: El Gobierno no prorrogará la alarma en la CAM y estudia el toque de queda en España

Convencido de que el camino del diálogo es el único que cabe en estos momentos de pandemia y dura crisis económica, Moreno concluyó con una idea: que Andalucía se convierta en ejemplo de hacer política desde la moderación y el respeto. “Hagamos que nos miren con admiración”, señaló.

A Vox no le gustó su tono ni el fondo de su discurso. El PSOE de Susana Díaz tampoco lo recibió precisamente con aplausos. Ya la secretaria general envió una carta asegurando que no toca hablar de fondos europeos sino de crisis sanitaria. “Discurso triunfalista”, “sin profundizar en los temas” y en el que hablaba de la sanidad “como si fuera jauja”, replicó el portavoz socialista, José Fiscal. Para ellos esa imagen de moderación “llega tarde”.

La Junta repartirá 5,4 millones de mascarillas para la población de riesgo “en los próximos días”

Juanma Moreno Extrema derecha Unión Europea Crisis Susana Díaz Coronavirus Parlamento de Andalucía Moción de censura Santiago Abascal
El redactor recomienda