La oferta de Hacienda a las CCAA abre fisuras en el Gobierno andaluz sobre la deuda
  1. España
  2. Andalucía
LA FACTURA DEL COVID

La oferta de Hacienda a las CCAA abre fisuras en el Gobierno andaluz sobre la deuda

Una parte del Ejecutivo, con voces de PP y Cs, se enfrenta a la posición del consejero de Hacienda, un "heterodoxo del gasto público" que rechaza agotar todo el margen de déficit

Foto: La oferta de Hacienda a las CCAA abre fisuras en el Gobierno andaluz sobre la deuda
La oferta de Hacienda a las CCAA abre fisuras en el Gobierno andaluz sobre la deuda

La oferta del Ministerio de Hacienda a las comunidades autónomas para pagar la factura del covid ha abierto grietas en el Gobierno de Andalucía. Fuentes del Ejecutivo aseguran que las fricciones van más allá de roces entre los socios de PP y Cs y aseguran que hay consejeros populares que difieren de las tesis del titular de Hacienda, Juan Bravo, que se opone, pese a la pandemia, a asumir todo el endeudamiento, agotando el margen que da el Estado. Andalucía necesita a Vox para sacar adelante sus próximas cuentas públicas.

Hacienda abre el grifo a las autonomías para que puedan endeudarse más y pagar la factura del covid. La fórmula que ofrece la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, permitiría a las comunidades tener más capacidad de gasto el próximo ejercicio que este 2020. Caen los recursos que llegan a las comunidades por el sistema de financiación, porque se reduce la recaudación del Estado, pero las nuevas reglas fiscales permitirían a las comunidades asumir un déficit del 2,2%. La mitad de ese endeudamiento lo pagaría el Estado con un segundo fondo covid, de 13.486 millones de euros. El resto, ese 1,1% de déficit tendría que correr a cargo de las cuentas autonómicas.

Foto: Hacienda blinda los recursos de las CCAA: transferirá más de 124.000 millones en 2021

En números, según los cálculos del propio Gobierno andaluz, ese 2,2% de déficit serían unos 3.600 millones de euros. Unos 150 millones por décima. Si Andalucía estimó en unos 3.000 millones la caída de ingresos en el Presupuesto de 2021 por la crisis mundial, agotando ese margen podría salvar las cuentas del próximo ejercicio sin recortes importantes. Además las comunidades gestionarán directamente, según informó el ministerio, 10.000 millones del fondo europeo React.

La transferencia de 13.486 millones de euros del Estado a las comunidades debería ser aprobada posteriormente por un real decreto y ratificada por los grupos en el Congreso. No hubo acuerdo sobre ese reparto dentro de la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Los criterios de reparto están por pactar. Andalucía dice que no se fía.

No habrá más gasto

En una nota, la Junta de Andalucía puso el acento, para sorpresa de una parte del Ejecutivo autonómico, en que elaborará “los presupuestos más responsables de su historia”, según Juan Bravo, pese a la suspensión de las reglas fiscales y al margen de déficit “orientativo y no obligatorio” del 2,2% del déficit para las comunidades. No queda claro si el Gobierno andaluz agotará su margen porque el debate interno está abierto pese a que hay consejerías que advierten que están exhaustas y sin recursos. Este martes se verá en la reunión del Consejo de Gobierno.

Foto: Andalucía pide reestructurar deuda para la factura del Covid y la salida de la crisis

Bravo denunció en esa nota la “falta de respuestas” del Gobierno central sobre cuestiones fundamentales, como por ejemplo las perspectivas económicas o el salario de los empleados públicos. Insistió el titular andaluz de Hacienda que la caída de las reglas fiscales no debe implicar “bajo ningún concepto malgastar o relajarnos” a la hora de fijar unos compromisos de gasto. “Todo lo contrario: es indispensable confeccionar un presupuesto riguroso”, señaló. Además hay dudas sobre esa mitad (1,1%) que asumiría el Estado a través de un fondo extraordinario para 2021 y que aún está pendiente de pactar con distintos grupos políticos, advierte Bravo.

El consejero aseguró que queda “mucha incertidumbre”. “Desconocemos los criterios de distribución de los fondos extraordinarios para 2021 planteados en función del 1,1% del PIB. Si serán como los seguidos para el Fondo Covid, o si por el contrario se tomará un criterio de población”, señaló el consejero andaluz de Hacienda.

Una posición desde Génova

Los responsables de Hacienda de cinco comunidades, Andalucía, Castilla y León, Murcia, Galicia y Madrid además de Ceuta—, sí consensuaron una posición común y reclamaron conjuntamente al Gobierno central un trato “equitativo y proporcionado” para las comunidades autónomas. La declaración conjunta firmada el pasado 18 de septiembre fue remitida al Gobierno central. Andalucía iba a liderar este frente del PP, con acuerdo de Génova, pero en el Ejecutivo andaluz hay distintas posiciones. Ya afloraron fricciones la semana pasada en el ala de Cs por el voto en contra de las restricciones del Ministerio de Sanidad en auxilio de Madrid, en una posición que los naranja pidieron que no fuera partidista sino por criterios científicos y objetivos.

Foto: Andalucía sigue adelante con su BMI (bajada masiva de impuestos) pese a la crisis

Mientras todo esto ocurría, el ruido interno crecía en el Ejecutivo autonómico. Las dos almas del gabinete de Juan Manuel Moreno afloraron. Hay una parte de la Junta que traslada que están en contra de la heterodoxia del consejero Bravo, que se opone frontalmente a que la comunidad agote todo el margen para esa deuda. Su posición no es nueva. Su mayor logro en esa cartera fue cuadrar las cuentas y alumbrar un presupuesto andaluz con superávit y déficit cero, en total equilibrio entre ingresos y gastos.

Un ajuste celebrado por todo el Gobierno andaluz y que fue tildado casi de milagro, ya que Andalucía venía de incumplir con el anterior equipo socialista las tres reglas de deuda, déficit y gasto. Bravo consiguió en apenas diez meses dar la vuelta al contador que heredó del anterior gabinete.

El covid, cambia el paso

Pero esa heterodoxia en sus postulados contra la deuda se le han vuelto en contra en plena pandemia. Una parte del Gobierno andaluz, que integra a todas las consejerías de Cs pero también a muchas del PP, exige que la comunidad no se posicione en contra de la oferta del ministerio y haga un Presupuesto para 2021 pagando la factura covid y sin recortes. Distintas fuentes de varias carteras del Gobierno aseguran a El Confidencial que el debate está vivo y que se oponen a que, como ha ocurrido hasta ahora, la factura covid se abone recortando dinero de partidas presupuestarias ya aprobadas. Así se forjó el fondo de emergencia de 700 millones que aprobó Andalucía para afrontar la pandemia y que quitó fondos de todas las carteras del Ejecutivo y de ámbitos como las universidades, donde se quedaron 135 millones de su superávit.

Foto: Hacienda explora usar los 30.000 M de la hucha de los Ayuntamientos para el covid

La pugna viene de lejos pero va a más. Ya el pasado junio dimitió el que era secretario general de Economía, Manuel Hidalgo. Entonces no trascendieron los motivos de fondo para su cese pero nadie oculta, ya que el enfrentamiento con Hacienda y una visión de cómo afrontar la pandemia totalmente distinta a la que postulaba Bravo estuvieron detrás. Precisamente Hidalgo escribió este lunes un artículo en 'Vozpópuli' muy celebrado por buena parte del Gobierno andaluz, que se dedicó a difundirlo y a dejar claro que en estos momentos de crisis, con el coste social y económico que tendrá para Andalucía, es imposible plegarse al argumentario de Génova y rechazar que las comunidades se abran al endeudamiento. La Consejería de Economía en Andalucía está en manos de Cs, con Rogelio Velasco al frente.

Hacienda Ministerio de Hacienda Pandemia Partido Popular (PP) Ministerio de Sanidad Noticias de Andalucía Ciudadanos Juanma Moreno
El redactor recomienda