Y SUBDIRECTORES SIN EXPERIENCIA EN EL SECTOR

Una Secretaría de Estado sin rumbo: Turismo no tiene plan y funciona al ralentí

La industria turística y los propios funcionarios se lamentan de la falta de estrategia del ministerio. La investigación por corrupción a Fernando Valdés debilita a la ministra Maroto

Foto: El secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, la pasada semana, en Palma. (EFE)
El secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, la pasada semana, en Palma. (EFE)

La pregunta '¿hay alguien al volante?' expresa incertidumbre, sensación de orfandad. Es justo lo que está pasando en la Secretaría de Estado de Turismo. Desde que este periódico desvelara que la Fiscalía Anticorrupción investiga a Fernando Valdés, el ministro de Turismo 'de facto', con una ministra que delega en él las competencias de la industria turística, las voces de queja ante su situación judicial no dejan de sonar.

"¿Hasta cuándo va a mantener la ministra Reyes Maroto a Valdés? Tendría que haber dimitido nada más saltar la noticia", señala a El Confidencial un ex alto cargo turístico que conoce muy bien la ‘casa’ de Industria, Comercio y Turismo. “El sector no se merece a una persona que está situada en el punto de mira judicial”, expresa ya sin ambages.

Desconocidos en el sector

Valdés se ha rodeado en la Secretaría de Estado de afines sin experiencia en el sector. Y las dos subdirecciones las comandan ahora antiguos subordinados que tenía en Aecid. Uno de ellos es Eduardo Fernández Palomares, exdirector Financiero y de Recursos de Acción Cultural Española, responsable ahora de la Subdirección General de Cooperación y Competitividad Turística de la Secretaría de Estado de Turismo.

Ana Muñoz, exjefa del Departamento de ONG de la Aecid, está al frente de la Subdirección General de Desarrollo y Sostenibilidad Turística. Solo la confianza que tiene Valdés en Fernández Palomares y Muñoz explica estos nombramientos de dos perfectos desconocidos en el sector y de una Secretaría de Estado que siempre ha sido un polvorín con fuerte contestación interna y recelos en las competencias.

“Todo el mundo se pregunta cómo es posible que la ministra nombrara a este hombre secretario de Estado de Turismo cuando ya se sabía que le caía esto encima de Anticorrupción”, explican fuentes de la industria turística nacional consultadas por El Confidencial.

Reyes Maroto, durante una sesión de control al Gobierno (EFE).
Reyes Maroto, durante una sesión de control al Gobierno (EFE).

El problema es que no solo no hay luces largas, ni siquiera hay estrategia o una serie de mínimos. “Hace falta acometer de manera urgente un verdadero plan de ayudas al sector de la restauración y en coordinación con Comercio, que es del mismo ministerio”.

Gastar menos en contratos externos y en campañas de promoción del destino cuando los viajes se han reducido a la mínima expresión son otras de las demandas de un sector muy castigado este verano. Fuentes oficiales del ministerio subrayan que Valdés continúa “ahora mismo, al día de hoy”, en su puesto y que no prevé ninguna modificación en el organigrama de la Secretaría de Estado.

"La ministra trabaja incansablemente y no se merece lo que está pasando. No entiendo cómo puede mantener en el cargo a Valdés"

Un alto cargo del ministerio no se explica esta polémica, sobre todo viniendo precedida de la dimisión el pasado mes de julio de Isabel Oliver como secretaria de Estado tras publicar en exclusiva este periódico el fraude de los sellos falsos de turismo responsable. “La ministra trabaja incansablemente y no se merece lo que está pasando. No entiendo cómo puede mantener en el cargo a Valdés”, remarcó a El Confidencial.

Este diario también avanzó el polvorín del Ministerio de Turismo. Un grupo de funcionarios, que estaban al frente de puestos técnicos, estratégicos, que han pedido otros destinos ante la falta de sintonía —"también presunto acoso laboral"— con el anterior equipo de Turismo. Son los casos de personal encargado del desarrollo y sostenibilidad, del exjefe del área de Producto y de la exjefa del área de Planificación.

Todos tenían tras de sí una consolidada carrera de funcionarios de alto nivel. "No pertenecían al 'lobby' de Turespaña, lo más endogámico del ministerio", indican fuentes próximas a Turismo. El nuevo director de este organismo, Miguel Sanz, que aglutina toda la promoción exterior, tiene un reto ante sí. Ha sido nombrado por el nuevo secretario de Estado y dirigía Turismo de Madrid.

La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) subrayó a finales del pasado mes de agosto mediante una carta a la ministra Reyes Maroto la necesidad de que “se trabaje con urgencia desde el Ejecutivo para crear una comisión interministerial con los responsables de las diferentes comunidades autónomas y para poner en marcha un plan de choque que asegure la supervivencia del sector turístico español”.

De este plan, tampoco se sabe nada.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios