De Palma de Mallorca a Torrelavega: los otros confinamientos para frenar el coronavirus
  1. España
  2. Andalucía
crisis sanitaria del covid-19

De Palma de Mallorca a Torrelavega: los otros confinamientos para frenar el coronavirus

El Govern balear dispuso el 11 de septiembre el confinamiento de cuatro barrios de la capital y este viernes se amplió a la zona de la avenida de Arquitecto Bennàssar

placeholder Foto: magen de la calle Archiduque Lluis Salvador de Palma de Mallorca donde desde las 22:00 horas se aplican las nuevas medidas de confinamiento. (EFE)
magen de la calle Archiduque Lluis Salvador de Palma de Mallorca donde desde las 22:00 horas se aplican las nuevas medidas de confinamiento. (EFE)

A partir del lunes, más de 850.000 madrileños -un 13% de la población- se verán afectados por las restricciones selectivas que la comunidad ha impuesto sobre 37 de las áreas básicas de salud de la región. El objetivo es contener los rebrotes del coronavirus en las zonas que tienen más incidencia y, en la práctica, supone la restricción de la movilidad excepto para desplazamientos laborales, educativos y otros motivos justificados, en seis distritos de la capital y en los municipios de Fuenlabrada, Humanes, Moraleja de Enmedio, San Sebastián de los Reyes, Alcobendas, Getafe y Parla.

Pero Madrid no es la única comunidad que ha tenido que ordenar este tipo de medidas para contener el avance del virus. A lo largo del verano ha sido necesario confinar perimetralmente diversos municipios o barrios en comunidades como Cataluña, Galicia o Castilla y León para cortar la transmisión comunitaria del virus. Desde el confinamiento perimetral en la comarca del Segrià en Cataluña hasta el confinamiento de diez viviendas en el barrio de las Delicias de Valladolid el pasado mes de julio; el cierre de los accesos a la comarca de A Mariña, en Lugo; o el cierre perimetral de varias localidades castellanoleonesas como las vallisoletanas de Íscar y Pedrajas de San Esteban, que inician su segundo confinamiento este fin de semana.

Foto: Las zonas básicas afectadas por las limitaciones en Madrid. (EC)

Desde la medianoche de este sábado, se aplican nuevas actuaciones preventivas que van desde la restricción de la libre entrada y salida de personas de ambos municipios, salvo desplazamientos debidamente justificados (asistencia a centros médicos y servicios sanitarios, a centros docentes o cumplimiento de obligaciones laborales, por ejemplo). Se permite, según lo publicado en el Boletín Oficial de Castilla y León este sábado, la circulación de los residentes dentro del propio municipio, aunque se desaconsejan aquellos desplazamientos que no sean para realizar actividades imprescindibles. También se han suspendido las visitas a centros de mayores y la participación en reuniones públicas o privadas de más de 10 personas, entre otras medidas que afectan a los eventos deportivos y la hostelería y restauración.

Otro caso es el de Palma de Mallorca. El Govern balear dispuso el 11 de septiembre el confinamiento de cuatro barrios de la capital: Son Gotleu, la Soledad Norte, Can Capes y parte de Son Canals. Desde este viernes, además, afecta a la zona de la avenida de Arquitecto Bennàssar, ampliando el total de vecinos afectados a alrededor de 20.000. Asimismo, hay medidas restrictivas en la zona del Eixample de Ibiza y el centro del casco urbano de Sant Antoni.

Cantabria también tuvo que decretar el confinamiento parcial del barrio La Inmobiliaria de Torrelavega durante 15 días el pasado 11 de septiembre. El brote de covid, originado en un bautizo, derivó en restricciones que han afectado a unos 6.500 vecinos. Por el momento, la Consejería de Sanidad del gobierno cántabro mantiene la localidad monitoreada y, aunque no descarta ampliar las restricciones sobre este barrio, no prevé extenderlo a todo el municipio que cuenta con 283 casos activos.

También Aragón ha decidido mantener el confinamiento perimetral del municipio turolense de Andorra por el ascenso sostenido de los casos positivos, una situación que afecta también a Ejea de los Caballeros (Zaragoza).

Cuarenta municipios afectados desde junio

Cataluña fue la primera en decretar un confinamiento perimetral ante los rebrotes de covid-19 que se estaban produciendo en la comarca del Segrià. Las restricciones afectaban también a la capital, Lleida, y se extendieron durante gran parte del mes.

En Castilla y León, el mayor confinamiento de población se produjo el 7 de agosto, con el aislamiento de los cerca de 32.000 habitantes del municipio burgalés de Aranda de Duero. También Extremadura decretó el 8 de agosto el aislamiento de Villarta de los Montes (Badajoz), una localidad de poco más de 400 habitantes y perteneciente a la comarca de la Siberia Extremeña. La Generalitat Valenciana ordenó el 31 de agosto el confinamiento de Benigánim, y, dos días después, el Gobierno de Cantabria decidía el aislamiento de Santoña.

Foto: Varias personas en una terraza de Madrid. (Efe)

Murcia ordenó el 24 de julio el regreso de Totana (32.000 habitantes) a la fase 1 de la desescalada, lo que supuso la limitación de las entradas y salidas del municipio. En esta comunidad siguen con restricciones de la movilidad las poblaciones de Jumilla y la pedanía de Archivel, en Caravaca, así como el casco urbano de Lorca (60.000 habitantes) que retrocedió el 15 de septiembre a fase 1 flexibilizada.

En La Rioja, en tanto, el pasado 7 de septiembre el gobierno acordó restringir durante siete días la movilidad en Alfaro, municipio que en ese momento tenía 264 casos activos, el 27,5% del total de contagios de la comunidad autónoma.

n total, han sido once las comunidades autónomas que han tenido que tomar este tipo de medidas restrictivas de movilidad o de horarios de locales de restauración y zonas de ocio para frenar el virus. Casi cuarenta municipios se han visto afectados por restricciones desde el fin del estado de alarma el pasado 21 de junio. La mayoría de los confinamientos ordenados por los gobiernos autonómicos con ratificación judicial tienen una duración de 14 ó 15 días, el tiempo decretado para las cuarentenas.

Coronavirus Mallorca Cantabria Castilla y León
El redactor recomienda