Hacienda aprieta a cada alcalde con el cheque que le toca si salva la ley de los remanentes
  1. España
  2. Andalucía
SIN ALTERNATIVAS

Hacienda aprieta a cada alcalde con el cheque que le toca si salva la ley de los remanentes

El Gobierno asegura que la negociación se traslada al Congreso y que cada ayuntamiento tendrá que explicar a sus vecinos por qué renuncia a un fondo "voluntario"

Foto: La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha sido una de las voces más críticas contra el acuerdo. (EFE)
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha sido una de las voces más críticas contra el acuerdo. (EFE)

"La negociación desde Hacienda ha concluido. El decreto ley está en el Congreso y es ahí donde se discute". Es el mensaje que trasladan desde el departamento de la ministra María Jesús Montero tras una semana en la que se ha evidenciado la soledad del Gobierno en la fórmula aprobada por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para dar una salida al remanente acumulado por los ayuntamientos. Será el PSOE desde la Cámara Baja el que emprenda la negociación para salvar una norma que si decae dejará sin alternativas a los alcaldes para que puedan emplear los fondos acumulados tras las férreas restricciones impuestas al ahorro municipal en 2012.

Será en la antesala de la negociación de unos Presupuestos Generales del Estado imprescindibles para acomodar los fondos europeos para la reconstrucción recibidos por España. Ni el clima político ni la aritmética parlamentaria acompañan al Gobierno, que sabe que tiene por delante semanas de dura negociación, y la pugna por los ahorros locales embarra el escenario.

El PP ha dado orden a sus alcaldes de no acogerse a los préstamos que propone Hacienda. El decreto ley está en el aire y debe convalidarse en el Congreso la normativa que permite al Estado hacerse con el ahorro municipal, con el compromiso de devolver a las arcas locales 5.000 millones de euros este año y el próximo. Los populares, que han hecho de este asunto una bandera de confrontación con el Gobierno, denuncian "la confiscación" por parte del Gobierno de Pedro Sánchez de los ahorros municipales. Hablan de "un corralito" y ordenan a sus regidores no sumarse a ese plan.

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha advertido de que tomará una decisión según convenga o no a sus presupuestos y no conforme a la consigna dada por el partido. Tampoco hay unanimidad en el PSOE con la fórmula aprobada. Hay regidores que gobiernan con Ciudadanos, partido que también rechaza que el Estado se quede el remanente de los consistorios, que tendrán difícil acogerse al plan. Por ejemplo, el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, en Madrid, con un alcalde socialista en coalición con Cs, ha dejado claro que no cederá sus ahorros.

Foto: Pedro Sánchez. (Reuters)

Hacienda cuenta con un arma que considera poderosa. Pondrá sobre la mesa de cada alcalde el cheque al que podrá acogerse de salir adelante el real decreto. Desde el PSOE advierten de que "será cada regidor el que deba decir a sus vecinos por qué renuncia a esa cantidad exacta y no les será fácil" en mitad de una dura crisis económica. El presidente Pedro Sánchez ha mostrado la disposición del Gobierno a negociar con los partidos, imprescindibles para que el real decreto no sea tumbado en el Congreso.

Otro roce con Podemos

No solo el PP ha rechazado el plan aprobado para los ahorros municipales. Es el PSOE el único que oficialmente, aunque hay alcaldes socialistas que siguen sin verlo claro, apoya esa fórmula 'imaginativa' inventada por Hacienda. Los ahorros municipales se trasladan al Estado y el Gobierno libra los préstamos sin intereses a los ayuntamientos. El plan cuenta con la oposición frontal de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, o del regidor de Cádiz, José María González 'Kichi', que exigen que se derogue la ley de sostenibilidad aprobada por Cristóbal Montoro y que desde 2013 obliga a los ayuntamientos a inmovilizar en depósitos bancarios parte de sus ahorros. Alcaldes de ocho partidos (PNV, Cs, ERC, Unidas Podemos, BNG, PDeCAT, Coalición Canaria y PP) han rechazado el real decreto.

Pedro Sánchez, y el presidente de la Federación de Municipios y Provincias, Abel Caballero, durante la firma del acuerdo. (EFE)
Pedro Sánchez, y el presidente de la Federación de Municipios y Provincias, Abel Caballero, durante la firma del acuerdo. (EFE)

Hacienda insiste en que cambiar la ley o modificar la Constitución, como se recogió en el artículo 135 aprobado por José Luis Rodríguez Zapatero, "no es viable a corto plazo". Así que todas las medidas aprobadas decaerán si el real decreto no se convalida en el Congreso.

Préstamos con números

Solo atendiendo a la composición de la ejecutiva de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), que representa a todos los partidos con acta municipal, los alcaldes se juegan poder usar un remanente de 662,6 millones de euros. En total son más de 30.000 millones los que están inmovilizados entre remanente y superávit, y unos 15.000 millones los que se liberarían en los próximos años.

El cheque disponible en 2020 y 2021 para cada consistorio sería el 35% del remanente y, en diez años, podrían recibir el total de su dinero. Los datos distribuidos son de la Tesorería de Hacienda en 2019. "A las cuantías de los remanentes de cada ayuntamiento habría que restarle los importes destinados a financiar modificaciones de crédito aprobadas con anterioridad a la entrada en vigor del Real Decreto Ley, además de liquidaciones ligadas a sus entes instrumentales", advierte el Ministerio al existir discrepancias en algunos casos con las cifras que manejan los propios consistorios.

Una decisión "voluntaria"

"El acogerse a la medida del préstamo y 5.000 millones adicional es voluntario. Si hay ayuntamientos a los que no les interesa no tienen por qué hacerlo, pero no es lógico privar a los ayuntamientos que les interese que puedan hacerlo. Hay de todo signo político en múltiples circunstancias", insisten fuentes del Gobierno.

"No es lógico privar a los ayuntamientos que les interese que puedan hacerlo. Hay de todo signo político", dicen desde el Gobierno

Algunos ayuntamientos, todos los que forman parte de la directiva de la FEMP, ya tienen sobre la mesa estas cuantías y se seguirán remitiendo las cantidades a los regidores para que trascienda a qué cantidad exacta renuncian y elevar la presión sobre la negociación. El presidente de la FEMP y alcalde de Vigo, Abel Caballero (PSOE), tiene un remanente de 98,9 millones de euros; el vicepresidente primero José María García Urbano (PP), alcalde de Estepona (Málaga) 7,7 millones de euros; la vicepresidenta segunda, Milagros Tolón (PSOE), alcaldesa de Toledo, 30,7 millones de euros.

Algunos números

También se han distribuido las cifras oficiales a los vocales de la FEMP, alcaldes y presidentes de diputaciones, que ofrecen una certera radiografía de la situación de las arcas locales. Así, según los datos del Ministerio, Xavier Amor (PSOE), alcalde de Pineda de Mar (Barcelona), acumula un remanente de 7,4 millones de euros; Ángeles Armisen (PP), presidenta de la Diputación de Palencia, 16,6 millones; Jorge Azcón (PP), alcalde de Zaragoza, 42,6 millones euros; José Manuel Baltar (PP), presidente de la Diputación de Ourense, 39,6 millones de euros; Luis Barcala (PP), alcalde de Alicante, 76 millones de euros; Emma Buj (PP), alcaldesa de Teruel, 4,4 millones; Pedro del Cura (Unidas Podemos), alcalde de Rivas (Madrid), 14,1 millones; Ramón Fernández-Pacheco (PP), alcalde de Almería, 44,6 millones de euros; Elisa Garrido (PSOE), alcaldesa de Calahorra (La Rioja), 9,8 millones de euros; Ana González (FSA-PSOE), alcaldesa de Gijón (Asturias), 36,8 millones de euros; Joaquín Hernández (PSOE), alcalde de Lorquí (Murcia), 1,6 millones de euros; Gema Igual (PP), alcaldesa de Santander, 81 millones; Amparo Marco (PSOE), Castelló de la Plana, 4 millones; Francisco Javier Paz (PSOE), alcalde de San Andrés y Sauces (Santa Cruz de Tenerife), 788.680 euros; Susana Pérez (PP), alcaldesa de Pozuelo de Alarcón (Madrid), 76,3 millones de euros; Óscar Puente (PSOE), alcalde de Valladolid, 56 millones de euros; Antonio Rodríguez (PSOE), alcalde de Mérida (Badajoz), 11 millones; Mikel Serrano (PSE), alcalde de Zumárraga (Guipúzcoa), 2,4 millones de euros.

Huelva, Murcia y Granada no tienen ahorros. Aunque se publica que Zaragoza no tiene remanente positivo, los datos de Hacienda, aclaran desde el Ministerio, indican lo contrario a falta de ajustar si se ha destinado esa cantidad a financiar, por ejemplo, modificaciones de crédito, lo que explicaría que no les quede importe para el préstamo.

Hacienda insiste en que ahora mismo los ayuntamientos que no tienen remanente positivo también se benefician a través de la flexibilización de las reglas fiscales y podrán acogerse a ayudas financieras a través del superávit de las Diputaciones y porque el real decreto permite la refinanciación de deudas. También se podrían beneficiar del fondo de 400 millones de euros aprobado para paliar pérdidas en el transporte urbano.

"La negociación desde Hacienda ha concluido. El decreto ley está en el Congreso y es ahí donde se discute". Es el mensaje que trasladan desde el departamento de la ministra María Jesús Montero tras una semana en la que se ha evidenciado la soledad del Gobierno en la fórmula aprobada por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para dar una salida al remanente acumulado por los ayuntamientos. Será el PSOE desde la Cámara Baja el que emprenda la negociación para salvar una norma que si decae dejará sin alternativas a los alcaldes para que puedan emplear los fondos acumulados tras las férreas restricciones impuestas al ahorro municipal en 2012.

Hacienda María Jesús Montero Cristóbal Montoro FEMP
El redactor recomienda