EL AÑO MÁS NEGRO PARA EL SECTOR

El polvorín del Ministerio de Turismo: más ceses y dimisiones en su peor crisis

La crisis interna a la que se enfrenta la ministra llega en un momento crítico con la restricción de vuelos, caída drástica del número de visitantes y pérdida del prestigio de la imagen turística de España

Foto: Pedro Sánchez y Reyes Maroto, en el Congreso de los Diputados. (EFE)
Pedro Sánchez y Reyes Maroto, en el Congreso de los Diputados. (EFE)
Adelantado en

El turismo, el sector que más aporta al PIB español (12%), se enfrenta a la peor crisis de su historia. Y la Secretaría de Estado de Turismo, convertida en un polvorín, sufre una continuada oleada de dimisiones, ceses y traslados. "Reyes Maroto es una buena ministra de Turismo, pero está ninguneada en la toma de decisiones. Quizás calle porque sabe que la guerra la tiene perdida". Quien habla es un profundo conocedor de la 'casa' turística del Gobierno.

La crisis interna a la que se enfrenta la ministra ha llegado justo en el periodo más crítico para la industria: con la restricción de vuelos internacionales, caída drástica del número de visitantes y rentabilidad y pérdida del prestigio de la imagen del destino ante el pase de España a la lista negra de países afectados por el covid-19. Ya hay más de seis países que no recomiendan viajar a ciertas regiones españolas.

Maroto está atrapada entre Sanidad y Asuntos Exteriores. No cuenta con margen de maniobra, pero también carece de capacidad de respuesta y de acción. "El sector turístico no tiene una mala ministra, pero sí un pésimo Gobierno", precisa este dirigente del sector. La ministra delegó todo el poder en Isabel Oliver, al frente de la Secretaría de Estado de Turismo, quien dimitió justo después de que El Confidencial destapara el coladero del sello de turismo responsable y provocara el relevo de media cúpula del Ministerio.

Mano derecha de Armengol

Desde el Ministerio se anunció que Oliver fichaba por la OMT (Organización Mundial del Turismo), con sede en Madrid, pero aún no se ha incorporado a la OMT. A corto plazo no está previsto. El PSOE-PSIB de Baleares celebró con alborozo que una de sus más destacadas dirigentes, fiel escudera de la presidenta Francina Armengol, se incorporara al organismo internacional de Naciones Unidas.

Oliver dejó la Secretaría de Estado hecha un guirigay. Este jueves ha sido relevado Ignacio Angulo, hasta ahora director general de Desarrollo y Sostenibilidad Turística de la Secretaría de Estado de Turismo. Angulo fue quien coordinó, a las órdenes de Oliver, el sello de turismo responsable. Había perdido la confianza del nuevo secretario de Estado, Fernando Valdés, quien se ha encontrado con nada más que problemas en el organismo.

Isabel Oliver, exsecretaria de Estado de Turismo (EFE).
Isabel Oliver, exsecretaria de Estado de Turismo (EFE).

No es la única estructura de primer nivel dentro de un Ministerio que sufre un reguero de cambios. La Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (Sedia) acumuló un gran aumento de bajas que dejó en cuadro el departamento que debía desarrollar herramientas tecnológicas contra el covid-19, como publicó este diario.

En la Secretaría de Estado de Turismo tampoco continúa en su puesto Antonia Alomar, jefa de Gabinete de la exsecretaria de Estado. Alomar es la hija de Celestí Alomar, quien tuvo en los años 90 responsabilidades en la gestión de Turespaña y fue el consejero de Turismo del expresidente socialista Francesc Antich durante la puesta en marcha de la polémica ecotasa en Baleares.

"Había favoritismos como aquello de los vuelos piloto a Mallorca. Dejaron fuera a Andalucía, Canarias o Cataluña y a Menorca e Ibiza"

"El Ministerio ha intentado poner las cosas en orden, pero Oliver lo tenía todo manga por hombro y cada uno hacía lo que quería. El desastre de los sellos lo puso en evidencia. La secretaría no tenía cabeza y no actuaba bien y había favoritismos como aquello de los vuelos piloto a Mallorca. Dejaron fuera no solo a Andalucía, Canarias o Cataluña, sino también a Menorca e Ibiza. ¿Cómo fue eso posible?", explican fuentes cualificadas del sector.

Hay otro nombre que también era clave dentro del organigrama de Oliver. Se trata de Belén Pérez-Sauquillo, por el momento subdirectora general de marketing de Turespaña. Pérez-Sauquillo ya fue cesada en 2015 como subdirectora general de marketing y responsable de publicidad de Turespaña. La directiva mostró su oposición a una campaña de 4,5 millones de euros.

Fernando Valdés, Reyes Maroto y Miguel Sanz. (EFE)
Fernando Valdés, Reyes Maroto y Miguel Sanz. (EFE)

Y hay un grupo de funcionarios, que estaban al frente de puestos técnicos, estratégicos, que han pedido otros destinos ante la falta de sintonía "también presunto acoso laboral" con el anterior equipo de Turismo. Son los casos de personal encargado del desarrollo y sostenibilidad, del exjefe de área de producto y de la exjefa de área de planificación.

Todos tenían tras de sí una consolidada carrera de funcionarios de alto nivel. "No pertenecían al 'lobby' de Turespaña, lo más endogámico del Ministerio", indican fuentes próximas al Ministerio. El nuevo director de este organismo, Miguel Sanz, que aglutina toda la promoción exterior, tiene un reto ante sí. Ha sido nombrado por el nuevo secretario Estado y dirigía Turismo de Madrid.

'El reino de taifas' de Turespaña

Distintas fuentes consultadas confirman que la clave pasa por cambiar las herencias adquiridas, con el paso de las décadas, en la estructura de Turespaña, un reino de taifas controlado por funcionarios veteranos y que permanecen en puestos de influencia tanto en Gobiernos socialistas como del Partido Popular. Fuentes oficiales del Ministerio explicaron que estos ceses y dimisiones se explican por los "mecanismos normales ante una nueva etapa".

"La casa ahora mismo está desarmada en el peor momento posible. Nunca tiene estabilidad porque todo el mundo se quiere ir fuera. No podemos seguir ni un minuto más así", subrayan a este diario fuentes próximas a la Secretaría de Estado. "La ministra podría hacer mucho más", explican estas mismas fuentes.

El desorden en la Secretaría de Estado ha sido tal durante el estado de alarma y después también que algunas comunidades autónomas obviaban al equipo de Oliver y hablaban directamente con la OMT evitando la instancia ministerial. Este hecho es algo inédito. Jamás se había 'punteado' a la Secretaría de Estado.

También es verdad que hay consejeros de Turismo de comunidades como Juan Marín —titular de la Junta de Andalucía— que valoran a Oliver como "la mejor secretaria de Estado" que haya tenido "este país" y lamenta que justo en este momento ya no esté trabajando en el equipo de Maroto.

Lo que nadie se explica es la apatía de un Ministerio que no es tal —la clásica reivindicación de crear un Ministerio específico de Turismo, sin otras competencias, no ha sido escuchada nunca por ningún Ejecutivo— y que no se sabe imponer, de crear su propia voz. Mientras, el turismo extranjero sigue desaparecido y hay fuertes críticas internas a la estrategia de marketing y a la adjudicación de las campañas promocionales.

"La ministra pensará que es poco inteligente 'montar un pollo', pero menos servirá quedarse callada", remata un experto del sector con muchos 'trienios' de experiencia.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios