una inversión de 1.000 millones de euros

Andalucía confía en la 'revolución verde' para generar 20.000 empleos

Este plan de 26 medidas, en materia de infraestructuras del agua, economía circular, cambio climático y espacios naturales, pretende reactivar la economía tras la pandemia

Foto: Marismas de Barbate, Cádiz. (Jose Vicente Ortiz, Flickr)
Marismas de Barbate, Cádiz. (Jose Vicente Ortiz, Flickr)

Tras unos meses en los que los gobiernos se han preocupado por elaborar planes de contingencia sanitaria, social y económica, dictaminando medidas extraordinarias, ahora es momento de tomar decisiones de cara a paliar los efectos adversos de la pandemia. En este sentido, la denominada ‘agenda verde’ jugará un papel determinante en la recuperación económica tras el covid-19, según destacan en este informe expertos de la Universidad de Oxford.

Andalucía ya contemplaba en sus presupuestos de este año una partida ‘verde’ con algunas acciones concretas como la potenciación de las energías renovables, la elaboración de una nueva Ley de Cambio Climático para cambiar el modelo energético o la preservación del Espacio Natural de Doñana, entre otras. Ahora, mantiene su apuesta por la sostenibilidad y el medioambiente asegurando que estos serán clave en la recuperación económica de la región.

Desde el Ejecutivo afirman que es "una posibilidad para apostar por nuestro extraordinario patrimonio natural para lograr una recuperación basada en la sostenibilidad y en la generación de oportunidades de futuro hasta dejar de herencia a las nuevas generaciones una Andalucía mejor". Unas palabras que se traducen en una inversión de 1.000 millones de euros destinados a infraestructuras del agua, a la economía circular, al cambio climático y a los espacios naturales. Andalucía estima, además, que esta ‘revolución verde’ generará 20.000 empleos.

Un lince en el Espacio Natural de Doñana en Almonte (Huelva). (EFE)
Un lince en el Espacio Natural de Doñana en Almonte (Huelva). (EFE)

Junto a esta inyección económica, prevista para este año y el que viene, la región andaluza contempla un plan de 26 medidas. Entre ellas, destaca una inversión de 575 millones de euros para infraestructuras hidráulicas y depuración de aguas, así como 17 actuaciones de abastecimiento en alta (captación, tratamiento y aducción del agua potable hasta los depósitos), un Plan Integral de Residuos de Andalucía de 447,5 millones de euros, englobado en el nuevo marco de los Fondos Feder (2020-2030), y 153 medidas dirigidas a mejorar la gestión de los desechos en el ámbito municipal y el sector privado.

El patrimonio natural es otro de los ejes de la ‘revolución verde’ andaluza y, por ello, destina más de 25 millones de euros a la reactivación del uso público de los espacios naturales. El propósito de esta acción es convertirlos en un motor de empleo en las zonas rurales de la comunidad a través de 56 nuevas licitaciones.

Asimismo, para frenar la desertificación que podría afectar en 2040 a más de la mitad del suelo andaluz, según organismos internacionales, se ha puesto en marcha un nuevo plan forestal, además de mejorar el Plan Infoca de prevención y extinción de incendios, con un nuevo modelo centrado en aquellos causados por el cambio climático.

El patrimonio natural es otro de los ejes y, por ello, destina más de 25 millones a la reactivación del uso público de los espacios naturales

También entre estas acciones se encuentran varios planes de choque para potenciar aspectos como la instalación de energías renovables, la caza sostenible o la colaboración a nivel local para que cada ayuntamiento elabore planes referentes al cambio climático.

Finalmente, con la modificación del canon del agua se intentará paliar los efectos de la sequía, otro grave problema al que se enfrenta la comunidad autónoma y que desde el Ejecutivo inciden en la importancia de una colaboración público-privada que acelere algunos proyectos relevantes como el desdoble del Túnel de San Silvestre, en Huelva, declarado de interés general del Estado en la ley del trasvase del Condado aprobada en 2018. Acciones en materia hídrica a las que se suma el Pacto del Agua con una inversión de 800 millones hasta 2022 para infraestructuras y depuración.

Otras iniciativas ‘verdes’

Además, el Gobierno está trabajando para que el consumo eléctrico por parte de las instituciones autonómicas sea 100% renovable, así como en la creación de una Comisión Interdepartamental de Cambio Climático y del Consejo Andaluz del Clima, la elaboración de la Ley de Economía Circular, la puesta en marcha del Plan Andaluz de Acción por el Clima, la eliminación del consumo de bolsas de plástico de un solo uso en Andalucía y el futuro del 'Sello Verde' para que todos los proyectos legislativos de Fomento sean sostenibles.

Andalucía también ha impulsado el programa 'Mayores por el Medio Ambiente', cuyo propósito es vincular a esa parte de la población -generalmente mayores de 60 años- que está menos acostumbrada a recibir una educación ambiental y que, además, es clave en el éxito de las medidas para la conservación del entorno. "Proyectos como este son una gran oportunidad para sensibilizar a las personas mayores sobre la importancia de conservar el medio natural y la biodiversidad, así como de difundir la importancia a nivel ecológico y ambiental que tienen los espacios de la Red Natura 2000", explicaban desde el Gobierno.

Andalucía