ACOSO Y DERRIBO AL DESCUBRIDOR DE AMÉRICA

Descendientes y estudiosos de Colón: "No es revisionismo, es vandalismo"

Sus descendientes y sus más prestigiosos estudiosos admiten estupefacción por la revisión del personaje y achacan el vandalismo de sus estatuas a la ignorancia sobre la historia

Foto: .
.
Adelantado en

"Es absolutamente legítimo el derecho a la manifestación pero no el vandalismo y el saqueo. ¿Dónde está el límite? ¿Llegaremos a expurgar las bibliotecas para quemar las obras que hoy no son políticamente correctas como hicieron los nazis? Además de suponer un terrible empobrecimiento cultural, suena a persecución de espíritu totalitario… Recordemos también la destrucción de los budas de Bamiyán —Pakistán— o de la ciudad de Palmira —Siria—". Anunciada Colón de Carvajal es descendiente directa de Cristóbal Colón, doctora por la Universidad Complutense de Madrid en Historia de América y con una larga trayectoria profesional vinculada a la Fundación Mapfre, es también una de las investigadores que más han trabajado y publicado sobre la figura del almirante. Como muchos otros estudiosos españoles sobre la figura del descubridor de América se pregunta cómo se ha abierto un debate tan "ridículo" y "carente de rigor científico" sobre Colón.

Esta semana se ha conocido que San Francisco retirará una estatua de Colón tras un intento de arrancarla y tirarla al mar. California removerá una estatua de Colón e Isabel la Católica que lleva 137 años en el Capitolio estatal y que los demócratas se suman a la cruzada en su contra en Estados Unidos. Los ecos del movimiento antirracista 'Black Lives Matter', de la mano del que ha surgido una ola revisionista de la figura del descubridor de América que pide derribar sus estatuas y ha provocado actos vandálicos contra algunos de estos monumentos, llegan a España. En Cataluña la presidenta de los comunes en el Parlament, Jessica Albiach, defendió como "una buena medida" desmontar la estatua de Colón en Barcelona y su compañera en Andalucía, Teresa Rodríguez, preguntada sobre este asunto no cortó de raíz el debate y consideró que "no es razonable" que se siga rindiendo homenajes a "esclavistas", aunque no aludió a Colón. La réplica del consejero andaluz de la Presidencia, Elías Bendodo, fue muy clara. Tildó el debate de "auténtica gilipollez" y la portavoz de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, se dirigió directamente en un vídeo a la líder de Podemos Andalucía: "Mientras que tiráis estatuas de Colón, nosotros repartimos las patatas que él trajo".

"Nunca pisó EEUU"

Los estudiosos y académicos asisten estupefactos al supuesto debate. "Cristóbal Colón es uno de los objetivos fáciles de destrucción. Sorprende especialmente que suceda en un país como EEUU, que no pisó en su vida y donde el revisionismo, en todo caso, debería centrarse en causas más justificadas, como el tratamiento a las comunidades indígenas por parte de los pobladores anglosajones. No obstante, Anthony Rendon, 'speaker' de la Asamblea del Estado de California, ha ordenado retirar el monumento erigido en 1883 a Isabel la Católica y Colón porque 'es una figura histórica profundamente polarizadora dado el impacto mortal que su llegada a este hemisferio tuvo en las poblaciones indígenas'. La desfachatez del argumento debería hacernos, por lo menos, sonreír a los españoles", señala Anunciada Colón.

Consuelo Varela es una de las mayores especialistas en la figura de Colón. Doctorada en Historia de América e investigadora en la Escuela de Estudios Hispanoamericanos del CSIC tiene claro que "derribar una estatua no es hacer justicia, es vandalismo y populismo". "Es absurdo ponernos ahora a revisar a Colón, tendríamos que revisarnos a nosotros mismos ahora para luchar contra el racismo, que existe, contra los nacionalismos... Es absurdo caer en estas reivindicaciones", señala la investigadora.

Muy respetado hasta el 92

La figura de Colón se ha respetado bastante hasta 1992, en general se le ha mantenido al margen de la colonización, esa en la que "siempre han sido los españoles malísimos", recuerda Varela. Hasta hace relativamente poco "la figura de Colón era casi inviolable". El motivo es sencillo, todos los expertos consultados aseguran que no hay ningún motivo para unir a Colón con el esclavismo. "No tiene ningún sentido, que hizo esclavos de los indios, pues sí, es lo que se hacía entonces. Para revisar el pasado hay que saber mucho y hay que estar informado. Comparar las actuaciones de entonces con lo que pensamos hoy en día es absurdo, hay que meterse en aquella época y conocer lo que era. Hay falta de cultura y de saber lo que pasó. Oigo cosas que son estupefacientes", admite Varela.

"Es muy difícil entenderlo desde la propia historia científica, es un análisis de tipo emocional y sin base lógica o crítica. Colón no fue el adalid del esclavismo ni de ningún tipo de genocidio. Fue un hombre que llegó con un proyecto revolucionario y tuvo la suerte de descubrir un continente nuevo en medio del Atlántico y a partir de ahí tuvo que dar unos resultados, intentando sacar unos beneficios. Para ello obligó a una servidumbre de trabajos manuales a los indígenas a los que se encontró pero eso fue cercenado desde la propia corona española. Consolidaron, con las llamadas leyes de Burgos de 1511, que los indígenas americanos nunca podrían ser sometidos a esclavitud y así fue. No hubo una esclavitud indígena en América", señala Carlos Martínez Shaw, catedrático de Historia Moderna y académico de la Real Academia de Historia.

"La corona española dictaminó, por las llamadas leyes de Burgos de 1511, que los indígenas americanos nunca podrían ser sometidos a esclavitud"

¿Fue entonces Colón adalid del esclavismo negro? "Tampoco. El esclavismo negro, que fue una cosa admitida en la sociedad del momento, es uno de los borrones más espantosos de la historia universal, es un crimen de lesa humanidad que ya existía en la época de Colón, aunque en proporciones menores a la que se daría luego en los siglos XVII y XVIII. Colón prácticamente con el esclavismo negro no tuvo ninguna relación, en su época existió en pequeñas proporciones y cuando se lanza a proporciones inmensas hacía ya 200 años que ha muerto", agrega el académico. "Por nada de eso se le celebra ni se le deja de celebrar sino por haber descubierto una realidad que se llamaba América a los ojos de los otros continentes, por haber creado un esquema planetario y haber creado la historia universal!, insiste Martínez Shaw.

!Resulta llamativo la falta de información de todos estos que se ponen a gritar y a decir barbaridades. Lo que tienen que hacer es leer un poco, que leer un ratito al día es bueno y no cuesta mucho trabajo. No saben nada de aquella época, de cómo se vivía o se colonizaba. Preocupémonos de los problemas actuales que tenemos muchísimos y dejémonos de tonterías!, abunda Consuelo Varela.

!Isabel la Católica liberó a muchos esclavos indios que trajo Colón que cuando no encontró oro vendía esclavos como hacían todos los comerciantes de la época. Liberó a muchos porque ella decía que no había mandado allí sus barcos a esclavizar a sus súbditos sino a cristianizarlos. Si juzgamos a Colón por aquellas cosas que hoy vemos inconveniente sin duda sale mal parado pero podríamos juzgarlo también por las cosas que hizo buenas. Este mundo, con sus cosas positivas y negativas, intercomunicados, se lo debemos a estos marineros, no solo a Colón. Disfrutamos de las ventajas de otros continentes que antes no teníamos. Le voy a decir una estupidez pero sin Colón no podríamos disfrutar de un rico gazpacho fresquito porque no tendríamos ni tomates ni pimientos. Europa ha recibido de China no solo enfermedades como el covid sino también el papel, la imprenta, la pólvora", señala el catedrático de Historia de América de la Universidad de Sevilla Pablo Emilio Pérez Mallaína.

Colón vs. Hitler, Franco o Stalin

Martínez Shaw confía en que "este absurdo revisionismo sobre la figura de Colón no prospere de ninguna forma". Sí es partidario de que se denueste y elimine la memoria de los lugares públicos en el caso de "criminales de guerra como Stalin, Hitler o Franco, causantes de miles de muertes". "Pero lo que se celebra en las esculturas de Colón no es que se haya portado mejor o peor con los indígenas sino que fue el descubridor de un continente y, por lo tanto, la pieza clave para abrir una nueva época de la historia universal y para crear un proceso de globalización que nos ha conducido hasta el presente. Eso es lo que se celebra que fue el ideador y el que llevó a cabo un proyecto que permitió la incorporación de América al mundo", recuerda este catedrático de Historia de América.

"Me hace mucha gracia, los indigenistas tiran las estatuas de los conquistadores y enaltecen a los indígenas. Los conquistadores fueron a veces brutales pero las sociedad indígenas eran tremendamente brutales, los incas mataban a los niños más jóvenes y más hermosos y los ahogaban en sus grandes ceremonias y de los aztecas ya se saben sus sangrías. Ahora uno de estos populistas que venga a idealizar a un azteca del siglo XV, idealizar un mundo y satanizar otro responde a una forma de activismo político que algunos intereses tendrá", apunta Pérez Mallaína.

"Idealizar a un azteca del siglo XV... idealizar un mundo y santanizar otro responde a una forma de activismo político que algunos intereses tendrá"

"En 1892 cuando se da el cuarto centenario se genera una especie de colombinismo, un movimiento filocolombino, y de esa época datan muchos de los monumentos a Colón que están esparcidos por todo el mundo", explica Martínez Shaw. "En el quinto centenario, en 1992, no hay una reivindicación anticolombinista en absoluto, puede ser que haya una reivindicación antiespañola y antieuropea, considerando que acabaron las civilizaciones autóctonas americanas, lo que es totalmente cierto. Destruyeron la civilización azteca, la incaica, destruyeron una gran cantidad de elementos culturales del pasado de estos pueblos para sustituirlos por una civilización que se consideraba superior basada en una moral que se imponía a hechos que consideraban aberrantes, ponían mucho énfasis en el canibalismo, en la poligamia, en la tolerancia hacia la homosexualidad masculina, porque la femenina ni se comprendía, por ello surge un movimiento anticolonialista, antieuropeo y antiespañol en el caso de la América española, eso tiene un sentido. Esa consideración de la conquista española y europea en un sentido predatorio, de depredación, existe desde los primeros momentos de la conquista", agrega el catedrático.

Discrepa Anunciada Colón: "En este tema es injustísimo el tratamiento que recibe España, habiendo sido el primer país que reconoció derechos fundamentales a los pueblos americanos, los mismos que a cualquier ser humano, de acuerdo a las ideas del español y dominico Francisco de Vitoria, considerado el fundador del Derecho Internacional, entonces llamado 'derecho de gentes'". "Los indígenas sufrieron mucho pero también los marineros que cruzaron el Atlántico. Morían como chinches", recuerda Pérez Mallaína.

¿Y Washington y Jefferson?

"Si toca quitar esclavistas habría que empezar por el presidente Washington y por el presidente más importante de los Estados Unidos, Thomas Jefferson. Los grandes prohombres de la independencia de los EEUU eran auténticos esclavistas del Sur", recuerda Pablo Emilio Pérez Mallaína. "Cualquier personaje de hace 500 años, cualquiera, visto con los ojos del presente sería un auténtico maldito, todos serían esclavistas, a todos les parecería bien la tortura para tomar declaración o la pena de muerte. Si se juzga con esas diferencias históricas no hay nadie que se salve. Habría que ver a quien le interesa ahora ese tipo de actitud, no sé si a algún tipo de partido de extrema izquierda populista, a quién le interesa estar manipulando esto", añade Pérez Mallaína, convencido de que nada de esto es casual.

Los expertos señalan además que hay muchas estatuas que se están tirando que son monumentos artísticos que tienen un valor. "Vamos a acabar como los talibanes y es un disparate. Que no nos gusta, pues no la miramos, pasamos de lado... La estatua de Colón en Barcelona la levantaron los comerciantes catalanes agradeciendo lo que les había ayudado y que gracias a que el había descubierto América ellos tenían unos negocios estupendos allí. La Rábida, en Huelva, nos guste más o menos, tiene su sentido, Colón salió de allí. Lo que no tiene sentido sería olvidar, olvidar nuestra historia es muy peligroso", asegura la investigadora del CSIC Consuelo Varela.

Fallos en la educación

Martínez Shaw defiende que "la historia no debe idealizar ni demonizar sino contar la verdad". A partir de ahí, admite, se pueden crear movimientos de opinión. "El problema actual de España es la falta de conocimiento general de la ciudadanía sobre su propia historia", lamenta este catedrático. "Hay personajes que estaban absolutamente asumidos y se sabía lo que habían hecho, Pizarro, Cortés, Colón, Elcano, Magallanes... eso hoy no lo sabe casi nadie. En nuestra asignatura de Historia Moderna nos cuesta trabajo poner una pregunta que vaya más allá del descubrimiento de América, más allá de Colón la gente no sabe nada. No es que se combatan o se admiren es que se combatan por completo y las reformas educativas que se han ido sucediendo han ido de mal en peor", sostiene, con un aviso claro: "La ignorancia es la madre de todas las barbaridades".

"En nuestra asignatura de Historia Moderna nos cuesta trabajo poner una pregunta que vaya más allá del descubrimiento de América, más allá de Colón la gente no sabe nada"

También Pérez Mallaína comparte que la gente en general sabe poco de Colón. "Si pregunta a cualquiera en la calle poco le podrán decir, que descubrió América en unas carabelas y ya. Es una figura muy interesante como personaje histórico, un comerciante genovés que se movía por el mundo vendiendo y comprando cualquier cosa y cualquier persona, vino a comprar azúcar a Madeira, a las zonas de ocupación portuguesa y claro que conocía el esclavismo como todas las personas en ese momento. Hizo cuatro viajes trasatlánticos y contribuyó de manera definitiva al desarrollo de la geografía y de las conexiones entre los seres humanos, que tiene sus cosas buenas y malas, como todo", explica.

Los enigmas y La Cartuja

"Y esta fiebre ha llegado también a España, ¿vamos a cambiar el perfil de nuestras ciudades basados en si estamos de acuerdo con el personaje o el constructor del monumento? ¿Es posible con ello borrar el pasado? ¿Vamos a establecer un 'tribunal de la historia' que determine qué monumento se queda y cual es borrado de la vista o destruido? ¿Tendrán las víctimas su defensor y su derecho al honor?", se pregunta Anunciada Colón.

Hasta ahora la polémica que había envuelto a la figura de Colón se quedaban en los enigmas sobre su origen y acerca de sus restos, porque los de Colón eran los restos más disputados de la historia, los reivindicaban los dominicos, los cubanos, los españoles... Se abrió un importante estudio genético vinculado a la Universidad de Granada pero no tuvo conclusiones definitivas. Los que quedaban en la catedral de Sevilla eran muy pocos. "Los restos de Colón deben de estar repartidos. Don Manuel Fernández Fernández, profesor de la Universidad de Sevilla que murió hace ya muchos años, decía que los restos de Colón estaban en las vajillas de La Cartuja en la que comemos los sevillanos porque se llevó allí enterrado mucho tiempo, 40 años. Sabe Dios... Que más da donde repose lo importante es lo que hizo para bien y para mal. Como descubridor o como navegante no fue tan buena persona pero a él le debemos ese tesón por seguir y por cumplir un proyecto que él había imaginado", apunta Consuelo Varela. Quién sabe, quizás llegados a este punto haya quien acabe defendiendo que comer en esas famosas vajillas de loza sevillana es también dar alas al esclavismo.

Los indígenas sufrieron mucho pero también los marineros que cruzaron el Atlántico. Morían como chinches.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
38 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios