DEL HOSPITAL AL AMBULATORIO

Temor en el centro de salud: "¿Cómo vemos covid con 5 minutos y 80 pacientes al día?"

La atención primaria ha sido ‘el patito feo’ de la sanidad andaluza, y a partir del lunes retoma su actividad, con cierres en pueblos pequeños y los profesionales alertando de la sobrecarga

Foto: Varias personas hacen cola para ser atendidas en el servicio de Urgencias del Centro de Salud de Mairena del Aljarafe (Sevilla). (EFE)
Varias personas hacen cola para ser atendidas en el servicio de Urgencias del Centro de Salud de Mairena del Aljarafe (Sevilla). (EFE)

Salud es consciente en Andalucía de que hay que extremar la precaución frente al covid. El consejero Jesús Aguirre ha advertido del riesgo serio de “un repunte” y de “un problema serio de colapso” del sistema sanitario si se baja la guardia. El miedo a un segundo brote de covid está ahí. Los datos de inmunidad señalan que solo el 2,7% de la población andaluza tiene anticuerpos.

Este lunes, los centros de salud de la comunidad, convertidos según el mando único de Sanidad en el gran punto de control de la pandemia en esta nueva fase de desescalada, empiezan a retomar su normalidad tras meses de emergencia en los que se ha primado la atención telefónica y se han suspendido citas médicas o seguimiento de enfermedades crónicas. La atención primaria tiene la orden de detectar el virus a tiempo y hacer un seguimiento de la enfermedad, pero hay preocupación entre los profesionales sobre si hay recursos para hacerlo. La foto fija muestras las carencias.

La atención primaria lleva alertando desde 2007, antes incluso de la crisis y los recortes que se han cebado con ella, de que iban a faltar profesionales, pero nadie ha planificado esas carencias. En Andalucía, el ‘boom’ de licenciados en Medicina de los setenta se traduce en una ola masiva de jubilaciones de médicos y muchos jóvenes se licencian y prefieren viajar a otros países europeos u otras regiones de España con mejores condiciones económicas. En el norte de Almería, los médicos prefieren irse a Murcia, y en Huelva a Extremadura, donde los salarios son mejores. El actual presidente, Juan Manuel Moreno, prometió a los sanitarios la equiparación salarial, algo que ya ha admitido que no va a poder cumplir. Han sido, desde hace años, el eslabón más débil de la sanidad pública y ahora afrontan un enorme reto.

El Sindicato de Enfermería (Satse) asegura que habría que incorporar 4.000 enfermeras a la atención primaria en la sanidad andaluza, 15.514 en toda España. Los datos oficiales del SAS señalan que hay en Andalucía 1.514 centros de atención primaria: centros de salud (407), consultorios locales (694) y consultorios auxiliares (413). En un año, hay 39,8 millones de atenciones que prestan 6.671 médicos de familia y 6.759 enfermeros de un total de 25.831 profesionales en atención primaria de todas las categorías, también no sanitarios (son los últimos datos disponibles, de 2018).

En los datos aportados por la Junta al Ministerio de Sanidad para el plan de desescalada, apuntan que tienen disponibles un total de 6.679 profesionales de medicina y enfermería "responsables del diagnóstico de sospecha en atención primaria". Eso supondría destinar casi la mitad de los recursos totales al covid, pero el resto de enfermedades, alertan los sanitarios, siguen existiendo.

Consultorios cerrados

Hay grandes dudas. El plan de reordenación de recursos para primar el covid, que ha aplazado citas y engordado de forma muy importante las listas de espera, llevó a cerrar consultorios y alterar los horarios y la atención al público en los centros de salud de la comunidad. En total, según la información recopilada por este periódico de fuentes oficiales de cada una de las provincias, hay hasta 63 centros de atención primaria en la comunidad que han sido cerrados, parcialmente cerrados o donde se ha reorganizado el trabajo, rebajando las horas de atención al público.

Salud niega esos cierres. Habla de “reorganización”. “El objetivo es garantizar circuitos diferenciados, en los que se mantengan las distancias de seguridad entre consultas y, en el caso de que esto no sea posible, derivar dichas consultas a aquellos centros que puedan diferenciarlos. En ningún caso se eliminan consultas, sino que se trasladan de los centros con espacios más reducidos a centros que posibilitan circuitos diferenciados en aras de la seguridad de los pacientes y de los profesionales. Además, se ha potenciado la visita domiciliaria de cara a prestar la mejor atención a los mayores, población vulnerable o personas con movilidad reducida”, señalan fuentes de la Consejería de Salud.

Mayores en municipios pequeños

En Almería, hay municipios de poca población como Alboloduy (621 habitantes), Alhabia (648), Alicún (212), Almócita (176), Alsodux (133) Bentarique (243) o Canyájar (1.202) donde los consultorios se han cerrado y solo se han ofrecido consultas telefónicas. Se registran incidencias en hasta 30 municipios almerienses. En estos pequeños pueblos, pese a que este periódico tiene constancia de que los consultorios han estado cerrados, lo que confirman sus vecinos, la Junta insiste en que no ha sido así. “Esos consultorios auxiliares han tenido en horario de mañana y atención telefónica reforzada con líneas adicionales, además de atención urgente a los usuarios que la han precisado”, aseguran desde el Gobierno andaluz.

En otras provincias como Huelva, la Junta habla de “planes de contingencia” que seguirán activos para permitir los dobles circuitos de atención a pacientes covid y no covid. “Es incierto que la reestructuración de recursos llevada a cabo a raíz del estado de alarma motivado por la pandemia haya supuesto el cierre de centros de salud en la provincia de Huelva. Es decir, la atención se ha seguido prestando a la ciudadanía en todos los centros. Lo que sí se ha hecho es reestructurar los puntos de Urgencias”.

En Granada, también hay un listado de municipios pequeños y aislados donde los consultorios se han cerrado. En Padul, los vecinos por la tarde tienen que ir a Dúrcal, en Ventas de Huelma (610 habitantes) y Ácula (174)n los vecinos aseguran que han preguntado y no se les informa sobre cuándo volverán a abrir, en Fornesn se desplazan a Arenas del Rey, en Vegas de Genil (10.981 habitantes)n permanecían la semana pasada cerrados sus tres centros de salud como en otros municipios pequeños como Moclín (3.7213 habitantes) Pulianas (5.348) o Chimeneas (1.291).

Esto alega Salud: “En cuanto a Granada, no es correcto que los consultorios dependientes de los centros de salud vayan a cerrarse en la fase de desescalada. Lo que hay previsto para su puesta en funcionamiento es una reorganización de la asistencia sanitaria, diferente a la que venían prestando y adaptada a las necesidades de la población durante la pandemia de covid-19 y la seguridad tanto de pacientes como de profesionales”.

Teléfono y telemedicina

Ocurre también en localidades de la sierra de Sevilla como Albaida del Aljarafe, Alcolea del Río, Burguillos, Constatina, El Priorato o Pruna, con idéntica explicación desde la Junta de Andalucía. El PSOE ya ha denunciado un desmantelamiento de la atención primaria en pequeños municipiosn como ya ha ocurrido con escuelas rurales. En Granada, Educación tuvo que dar marcha atrás.

El secretario general del Satse, José Sánchez, advierte de que en sanidad “no puede haber ciudadanos de primera y de segunda”n y asegura que “no se puede cerrar un consultorio en un pueblo pequeño justo cuando más necesitan los ciudadanos tener la sanidad cerca”. “Estamos abandonando a nuestros mayores, que son los que viven en esos municipios”, señala.

Salud asegura que a partir de ahora “se seguirá fomentando la resolución por vía telefónica u otros medios telemáticos de todas aquellas consultas y actos sanitarios que se puedan atender de esta forma, el objetivo del SAS es ir reanudando las actividades que requieren presencia física de la ciudadanía, extremando en todo momento las medidas de protección de usuarios y profesionales”.

Rebajar carga administrativa

Desde el Sindicato Médico de Andalucía, Andrés Jiménez, vocal de Atención Primaria, asegura que ya en febrero, antes de la pandemia, Salud había puesto sobre la mesa un plan para reordenar recursos donde se primaban la telemedicina y la atención telefónica, por ejemplo, para las recetas. Este médico defiende que hay que limitar la sobrecarga de las consultas, donde se atienden al día "entre 60 y 80 pacientes, no más de cinco minutos por paciente", y rebajar las consultas administrativas. Apoya que se promocione la atención telemática, pero no está de acuerdo con el cierre de consultorios en pueblos pequeños.

Jiménez recuerda que la reordenación de recursos en la atención primaria no es nueva. “La hemos visto todos los veranos para cubrir las vacaciones de la plantilla. En vez de sustituir personal, se cerraban centros”, recuerda sobre la gestión anterior del PSOE, lo que denunciaba el PP y ahora hace igual desde el Gobierno.

“En la atención primaria, desde 2010, se notan mucho más los recortes, la sobrecarga, el desprestigio”, lamenta el portavoz del Sindicato Médico, que recuerda que en los centros de salud, a fecha del pasado jueves y pese a que el lunes se ‘reabre’, “sigue sin haber equipos de protección o mascarillas de alta protección”. Estas semanas atrás, los centros de salud han prestado auxilio en Andalucía a las residencias de ancianos que tuvieron que medicalizarse. A partir de ahora, Jiménez teme que haya un riesgo de que la atención primaria se desborde, al asumir de golpe todas las citas que han estado congeladas, y tener, por ejemplo, que hacer PCR a los ciudadanos en un plazo de 24 horas. “Va a haber un colapso seguro”, advierte.

Siguen en vigor medidas que habían carbonizado al personal de la atención primaria. Como la penalización por derivar a especialistas o pedir pruebas para los pacientes —cada médico tiene un cupo limitado— o que cada facultativo asuma los pacientes del compañero de baja, que no se sustituye. “Hay bolsas que están agotadas. No podrán contratar médicos de familia porque no hay. Ni pediatras”, advierte el portavoz del SMA.

Nuevos contratos

“Estamos contratando más personal que nunca, los refuerzos covid a 8 de mayo son 6.469, y de estos, para atención primaria, a distritos se han destinado 369, y para áreas [que engloban centros de salud y hospitales], un total de 1.753”, señalan desde el Salud. José Antonio Aparicio, responsable de CCOO de Negociación Colectiva en el Servicio Andaluz de Salud (SAS), asegura que recibieron un documento el pasado miércoles para preparar la reunión que celebraron un día después. En esos documentos que pasó Salud, se referían a la contratación de 185 médicos de atención primaria desde que empezó la pandemia: 22 en Cádiz, 31 en Almería, 14 en Córdoba, 21 en Granada, siete en Huelva, 23 en Jaén, 40 en Málaga y 27 en Sevilla.

“En realidad, no sabemos si son contrataciones por covid o por bajas de compañeros. No aclaran nada”, señala el portavoz de CCOO-A, que deja claro: “El plan de contrataciones no nos genera ninguna confianza”. Además, aún no tienen datos de los planes de verano. Tampoco se ofrecen datos desagregados que permitan conocer los contagios de sanitarios en atención primaria. Se ofrecen desglosados por categorías laborales, pero muchas coinciden en centros de salud y hospitales.

Los profesionales sí están preparados, pero el sistema, con los recursos que hay sobre la mesa, no. No nos consta que se vaya a reforzar la atención primaria. La respuesta de los profesionales está acreditada, pero otra cosa son los recursos, y no son los necesarios”, asegura Aparicio.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios