Hervías se garantiza un sillón en Cs desde Sevilla y pacta ser senador por Andalucía
  1. España
  2. Andalucía
LA RESACA DE LA ASAMBLEA NARANJA

Hervías se garantiza un sillón en Cs desde Sevilla y pacta ser senador por Andalucía

El que fuera secretario de Organización forma parte del consejo general tras una llamada desde Madrid imponiendo su designación y maniobra para llegar a la Cámara Alta

Foto: Fran Hervías, atendiendo a los medios en una imagen de archivo. (EFE)
Fran Hervías, atendiendo a los medios en una imagen de archivo. (EFE)

El que fue secretario de Organización de Ciudadanos con Albert Rivera, Fran Hervías, se ha garantizado un sillón en el consejo general del partido tras la asamblea del pasado fin de semana. Este órgano dará cabida al exnúmero tres del partido, que amagó con dejar la política como José Manuel Villegas pero que lejos de eso ha pactado ser senador por la comunidad autónoma en la cuota de Cs del Parlamento de Andalucía.

Foto: Juan Cassá fue candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Málaga.

Hervías se jacta en sus círculos de haber ganado la batalla a los críticos que se organizaron para exigir su salida y que le identificaban con la forma de hacer política que llevó el partido al desastre electoral de hace un año: listas hechas desde arriba, sin participación de los territorios, primando a 'amigos' y castigando a quien tuviera voz propia. Es el retrato que hacían de él sus adversarios, que ahora verán cómo sigue en las estructuras de poder de Inés Arrimadas.

Foto: Inés Arrimadas durante su discurso de clausura de la V asamblea general. (Pedro Ruiz)

Hervías no es militante del partido en Sevilla. Sí tiene vinculación porque su pareja, Virginia Millán, es sevillana y ambos residen en la capital andaluza. Ella fue diputada al Congreso por esta provincia. La aparición de Hervías en la votación de nombres propuestos por Sevilla dejó perplejos a muchos de los críticos que tiene entre la militancia. Aseguran fuentes del partido que fue “una llamada directa y una imposición desde Madrid de Carlos Cuadrado”. Hervías, que concurrió en la lista de ‘Con Inés Unidos y Adelante’, logró 389 votos, según el acta a la que ha tenido acceso este periódico. Un número de apoyos nada despreciable atendiendo al listado completo y que demuestra que jugó bien sus cartas en cuanto a la elección de compromisarios.

El ex número tres del partido celebró su designación con un “Misión cumplida” en su cuenta de Twitter. Antes de su incorporación a este órgano por Sevilla, lo intentó por Granada. Allí, el alcalde de la ciudad, Luis Salvador, se opuso frontalmente, confirman fuentes del partido que vivieron de primera mano la negociación del reparto de cargos. Salvador vetó a Hervías y como contrapartida este promovió que los suyos no votaran al alcalde granadino. De ahí que Salvador consiguiera menos votos que otro concejal de Granada, Manuel Olivares. Los fieles de Hervías evitaron apoyar al alcalde de la ciudad. En varios grupos privados, la pareja del exsecretario de Organización compartió una noticia de ‘Ideal’ que daba cuenta de ese castigo a Salvador jactándose de la fortaleza que conserva Hervías en las filas andaluzas.

Hervías perdió un pulso con el alcalde de Granada, Luis Salvador, y se acomodó en la lista de Sevilla tras una llamada directa de la cúpula de Arrimadas

La paridad frena sus planes

No queda todo aquí. Hay más pasos. Hervías lleva meses trasladando a los suyos que será senador por designación autonómica del Parlamento de Andalucía. Ocuparía cuota de Cs, que tiene ahora mismo dos senadores por esta vía. Una es la secretaria de Organización, Mar Hormigo, que supuestamente ha dado un paso atrás pero sigue ejerciendo en su puesto dentro del partido, informan desde Cs. Y el otro puesto lo ocupa el diputado por Córdoba, Fran Carrillo.

Hervías pensaba relevar a Hormigos, pero la jugada no contó con la obligada paridad por ley. Si Cs quiere cambiar a un senador, tendría que ser a Carrillo, para no romper el equilibrio de la presencia de hombres y mujeres en el conjunto de senadores designados por el Parlamento andaluz. Fuentes próximas al vicepresidente Juan Marín aseguran que eso “no está cerrado” y que no “va a ser tan fácil”, aunque admiten que esa es la jugada que supuestamente Hervías pactó para su retirada.

Su mujer, al Defensor del Pueblo

Quien sí tendrá un sillón garantizado en una institución tras quedarse sin escaño en el Congreso es Virginia Millán. La exdiputada en el Congreso se quedó sin escaño tras la debacle electoral de Cs y será adjunta al Defensor del Pueblo en la cuota que corresponde al partido en la renovación, pendiente desde hace años, de este órgano. Así también lo ha trasladado la propia interesada en su círculo de fieles y lo confirman fuentes de Cs en el Gobierno andaluz. Millán estuvo en el punto de mira tras la designación de su hermano, de 25 años y sin experiencia previa, como asesor en el Instituto Andaluz de la Juventud con un sueldo de 41.000 euros, por lo que recibió acusaciones de enchufismo.

Foto: Reunión del Comité Ejecutivo de Ciudadanos en junio. (EFE)

Hervías desembarcó en Andalucía aún como secretario de Organización de Cs imponiendo un control total en la organización y orillando a todos los críticos, abiertamente enfrentado además a Juan Marín, el actual vicepresidente del Gobierno andaluz. Sus críticos se movilizaron para propiciar su salida pero Hervías, de momento, ha conseguido todos sus objetivos. Seguirá teniendo un sillón en un órgano estatal del partido y además mueve todas sus fichas para conseguir su último objetivo: ser senador. Tendrá que enfrentarse de nuevo con Marín, porque en el partido avisan: “Eso sigue sin estar claro”.

La diferencia es que mientras Marín y los suyos están sobrepasados por las tareas de gobierno y las distintas responsabilidades institucionales adquiridas tras el pacto con el PP para entrar en la Junta, Hervías sigue dedicado a sumar apoyos y eliminar rivales dentro de las filas naranjas. La elección de compromisarios fue una batalla ganada. Ahora, le queda la de entrar en la Cámara Alta.

Parlamento de Andalucía Juan Marín Inés Arrimadas Sevilla Ciudadanos
El redactor recomienda