"ESTO ES UN CAOS", ASEGURAN LOS ANALISTAS

Los laboratorios privados exigen receta para hacer el test tras la intervención de Sanidad

Hasta el pasado martes podían hacer pruebas para detectar el coronavirus a quien desembolsara una media de 150 € por un PCR y 50 € por uno rápido

Foto: Un laboratorio de Covid-19 en Indonesia (EFE).
Un laboratorio de Covid-19 en Indonesia (EFE).

Cualquiera tiene un conocido (quizá haya sido usted mismo, el que lee esta información) que tenía dudas si era positivo de Covid-19. Con la falta de test en la sanidad pública, la única opción posible para dejar a un lado la incertidumbre era hacerse una prueba en un laboratorio clínico privado. Llegabas, pagabas y te daban el resultado. Sin más. Desde el pasado martes, el Ministerio de Sanidad no lo permite.

No es que los analistas clínicos trabajen ahora para el Estado o hayan sido ‘desprivatizados’, sino que quien crea que tenga síntomas de coronavirus puede ir a ese mismo laboratorio para hacerse la prueba, pero la única diferencia a partir de ahora es que tendrá que tener una prescripción de un facultativo, ya sea de la sanidad pública o la privada. También valdría el médico de empresa.

Los laboratorios privados tienen que remitir desde esta semana todos los datos de los tests que efectúen, tanto como negativos como positivos, y dentro de estos los sintomáticos y los asintomáticos, como confirman a este diario fuentes oficiales de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. “Hay que aislar a todos los positivos, tanto si son sintomáticos o asintomáticos. Y a los 14 días observarse a ver en qué situación están”, explican fuentes oficiales de la consejería.

La Junta exige a los laboratorios el nombre y apellidos del médico prescriptor de la prueba; el centro o servicio peticionario; teléfono de contacto del médico y su correo electrónico. Y los apellidos y nombre completo del usuario; teléfono del paciente: DNI; NUHSA; fecha de nacimiento; domicilio y municipio. En el informe que hay que enviar a Salud hay que incluir provincia; fecha de la toma de la muestra; fecha de resultados; número de muestra del laboratorio; PCR (screening); PCR (confirmación); test de anticuerpos (IGA, IGM, IGG); test rápidos (antígeno, anticuerpos totales, anticuerpos IGM/IGG) y observaciones.

"Ya estábamos intervenidos"

Beatriz Escolar, directora de Laboratorios Bioclon, con sede en Málaga, critica cómo el BOE especifica que el Estado ha tomado el control de los laboratorios privados. “Eso no es cierto, días después de decretar el Estado de alarma ya se hizo. Todos los que nos dedicamos a hacer pruebas de biología molecular ya estábamos intervenidos por el Estado e incluso en muchos laboratorios su línea de montaje está en exclusiva para lo que el Gobierno decide enviarles”.

Publicidad en la web de tests rápidos.
Publicidad en la web de tests rápidos.

El colapso también ha llegado a ciertos laboratorios y había margen para poder hacer más pruebas en pacientes privados. Lo que sí ha cambiado en la última semana, en especial en estos días, es que se ha incrementado el número de pruebas rápidas. Ahora también se han visto obligados a poner en conocimiento al Ministerio del ‘stock’ de todo tipo de pruebas que se realicen en el laboratorio.

Tienen preferencia los sintomáticos y el personal sanitario en el examen clínico del Covid-19. Aunque la prescripción médica es necesaria tiene que existir no solo la autorización del facultativo, sino que el profesional confirme que el paciente cuenta con la justificación necesaria, el criterio suficiente y si cumple o no con los criterios para hacerse la prueba.

"No sé por qué han cambiado las tornas. ¿Será que no quieren que aumente de forma exagerada la cifra de los contagiados?"

Escolar ve “incomprensible” esta medida. Y lo explica: si hasta hace un par de días lo fundamental era descifrar al paciente asintomático, “el más preocupante” porque no tiene síntomas y contagia. “No sé por qué han cambiado las tornas. ¿Será que no quieren que aumente de forma exagerada la cifra de los contagiados?”, se pregunta la facultativa.

Detrás de esta medida estaría también el control de los precios de las pruebas. El coste medio para hacerse un test PCR (el más efectivo) ronda los 150 euros. El test rápido cuesta unos 50 euros. Las mascarillas y los guantes tienen los precios ‘disparados’: 20 euros por una mascarilla y el litro de alcohol a 10 euros.

El Ministerio de Consumo ha asegurado que pondrá fin a esta disparidad de precios. “El mercado se ha maleado. Todo el mundo está comprando reactivos porque durante mucho tiempo ha habido falta de existencias”, argumenta Escolar. "Nadie me ha dicho si tengo que subirlos o bajarlos".

"Sin novedad relevante"

Fuentes del laboratorio Bioclinic Sylanb, uno de los más importantes de España, subrayan a El Confidencial que se encuentran a la espera de que el Ministerio de Sanidad o las comunidades autónomas les comuniquen la forma de proceder. “Hay miles de pruebas del Covid-19 y no deja de ser como cualquiera otra”, explicaron estas mismas fuentes tras subrayar que no encontraban ninguna "novedad relevante” en el BOE del martes.

Los laboratorios clínicos que el paciente es quien tiene que decidir dónde quiere hacerse la prueba. “Si un enfermo va a un centro de salud lo mismo que un médico prescribe una analítica para ver si tengo un problema de hígado y me prescribe unas transaminasas si ve que tengo una clínica compatible con esta infección debería, al menos para empezar, prescribir unos anticuerpos”, indica Escolar, que remata: "Esto es un caos total, la verdad".

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios