NO HAY VACACIONES

Las localidades costeras se blindan para impedir el acceso a las segundas residencias

Policía y Guardia Civil toman las carreteras y multiplican controles para evitar desplazamientos. El Gobierno confía en que el tráfico descienda más de un 85% estos días

Foto: La Guardia Civil en un control de carretera de Sevilla. (EFE)
La Guardia Civil en un control de carretera de Sevilla. (EFE)

Un viernes de Dolores cualquiera Vejer (Cádiz) estaría ya llenándose de turistas y segundos residentes. Su población se multiplicaría estos días. Este pueblo de Cádiz, que cuenta con numerosas pedanías, las más conocidas por sus maravillosas playas de El Palmar y La Muela, estaría listo para dar la bienvenida a sus visitantes, la mayoría habituales. La crisis del coronavirus lo ha cambiado todo.

No hay vacaciones de Semana Santa, como recordó la delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García, y se intensifican los controles de Guardia Civil y Policía Nacional para evitar los desplazamientos y conseguir un drástico descenso del tráfico del 85% estos días.

El alcalde de Vejer, Manuel Flor, explica que la Guardia Civil, con quien han mantenido durante toda la semana reuniones de seguridad, controla las carreteras de Cádiz de acceso al municipio desde Chiclana de la Frontera hasta La Barca de Vejer. Las vías secundarias que dan paso a sus 22 pedanías han sido bloqueadas y se mantiene abierta una sola carretera autonómica de entrada y salida, que vigilan con un refuerzo de la Policía Local. Se ha reorganizado todo el tráfico para que cualquiera que tenga que entrar o salir lo haga por esa única vía. "La semana ha sido muy tranquila. De momento, no hay incidencias", explica el alcalde.

Vallas y barricadas de arena

La Policía Local también controla por internet, examinando las reservas disponibles para vigilar la ocupación, todas las viviendas rurales y hoteles de la zona. Lo refuerza con llamadas telefónicas y visitas de la Policía Local a los establecimientos. Si normalmente hay dos o tres agentes locales de servicio, estos días serán siempre 7 o 9, explica el alcalde.

Es algo común en los municipios más turísticos. En Costa Ballena, una urbanización entre Chipiona y Rota, también se han cortado todos los accesos salvo uno. Las carreteras secundarias y los caminos rurales se bloquean con vallas, controles o incluso bloques de hormigón o montañas de arena, como explicó la localidad de la sierra gaditana de Setenil de las Bodegas. En Zahara de los Atunes o Los Caños, pertenecientes a Barbate, también se han bloqueado todos los accesos.

La misma medida se ha adoptado en los municipios más turísticos de la provincia de Huelva. Almonte tiene cortados todos los accesos a la aldea de El Rocío, donde mucha gente suele aprovechar para escaparse estos días de vacaciones. Se han cortado todos los caminos posibles salvo una vía, bajo las órdenes de la Guardia Civil con la colaboración de la Policía Local y Protección Civil. También habrá un dispositivo especial a la entrada de la playa de Matalascañas.

En Ayamonte, el ayuntamiento reforzará con drones el control del acceso al pueblo, que se hará también por una única vía desde la A-49. Así se impide también el acceso a urbanizaciones y núcleos residenciales fuera del pueblo. Si alguien llega, se le multa y se le obliga a volver a casa, es el mensaje común que han lanzado todos los ayuntamientos. Si alguien tiene la tentación de "modificar la señalización circunstancial instalada en las vías", alerta el consistorio de Ayamonte, "podría tener multa de 3.000 euros".

Cae el tráfico un 85%

La delegada del Gobierno en Andalucía agradeció el gran esfuerzo para cumplir por el confinamiento y confirmó que estos días que serían de operación salida de Semana Santa se intensifican todos los controles. "Tienen un objetivo muy claro, reducir aún más ese 85% de reducción del tráfico ya alcanzado en las carreteras de Andalucía", señaló García. "En circunstancias normales serían vacaciones pero es el momento de restar días en casa para que esto lo superemos cuanto antes".

La Guardia Civil desplegada en las carreteras solo permitirá los movimientos por "razones esenciales" a excepción de los transportes de mercancías. Se aumentan el número de controles para asegurar que quien se mueve lo hace por razones justificadas.

Desde que se decretó el estado de alarma en Andalucía han sido detenidas 303 personas por quebrantar el confinamiento, un 14% del total nacional (2.136 detenciones). En la comunidad andaluza hay 37.797 propuestas de sanción, solo por detrás de Cataluña, de un total de 250.000 denuncias en todo el Estado.

En los controles en los accesos a las ciudades de Sevilla y Málaga se ha registrado un descenso del tráfico del 76 y 83%. En toda Andalucía se estima una bajada de vehículos circulando. También se han limitado los trenes de cercanías de Cádiz, Málaga y Sevilla.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios