Los médicos lanzan un SOS a las compañías privadas para no cerrar sus consultas
  1. España
  2. Andalucía
LA OTRA CARA DE LA CRISIS SANITARIA

Los médicos lanzan un SOS a las compañías privadas para no cerrar sus consultas

El personal sanitario del sistema público está en primera línea en plena emergencia sanitaria sin las medidas de protección necesarias y con una tasa de contagios

placeholder Foto: El personal sanitario del madrileño hospital Gregorio Marañón aplaude a la Policía Municipal apoyando su labor. (EFE)
El personal sanitario del madrileño hospital Gregorio Marañón aplaude a la Policía Municipal apoyando su labor. (EFE)

El personal sanitario del sistema público está en primera línea en plena emergencia sanitaria sin las medidas de protección necesarias y con una tasa de contagios de coronavirus por encima del resto de países de Europa. Para todos son los “héroes” de la crisis del coronavirus aunque muchos piden menos reconocimientos públicos y mejores condiciones laborales. Han desatado olas de solidaridad entre la población, como el aplauso diario a las ocho de la tarde, y hasta han sido protagonistas de un reportaje del ‘New York Times’ que habla de “sanitarios kamikazes” por jugarse la vida a diario en esta emergencia sanitaria.

Foto: Algunos de los recursos que el personal sanitario de Madrid usa ahora para protegerse. (EC)

Parte de estos sanitarios compaginan su actividad en la sanidad pública, donde sus salarios fueron recortados en la crisis anterior de 2008, con la privada. Hay otra cara, alertan parte del colectivo médico, que advierten de que las compañías aseguradoras no están dando la cara por los profesionales. Es lo que recoge la carta que el presidente del Colegio de Médicos de Sevilla y vicepresidente del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, Alfonso Carmona, ha enviado a las compañías aseguradoras. Las principales en España Adeslas, Asisa, Sanitas, DKV y Mapfre.

La misiva, a la que ha tenido acceso El Confidencial, y de la que también tiene conocimiento la Organización Médico Colegial, que integra a todos los colegios profesionales de España, pide a las compañías aseguradores que den la cara y no dejen a los profesionales en la estacada en un momento en el que la mayoría han tenido que cerrar sus consultas por la crisis del coronavirus.

El presidente del Colegio de Médicos de Sevilla alerta en la carta de “la drástica reducción” de la actividad asistencial en las consultas privadas. Como mucho, algunos especialistas atienden por teléfono o hacen ‘teleconsultas’ pero no es posible en todas las especialidades. Un “desastre” que están padeciendo los profesionales médicos que están "abocados a ERTEs" para eliminar cargas laborales en sus clínicas o consultas, prosigue la carta. La realidad es que nadie acude ahora mismo a una consulta privada para una consulta por especialista.

Las compañías no pierden

“Debe existir un gesto”, reclama Carmona, que alerta de que “es necesario evitar el desplome y la crisis del sector sanitario privado al que estamos abocados”. En Andalucía, señala la carta, muchos profesionales comparten actividad en la pública y en la privada. El Gobierno andaluz de PP y Cs se comprometió a eliminar el complemento salarial de exclusividad, de unos 800 euros mensuales, que aprobó el PSOE y que únicamente cobran los que se dedican a la pública, pero aún no ha sido eliminado.

Desde las organizaciones profesionales piden celebrar reuniones virtuales para reconducir la situación y proponen “garantizar al profesional un ingreso del 70% de la media ingresada en los seis meses anteriores, lo que equivaldría a un ERTE en las consultas médicas”.

Foto: Un hombre con mascarilla en el metro de Milán. (EFE)

Aunque las compañías aseguradoras privadas seguirán cobrando sus pólizas a sus clientes exactamente igual que antes de la crisis del coronavirus y su negocio sigue intacto, los médicos de estas empresas tienen un sistema de cobro por consulta. Si no hay pacientes, no tienen ingresos. Tras la crisis de 2008, estas compañías vieron crecer sus negocios privados.

Precariedad en la privada

El presidente del Colegio de Médicos de Sevilla recordó que, por ejemplo en Sevilla, hay 10.700 médicos y aproximadamente unos 3.000 trabajan también en la privada. “El 30 o 40% de la sanidad en Andalucía y España se soporta en la sanidad privada y esto debería tenerse en cuenta”, asegura Carmona. “Soy de la opinión de que sanidad solo hay una, la buena sanidad, y debe dar igual que el médico trabaje en la pública o en la privada. Es verdad que la sanidad pública en España es un gran logro social pero la sanidad privada es un complemento necesario para que se lleve a término. Igual que el Estado está protegiendo a sus médicos, las compañías privadas no están haciendo lo mismo y no es un tema comercial. Hay gente que lleva años dejándose la piel, que en muchos casos ha optado por la privada o que trabaja en la pública y en la privada. En muchas ocasiones somos los mismos médicos”, advierte el portavoz del colectivo.

“Las compañías privadas que dicen a gala que tienen los mejores médicos del mundo, y es verdad, porque los profesionales españoles son de los mejores del mundo, tienen que tener responsabilidad”, reclama Carmona, que confía en las empresas atiendan esta demanda. “Estos médicos son autónomos que cobran por lo que le pagan las compañías por ver a sus pacientes. En muchos años las aseguradoras no han puesto en valor el acto médico porque los precios en muchas ocasiones no pagan ni el coste”, agrega el responsable de los médicos sevillanos. Esos precios llevan más de dos décadas, alertan, sin revisarse.

Sanidad pública Coronavirus Médicos Colegios
El redactor recomienda