Entrevista al presidente Juanma Moreno

"El PP será más grande si entendemos que España es plural y diversa"

Juanma Moreno, presidente de Andalucía, asume que le hubiera gustado ir más rápido en su primer año de gobierno y advierte del riesgo de asimetría con un Ejecutivo de Sánchez entregado a ERC

Adelantado en

Hace un año y un mes que Juan Manuel Moreno (Barcelona, 1970) protagonizó el cambio político después de 36 años de socialismo en Andalucía. Lo hizo en coalición con Cs y de la mano de Vox. Asegura que no tiene 'síndrome de San Telmo' y que deja que su familia, sus amigos o su equipo le canten las cuarenta para no perder la conexión con la realidad. Asume que le ha tocado liderar Andalucía en un momento crucial en el debate territorial, cuando hay "un señor de ERC desde la cárcel que condiciona el Gobierno de España". Lanza un mensaje firme en defensa de la igualdad y alerta del peligro de "un modelo de republicanismo federal y asimétrico de efectos impresivibles" que asegura guía a Pedro Sánchez. No se siente condicionado por Vox y tampoco oculta que defiende un PP de centro derecha, alejado de discursos extremos y con una marca que guarde distancias con los de Santiago Abascal.

PREGUNTA. “Andaluces, el cambio ha llegado”, proclamó hace más de un año. ¿Cree que los ciudadanos han notado ya ese cambio o esto va a ser más lento y más difícil?

RESPUESTA. Esa afirmación sigue vigente. El cambio ha llegado. Es el primer Gobierno no socialista en 40 años, hay un cambio de talante, hay más transparencia. Ahora, si me pregunta si me gustaría haber ido a un ritmo superior, le contesto que sí. Me gustaría haber ido más rápido. Partíamos de un desconocimiento de lo que nos íbamos a encontrar, de una realidad que ha sido bastante peor, de una Administración compleja y lenta, muy garantista después de todos los casos de corrupción. En el primer año, me hubiese gustado llegar más lejos de lo que hemos llegado.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. (Fernando Ruso)
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. (Fernando Ruso)

P. ¿Es posible que en la oposición se vean las cosas de forma muy distinta a como se ven en el Gobierno? Prometió acabar con “redes clientelares”, reducir la “administración paralela”, los “chiringuitos”, pero no ha habido despidos y el peso del sector público en el Presupuesto andaluz es el mismo o más.

R. Ahora tengo más información, precisa, concreta y rigurosa, de la propia Administración, y no estoy de acuerdo con su visión. Por primera vez, en Andalucía hay una bolsa única de empleo, absolutamente transparente y clara para optar a un puesto de trabajo en la Administración. Hemos eliminado cientos de entidades, es verdad que son menores, pero generaban un coste y no tenían utilidad social. Y hay algo que debemos conocer, los trabajadores tienen derechos laborales y ya hemos tenido situaciones en que los jueces te dicen que no se les puede echar. A veces te obligan a integrarlos y a compensar económicamente por el daño y perjuicios causados. Hay en marcha unas auditorías que no se han hecho en ninguna otra Administración de España, en ninguna. Con esa información actuaremos, desde el rigor, desde la justicia y desde el interés general de Andalucía.

"Me gustaría haber ido más rápido este año. Partíamos de un desconocimiento de lo que nos íbamos a encontrar, que ha sido bastante peor"

P. ¿Se arrepiente de sus críticas a las ayudas al alquiler a altos cargos que ahora su Gobierno no solo mantiene sino que incrementa en número de beneficiarios?

R. Poca crítica he hecho yo a los complementos de los alquileres, si mira la hemeroteca, no encontrará críticas mías. Siempre he entendido que en una comunidad donde hay distancias de 500 kilómetros y sueldos por debajo del resto de la media del resto de directivos, hay que complementar o esos puestos quedan desiertos. Tenemos un problema y lo tienen los andaluces y la Administración en su conjunto, no somos capaces de fichar a los mejores para la Junta. De cada 10 propuestas que hago, nueve me dicen que no. Ya han renunciado unos 16 altos cargos simple y llanamente porque tienen ofertas mejores del sector privado. A lo mejor hay que crear unas condiciones laborales y económicas que hagan estos puestos atractivos y se queden con nosotros.

P. Vamos a la sanidad, presidente. Fue uno de los motivos de la caída del PSOE. Usted hizo muchas promesas a los profesionales, mostró una preocupación real por la sanidad y hoy la situación si no es peor es igual, el mismo colapso en las urgencias, más retrasos en la atención primaria, los sanitarios en la calle protestando...

R. Sus afirmaciones son matizables. No creo en ningún momento que esté peor. El último estudio sociológico del Centro de Estudios Andaluces dice que los andaluces ven su sanidad razonablemente bien. Se quejan de las listas de espera o las urgencias, pero la sanidad está mejor. Hemos metido más dinero, más de 1.000 millones de euros. Hemos subido la inversión por habitante en sanidad en 148 euros. Hemos dedicado más recursos y se lo agradezco al Consejo de Gobierno, porque ha habido más recursos para sanidad en detrimento de otras cosas. Ahora, ¿la sanidad está bien? No. Necesita un cambio profundo. Hubo un Gobierno socialista que desde el año 2010 hizo recortes, y eso es demostrable. A día de hoy, seguimos estando casi 500 millones por debajo del primer presupuesto de recortes que hizo el PSOE en el año 2009. Todavía no hemos llegado ni a lo que se dedicaba antes de la crisis. Hay 3.000 millones de euros de déficit crónico que hay que inyectar al sistema público.

"Con las reivindicaciones de los sanitarios pecamos de ingenuos, cuando Hacienda te aplica el número, te percatas de que no tienes capacidad económica"

P. ¿Cumplirá sus promesas con los profesionales de equiparación salarial o mejoras económicas?

R. Hay proyectos muy importantes, en materia de infraestructuras, nuevos hospitales y centros de salud. Nos queda atender las reivindicaciones de los sanitarios y ahí creo que hemos pecado de ingenuos, porque creíamos que se podía hacer más fácilmente, pero cuando Hacienda te aplica el número, te das cuenta de que no tienes capacidad económica, de que tienes que decidir entre seguir manteniendo un centro o atender esas reclamaciones.

P. ¿Le ha puesto un plazo al consejero de Salud?

R. Es un proyecto para la legislatura y a los equipos hay que darles confianza. Si veo a un consejero indolente, deshonesto, que no trabaja, habría un cambio, pero no lo he visto. No nos ha temblado el pulso en cambiar al gerente del SAS y a varios gerentes de hospitales y lo seguiremos haciendo, esto es prueba error. El problema de la sanidad de Andalucía es común a toda España. La población envejece y el gasto crece de manera exponencial. Habrá que buscar fórmulas para hacerlo eficiente. Dedicamos el 33% del presupuesto, más de 11.000 millones de euros se van solo para sanidad, y esta cifra seguirá creciendo.

P. ¿Usted comparte ese discurso que mantuvo el PP en el Congreso sobre la ley de eutanasia? Cuando consideró que es una forma de ahorrar costes en la sanidad.

R. Hay un Gobierno con [Pedro] Sánchez y sus asesores áulicos, que le llevan a la guerra de la confrontación ideológica. A veces es una confrontación que ni siquiera es reivindicada por una parte de la sociedad y que es estéril, para que no estemos pendientes de lo que pasa en materia económica o en las cesiones al independentismo catalán y vasco. Buscan sacar al PP del centro político y potenciar más a otros grupos políticos. Como partido, debemos intentar no entrar en esa estrategia y antes de tomar una decisión proponer una alternativa, como ha hecho el PP al proponer aumentar los cuidados paliativos, y al tiempo estudiar qué quiere la mayoría de los ciudadanos.

"El PP no tiene que caer en las trampas de los debates ideológicos estériles que nos va a poner el Gobierno de PSOE y UP, y escuchar a la sociedad"

P. Pero ¿usted hubiera votado en contra de una ley de eutanasia?

R. Como no estoy en el Congreso, no he tenido que plantearme eso. Sí creo que hay que ser prudentes y no caer en las trampas de los debates ideológicos estériles que nos va a poner el Gobierno de PSOE y Podemos, y escuchar a la sociedad antes de proponer. Es un tema muy complejo con opiniones muy heterogéneas y todas respetables.

P. ¿Se acuerda del salario social? Le traigo una pregunta de alguien que lleva desde julio de 2018 esperando una respuesta a esa solicitud de ayuda urgente que prometió Susana Díaz a bombo y platillo. ¿Qué ha hecho su Gobierno?

R. Tenemos atascos muy gordos. El principal problema de la anterior Administración socialista es la indolencia. Dejaron pasar trenes y han convertido asuntos cruciales en verdaderos nudos marineros que cuesta mucho desatascar. Hay nudos de primer orden en la dependencia y en la renta mínima. Hay procedimientos administrativos incorrectos, chapuceros, expedientes que no existen, que han desaparecido, dependientes que no se sabía dónde estaban... Poner en orden todo esto lleva mucho tiempo y mucho dinero. A la señora que le dice eso le doy la razón, está en su derecho a quejarse y ser crítica, y decirle que lo vamos a solucionar en los próximos meses.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. (Fernando Ruso)
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. (Fernando Ruso)

P. Proponen un pacto de Estado para financiar la dependencia. La Junta asume ahora mismo el 70% y el Estado el resto. Si no se alcanza ese pacto, ¿qué va a ocurrir?

R. No quiero renunciar a ninguna competencia nunca, pero si no las financia, que las gestione el Estado directamente. Hay una brecha de financiación entre el norte y el sur, exijo cohesión social y solidaridad interterritorial. Pero en este Gobierno de Sánchez esto ha desaparecido y este es el problema de la España periférica y de interior. Si no nos financian, vamos al colapso todos, como Gobierno, como país, como nación.

P. Acusan a su Gobierno de beneficiar la educación concertada en lugar de la pública. ¿Tienen algo que temer los profesionales del sistema público?

R. El cuento del lobo que siempre se ha hecho con los partidos de centro derecha. Eso es mentira, de las más burdas mentiras. Tengo una fuerte inquietud social. A mí no me va a ganar nadie por la izquierda en preocupación por los más desvalidos o vulnerables. Hemos metido más dinero por alumno que el que ha puesto el PSOE en los últimos 10 años. Estamos reformando la Formación Profesional y practicando una educación donde los profesionales, los maestros, tienen más garantías y más libertad.

"Soy nieto de jornaleros e hijo de inmigrantes, no me van a dar lecciones los que han pegado los pelotazos al calor de unas siglas de izquierda"

P. Aprueban un decreto que garantiza la libre elección de centro. Eso puede suponer en la práctica que a los concertados acudan familias con más recursos y a los públicos vayan los hijos de aquellas familias con menos posibilidades. ¿Pueden acabar las aulas públicas convertidas en guetos?

R. Mire, le voy a dar un dato: el 80% de los municipios andaluces no tiene ni un centro concertado, ¿a qué tanto miedo? Son los cuentos del PSOE, etiquetas y estigmas que se han ido cayendo. ¿A mí me van a dar lecciones? A mí, que soy nieto de jornaleros e hijo de inmigrantes, los que han pegado los pelotazos durante décadas al calor de unas siglas de izquierda.

P. ¿Ha estado muy incómodo en el debate del pin parental?

R. Estoy incómodo en pocos debates. En Andalucía, hay magníficos profesionales en la educación, y a través de la inspección tenemos garantías máximas para saber qué se imparte en los colegios en las actividades complementarias. En la práctica, esto ya se hace. Los padres tienen derecho a saber, pero esto del pin parental, ¿quién lo ha inventado?

P. Lo ha inventado Vox y ustedes firmaron un acuerdo con este partido en los Presupuestos de 2020 donde se daba ese derecho a los padres a elegir.

R. En esa libertad avanzaremos sin llegar a los extremos. Aquí no hay un problema con esto en los centros educativos. No es una preocupación.

"Vox ha subido en las elecciones generales en Andalucía de manera clara y las encuestas dan que sigue subiendo porque ha sido un partido útil"

P. Quiere huir de etiquetas, pero siempre se ha definido como un político de centro, moderado, liberal... ¿Se puede mantener esa definición cuando se debe a Vox para gobernar?

R. Yo gobierno con libertad de acción. Tenemos un sustento parlamentario con Vox, pero el Gobierno tiene autonomía, no me siento condicionado en mi día a día por nadie. ¿Usted ha visto que yo deje de hablar de la lucha contra la violencia de género o la violencia machista? No, y no pienso dejar de hacerlo. ¿Usted ha visto que yo deje de hablar del cambio climático, incluso lo eleve a una consideración superior dentro de mi Gobierno, frente a otros discursos negacionistas? Voy a hacer la política que creo que es la mejor para el interés general de Andalucía, y en su conjunto la andaluza es una sociedad moderada e inclusiva, y mi trabajo es gobernar para todos. Ese es el gran esfuerzo que yo estoy haciendo y que no hace el Gobierno central. Uno no puede llegar a la presidencia del Gobierno con el carné socialista sin tener en cuenta a los demás. Estoy muy orgulloso de ser del PP, pero para mí lo importante ahora mismo, más que el marchamo del PP, es servir a los andaluces, eso está por encima de todo.

"No pasa nada porque tenga opiniones diferentes con compañeros de partido. Lo importante es que todos rememos a favor de un mismo proyecto"

P. Alberto Núñez Feijóo ha dicho que él no es rehén de ningún partido, tampoco de su partido político. ¿Se siente con libertad pese a postulados del PP que están a veces bastante más a la derecha de lo que usted defiende en Andalucía? Oigo a compañeros de filas como Cayetana Álvarez de Toledo o Isabel Díaz Ayuso y difieren mucho de su discurso público como presidente de Andalucía.

R. El Partido Popular es un partido muy, muy grande, muy amplio, y aquí no hay dogmas de fe, hay pluralidad y diversidad como en la sociedad. Además, este partido va a ser más grande a medida que entendamos que España es plural y diversa y nos acerquemos a lo que son los españoles y nos parezcamos a ellos. No pasa absolutamente nada porque yo tenga opiniones diferentes o matices respecto a temas muy concretos. Lo importante es que todos rememos a favor de un mismo proyecto y que en la matriz del partido creamos en ese proyecto. Milito desde hace muchos en el PP porque creo que es la única garantía para el progreso de España, y por eso defiendo el PP a capa y espada. Ahora, yo tengo mi manera de entender las cosas, que es respetable, igual que respeto al que tiene un ángulo de visión distinto al mío. El partido también tiene que entender que cuando uno gobierna tiene que priorizar la acción de gobierno, el interés general de sus administrados, por encima del interés particular o partidario, y esa es una regla que yo creo que el presidente entiende.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla. (Fernando Ruso)
El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla. (Fernando Ruso)

P. ¿Estas cosas se las dice usted a Pablo Casado?

R. Tengo una relación no fluida sino hiperfluida con Pablo. Es una persona que sabe escuchar y eso es muy importante en la vida y en la política.

P. Mientras se celebra esta entrevista, se produce el primer encuentro entre Pedro Sánchez y Pablo Casado. Precisamente hay voces que advierten de que el PP debería preservar espacios de entendimiento, de acuerdo con el Gobierno, para dejar patente ese sentido de Estado, para marcar diferencias respecto a Vox. ¿Cree que hay espacio para el acuerdo con el PSOE?

R. La presencia de Casado en la Moncloa significa una voluntad expresa de explorar la vía de los acuerdos de Estado, pero soy muy escéptico. El miedo que me da es que Sánchez quiere otro modelo de Estado, otro régimen político, y si quieres cambiar el modelo de Estado, el PP te estorba. Si vas a modificar la Constitución hacia situaciones que no nos gustan, el PP te estorba. Alabo que Casado vaya a Moncloa, pero dos no se entienden si uno no quiere. A mí, ver a dirigentes que han vulnerado el marco constitucional saliendo de la cárcel alegremente me preocupa mucho. Cuando veo que quieren hacer reformas institucionales para agradar al independentismo, me genera mucha frustración y muchas cautelas. Andalucía no va a entrar por ahí.

"Cuando veo que Sánchez quiere hacer reformas institucionales para agradar al independentismo, me genera mucha frustración y muchas cautelas"

P. ¿Qué régimen político quiere Sánchez si hay una Constitución? ¿Qué quiere decir?

R. Sánchez destila un modelo de republicanismo federal probablemente asimétrico de consecuencias imprevisibles para el país. Me preocupa. Me gustaría que aclarara cuál es su modelo de Estado. No es razonable que el líder de ERC condicione la acción del Gobierno desde la cárcel. Hemos visto a Sánchez rendir pleitesía a un presidente que está amortizado e inhabilitado por el Supremo y se reúne con Torra y no viene a Andalucía. Vamos a escenarios que parecían imposibles. No viene aquí, que es la comunidad más poblada de España, aquí es donde más españoles vivimos, algo tendremos que decir del modelo de país y de Estado, ¿no? Que venga a verme aquí, que no estoy inhabilitado, pero se va a ver a Torra porque lo impone un señor desde la cárcel. Puedo pensar que los objetivos de Sánchez pasan por la modificación del marco constitucional vigente o por interpretar las leyes hacia escenarios que sean plausibles para el independentismo catalán.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla. (Fernando Ruso)
El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla. (Fernando Ruso)

P. Hay una mesa de negociación bilateral con Cataluña donde se van a tomar decisiones que afectarán a Andalucía, donde se puede hablar, por ejemplo, del sistema de financiación. ¿Cuál va a ser su respuesta?

R. Todo lo que se negocie en una mesa bilateral en la que Andalucía no esté representada tendrá una respuesta por nuestra parte con todos los resortes a nuestro alcance. Por supuesto el judicial, hasta la últimas instancias; el social, con las movilizaciones y las reivindicaciones que se hagan en la calle, con impulso del Gobierno de Andalucía, y también el institucional, con el Senado o en instituciones europeas. No vamos a permitir desde ningún punto de vista algo que ya se intentó hace 40 años. Andalucía es el fiel de la balanza. Cuando se quería privilegiar unos territorios frente a otros, fueron los andaluces los que alzaron la voz y dijeron que no, aquí no puede haber españoles de primera y de segunda. Queremos igualdad de derechos y obligaciones. Andalucía tiene peso y tenemos la obligación política y moral de defender el principio de igualdad entre los españoles.

“No contar con Andalucía es arrinconar una parte de España y no lo vamos a permitir”

P. ¿Y es usted andalucista?

R. Si andalucismo es defender los intereses de los andaluces, sí, es mi obligación. Soy de un andalucismo no excluyente y compartido con el proyecto común que es España, al que amamos desde Andalucía, y es la defensa del conjunto del país. Por nuestra dimensión y nuestra historia, o levantamos la voz los andaluces o quizá no pueda hacerlo nadie. Nos sentimos españoles siendo andaluces.

"Andalucía tiene la obligación política y moral de defender la igualdad entre españoles"

P. Le reprochan que usted no tiene credibilidad para levantar esa bandera andalucista porque hace 40 años el centro derecha no estuvo en esa lucha por una autonomía de primera.

R. Los que no tienen legitimidad son los que van allí, a Madrid, a dar cabezazos. Sin decir nada ni abrir la boca en defensa de los derechos de los andaluces.

P. ¿La de los cabezazos es Susana Díaz?

R. Claro, cuando uno va a hacer genuflexiones a Pedro Sánchez, pocas lecciones nos puede dar. Ahí sí que se ha caído la venda que muchos andaluces tenían y que pensaban que el socialismo defendía esta tierra. Cuando se nos dejan de pagar 537 millones de euros (por la liquidación del IVA) y no se dice ni media palabra, ya me dirá quién tiene la legitimidad. Se prioriza Cataluña por encima de Andalucía, y esta tierra es la tercera locomotora económica del país. ¿Qué pasa con nosotros, que somos una parte esencial de la economía y del progreso de España? No contar con Andalucía es limitar, arrinconar España. No lo vamos a consentir.

"Los que no tienen legitimidad para hablar de andalucismo son los que van a Madrid a dar cabezazos. Sin abrir la boca"

P. Al margen de Cataluña, hay otra realidad, esa metropolización de Madrid. Otra España que pide paso y que existe más allá de la M-40. ¿Eso no le preocupa? ¿Que todo el poder económico y el talento se concentren en la capital?

R. Me preocupa que algunos pierdan la visión de que España es una España plural, diversa, que una de las naciones más importantes del mundo se vea desde un ángulo estrecho. Madrid está generando un poder, pero por sí misma, porque hay una gestión del PP durante 24 años que ha sido un acicate.

P. Pero juegan con ventaja, ¿no?

R. Desde el punto de vista legal, no. Desde que España se descentralizó, jugamos todos con las mismas oportunidades. Yo he podido igualar a Madrid en materia de impuestos de sucesiones y donaciones. Tengo los mismos instrumentos, pero en Madrid lo han utilizado mejor que en la mayoría de las comunidades. Ahora, sí me preocupa un centralismo visual, físico, esa manera de entender que lo que pasa en la calle Serrano o el distrito de Chamberí es lo que pasa en España, porque puede llevar al error.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
40 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios