dinamización del empleo

Andalucía aprueba una subvención para conservar el patrimonio de Semana Santa

Las subvenciones están dirigidas principalmente a cofradías y hermandades, que podrán solicitarlas para conservación, restauración e inventarios de patrimonio histórico

Foto: (EFE).
(EFE).

Que Andalucía tiene una larga tradición religiosa no es ningún secreto pero, ahora, ese carácter fervoroso y el peso histórico de su patrimonio se convertirán en objeto de una nueva línea de subvenciones. El Gobierno andaluz destinará 750.000 euros a la conservación, conocimiento y difusión de su patrimonio sacro, principalmente a las más de 300 cofradías y hermandades de la Semana Santa que existen en la región, a través de unas ayudas cuyas bases reguladoras fueron aprobadas el pasado mes de diciembre.

La convocatoria, prevista para las próximas semanas, se concretará en la concesión de subvenciones en régimen de concurrencia competitiva. Su principal destino será el conjunto de bienes culturales caracterizados por su uso litúrgico, devocional y procesional, conservados, mayoritariamente, por entidades religiosas. Desde el Ejecutivo aseguran, además, que las nuevas ayudas no solo permitirán atender el patrimonio sacro, sino que serán una herramienta dinamizadora del empleo, en el ámbito de la conservación y restauración, así como del turismo cultural vinculado a las tradiciones religiosas andaluzas.

¿Cuál será el destino de las ayudas?

Las nuevas subvenciones se articularán a través de dos líneas principales. Por un lado, podrán solicitarse ayudas para la conservación y restauración y, por otro, para la realización de inventarios que faciliten el conocimiento del patrimonio histórico de carácter religioso en Andalucía. La orden reguladora divide, además, los bienes a los que se dirige la convocatoria en tres categorías: patrimonio mueble (en el que estarían incluidos desde pinturas hasta esculturas, pasando por dibujos, grabados, retablística, orfebrería, joyería y otros objetos en metal así como textiles, cerámica, azulejería, mobiliario, eboraria y hueso u objetos e instrumentos de interés etnográfico), documental y bibliográfico.

Obras del pintor sevillano Murillo (EFE).
Obras del pintor sevillano Murillo (EFE).

En ambos casos, la financiación podrá alcanzar un máximo del 80% del presupuesto de la actividad (hasta 30.000 euros para proyectos de conservación y restauración, y un máximo de 15.000 euros si se trata de inventarios), aunque será compatible con otras fuentes de ingresos. Una comisión de valoración, integrada por empleados públicos de la propia Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, será la encargada de realizar la evaluación de las solicitudes y documentación.

Claves de la convocatoria

La nueva medida andaluza resulta novedosa no solo por ser pionera en su forma y fondo, sino también por estar dirigida a todas las confesiones religiosas o, lo que es lo mismo, no se limita a la iglesia católica. Cualquier colectivo inscrito en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, que sea poseedor de algunos de los bienes muebles del patrimonio sacro descrito por la orden reguladora, podrá solicitar una de estas subvenciones.

Las solicitudes deberán presentarse de manera telemática (preferentemente a través de la Oficina Virtual de la propia Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico) pero, además, tendrán que ir acompañadas por un informe técnico que, como el resto de la documentación, será analizado posteriormente por la comisión de valoración de la administración pública.

Con el fin de dar a conocer las características, requisitos y criterios de adjudicación, en los próximos días se llevarán a cabo varias jornadas técnicas en las diferentes provincias andaluzas. Las sesiones, previas a la publicación de la convocatoria que se realizará previsiblemente a principios de febrero, pretenden servir a los interesados para disipar las dudas y conocer en profundidad el nuevo procedimiento.

Más allá del patrimonio sacro

La atención al patrimonio histórico de carácter religioso en Andalucía vertebra la nueva línea de subvenciones anunciada por el Gobierno regional. No obstante, más allá de los propios proyectos, estas ayudas, creadas con vocación de futuro, pretenden servir como herramienta de dinamización de la economía.

Mezquita de Córdoba. (EFE)
Mezquita de Córdoba. (EFE)

Las previsiones apuntan a la creación de nuevos puestos de trabajo especializados en el ámbito de la restauración y conservación de bienes culturales. De hecho, el procedimiento exige que la persona o equipo que lleve a cabo la intervención objeto de subvención, posea las titulaciones apropiadas: desde el grado universitario en Conservación Restauración de Bienes Culturales, hasta la licenciatura, grado o máster en Historia del Arte, Historia o Humanidades, entre otras.

El turismo cultural será otro de los sectores que, a priori, podría verse beneficiado por estos proyectos. Principalmente, por el refuerzo que supondrán para el conocimiento y la difusión de las arraigadas tradiciones andaluzas que, cada año, atraen a miles de visitantes hasta el sur de España.

Andalucía