VALORA UN POSIBLE RELEVO EN LA CÚPULA

Teresa Rodríguez deja abierto su futuro al frente de Podemos Andalucía

La asamblea será en marzo y la líder regional admite que está pensando si opta a la continuidad o si da el relevo. Mientras una parte de la organización apunta a 'Kichi'

Foto: La coordinadora de Podemos Andalucía y portavoz de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez. (EFE)
La coordinadora de Podemos Andalucía y portavoz de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez. (EFE)

Podemos Andalucía concluyó el pasado fin de semana su conferencia política, destinada al debate interno de ideas y modelos. El cierre de ese cónclave pone en la pista de salida otro, la asamblea ciudadana, que en la comunidad andaluza se celebrará en marzo y que deberá elegir al equipo que liderará el partido. Los mandatos autonómicos, a diferencia de los estatales que son de cuatro años, son de tres. Hubiera tocado en noviembre del año pasado, pero había elecciones andaluzas en diciembre y se optó por prorrogar el mandato.

La gran incógnita es si Teresa Rodríguez y su equipo siguen al frente del partido. Este miércoles, en una comparecencia ante los medios en el Parlamento andaluz, se le preguntó directamente sobre si había decidido si daba un paso atrás o seguía adelante y optaba a la reelección. Rodríguez, que no suele disimular con este tipo de cuestiones, admitió que se lo está pensando. En su círculo más próximo ya hace meses que se baraja su marcha. En privado, la líder de Anticapitalistas no da ningún signo de estar aferrada al sillón. Todo lo contrario, siempre ha dejado claro su interés en volver a la vida 'normal', a su plaza de profesora de instituto y abandonar la vida pública y la dirección del partido. "Pero no depende solo de mí", añade la propia líder regional.

Pablo Iglesias, tras tomar posesión de su vicepresidencia y reforzado tras momentos de mucho cuestionamiento interno, anunció la pasada semana que, en contra de lo que había mantenido en otros momentos, sí optará a la reelección en Vistalegre 3, que se celebrará también en marzo.

Rodríguez celebró el debate interno en la conferencia política andaluza de los últimos meses y aseguró que "cuando las diferencias se debaten cara a cara, los resultados son mucho más positivos que cuando se hacen por internet". "Ahora toca asamblea andaluza, está convocada en noviembre, será a principios de marzo, la semana que viene haremos público el reglamento y el calendario de fechas de la tercera asamblea ciudadana", fijó en el horizonte. Será la tercera asamblea de Podemos Andalucía y desde el principio Rodríguez ha estado al frente del partido.

Sobre si continuará al frente, fue muy clara y dejó la puerta abierta a su marcha. Los suyos hablan de que ahora mismo está en un "50/50" y admiten que dependerá mucho de quiénes quieran liderar el proyecto y dar un paso al frente. "Estamos debatiendo", insistió. "Tenemos que ver qué iniciativas vamos a presentar. Hay un plazo para presentar candidaturas y hay bastante margen", lanzó, consciente de que el debate sobre su sucesión está ya abierto y comenzará a bullir en los próximos días.

"No es una decisión personal. Es una decisión de un equipo de dirección que estamos debatiendo. Esta dirección accedió al cargo hace tres años con dos compromisos muy claros, ser muro de contención a la derecha y alternativa al PSOE y construir un sujeto propio andaluz que esté a la altura", reflexionó la diputada andaluza. "Quiero ser muy honesta y decir dónde hemos llegado y hasta dónde queremos llegar", apuntó.

Teresa Rodríguez y Pablo Iglesias, en 2018. (EFE)
Teresa Rodríguez y Pablo Iglesias, en 2018. (EFE)

Confrontaciones en momentos clave

Rodríguez siempre ha preservado una voz propia de la organización andaluza respecto a Pablo Iglesias y su dirección. Con ellos ha confrontado en varios momentos cruciales de la organización. La última vez dejando muy claro la dirigente andaluza que no estaba de acuerdo con el modelo de un gobierno de coalición con el PSOE, con ministros de Podemos en el Gobierno de Pedro Sánchez. Su modelo, que defendió en Andalucía frente a Susana Díaz, es pactar para frenar a la derecha, apoyar la investidura y pasar a la oposición. Nada que ver con el plan trazado por Iglesias.

Desde Madrid tampoco se lo han puesto fácil a la líder andaluza, a quién le han cuestionado desde la confluencia con IU, que tuvo que ganar a pulso tras una intensa batalla interna, con una candidata alternativa enviada desde la dirección de Iglesias, hasta sus resultados electorales, su discurso andalucista o su oposición al PSOE de Susana Díaz.

Es la última discrepancia, pero el verdadero debate de fondo en Podemos ha estado en la exigencia de Teresa Rodríguez de construir una marea andaluza, un partido con CIF propio, con políticas diferenciadas, con papeleta propia en las generales y grupo diferenciado en las Cortes. Lo intentó, sin éxito, en las últimas elecciones. Revalidó su liderazgo la última vez con esta promesa en las filas andaluzas y la dirección federal nunca ha dejado de dar largas.

Teresa Rodríguez construyó junto a Antonio Maíllo (IU), Pilar Gonzalez y Pilar Távora la confluencia de Adelante Andalucía. Con esa marca concurrieron en las autonómicas, marcando distancia con sus partidos en Madrid, y así trabajan en el Parlamento andaluz, integrados en el mismo grupo, con una sola voz.

Los últimos altibajos se han hecho públicos al distanciarse la dirección de IU de las críticas de Podemos Andalucía a la coalición de Madrid

Esa confluencia sin embargo, tras la marcha de Maíllo y la llegada de Toni Valero ha tenido algunos altibajos. Los últimos se han hecho públicos al distanciarse la dirección regional de IU de las críticas de Podemos Andalucía a la coalición de Madrid. Alberto Garzón, ministro de Consumo y diputado por Málaga, es muy querido y apoyado dentro de las filas andaluzas y además hay importantes nombres del partido que se han ido al Gobierno de la nación a trabajar. Nada que ver con las distancias que han marcado, desde el principio, los de Teresa Rodríguez.

Sobre este asunto, Rodríguez evitó entrar en conflicto con sus socios de confluencia. "Desde el principio, no tuvimos casi ni que hablarlo, acordamos el respeto absoluto a las organizaciones que formaban parte de Adelante Andalucía. Si IU está teniendo un debate sobre la confluencia, nosotros no tenemos que entrar en él. Para nosotros es tan importante darle vida y que tenga futuro Adelante Andalucía que será en los órganos internos donde veamos sanas, legítimas discrepancias", apostilló la líder Anticapitalista.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios