BATALLA INTERNA

Fuga de afiliados de Ciudadanos en la Costa del Sol para el asalto de Vox Málaga

Impulsaron una moción de censura contra José Enrique Lara, presidente provincial. Ahora se preparan para las primarias. "Le estamos pidiendo que dé un paso al lado, pero no quiere"

Foto: Santiago Abascal, Patricia Rueda, José Enrique Lara y Rubén Manso, en un mitin del pasado 20 de octubre en Málaga. (EFE)
Santiago Abascal, Patricia Rueda, José Enrique Lara y Rubén Manso, en un mitin del pasado 20 de octubre en Málaga. (EFE)

El presidente de Vox Málaga, José Enrique Lara, que fracasó en sus aspiraciones de convertirse en concejal del Ayuntamiento de Málaga (ni un solo edil logró en las pasadas elecciones municipales), ha sido 'invitado' a que abandone su cargo y deje vía libre para una nueva dirección del partido en la provincia.

“Le hemos pedido que dé un paso al lado. Y que sea presidente de honor u otra cosa. Buscamos en el partido una mayor excelencia en la gestión”, resalta un destacado militante de Vox en Málaga, que agrupa una corriente de opinión que, en grupos de WhatsApp y reuniones cara a cara con afiliados, está intentando descabalgar a Lara.

A este intento de ‘asalto’ a la cúpula de Vox Málaga se han sumado de manera activa militantes de Ciudadanos que se han ‘fugado’ del partido que aspira presidir Inés Arrimadas para intentar buscar un rédito en Vox. Buscan ir al menos en un lugar destacado de alguna lista o, como mínimo, una promesa formal. El presidente de Vox Málaga no atendió ayer las peticiones de este periódico para que ofreciera su versión.

Falta de transparencia

Los intentos de destronar a Lara vienen ya de lejos. A mitad del año pasado, militantes del partido encabezados por Martín Ortega, ahora en segundo plano (más bien fue una liebre de algún candidato tapado), intentaron sin éxito montar una moción de censura. Hubiera sido la primera vez que este partido habría utilizado esta herramienta interna en toda España.

Los críticos lamentan la falta de transparencia y la gestión interna del partido con nombramientos como el de Patricia Rueda, diputada en el Congreso y número uno en las dos convocatorias de las elecciones generales de 2019, sin el visto bueno de la dirección nacional. La cúpula quiso imponer, como en el resto de las provincias, un número uno que iba a ser Rubén Manso, su cerebro económico.

Uno de los trasvases de votos de Cs a Vox se ha producido vía asociaciones de la ciudad como El Club Liberal 1812 o la Sociedad Civil Malagueña

Lara reunió al Comité Ejecutivo Provincial y les dijo que Rueda contaba “con el aval de Madrid”. La ejecutiva no rechistó y cuando sus fieles se enteraron de la maniobra del presidente malagueño, que convenció a la dirección nacional de que Málaga era "un territorio de gran importancia y pidió una cierta autonomía", se produjo una cascada de dimisiones. Algunos no dejaron sus puestos porque ya tenían cargos institucionales, como el caso de Eugenio Moltó, diputado en el Parlamento de Andalucía. Otros hablaron de propiciar "un divorcio provocado".

Ni siquiera estaba afiliada

"Nos engañó diciendo que había un acuerdo con la cúpula del partido y no era así. Un empresario local conocía a Rueda y se la presentó a Lara. Al presidente le convenció el perfil y decidió que fuera la candidata. Cuando se dio su nombre [adelantado por El Confidencial el 21 de marzo de 2019] ni siquiera estaba afiliada. Lo hizo un par de días después", corroboran a este diario fuentes próximas a Vox. "Yo me fui del partido porque no quiero que me mientan. La mayoria está ahí a ver si pilla algo", lamenta un ex militante.

"Me fui de Ciudadanos porque vi que no había la suficiente democracia interna", explica a Rodríguez, ahora en Vox. "Yo no soy candidato de las primarias"

"Se pueden hacer muchas más cosas de las que se hacen. Hay una clara falta de contenido político", subrayan a este diario fuentes críticas de Vox en Málaga que quieren dar una pátina "más intelectual" al partido en Málaga. Uno de los trasvases de votos de Ciudadanos al partido de Santiago Abascal se ha producido vía asociaciones de la ciudad como El Club Liberal 1812 o la Sociedad Civil Malagueña, un movimiento que se autocalifica como "transversal".

El Club Liberal 1812 indica, en un comunicado enviado a El Confidencial, que es una asociación civil "sin vinculación con ningún partido político". "No tenemos relación alguna con los hechos si no también y sobre todo por el agravio que nos pudiera producir". "El Club Liberal 1812 rechaza la inclusión de nuestro nombre en el artículo. No estamos adscrito a ningún partido político. El club está formado por personas que tienen estos ideales, pero también lo forman personas que votan a un amplio espectro político: como no podía ser de otra forma".

En octubre convocaron una manifestación a favor de "la unidad de España" en la que participaron destacados miembros no solo de Vox, sino del PP y Ciudadanos. Enrique Rodríguez Gallar, fundador de Sociedad Civil Malagueña, iba en 2015 en la lista de las municipales de Ciudadanos en Málaga capital. Pertenece a Vox desde hace año y medio.

"No hay alarma"

"Me fui de Ciudadanos porque vi que no había la suficiente democracia interna", explica a Rodríguez a El Confidencial. "Yo no soy candidato. Eso no quiere decir que cuando haya primarias supongo que saldrán varios. Si se va gente de Ciudadanos puede ser porque no esté contenta o porque hay mucho 'arribista' que quiere aprovechar dónde se coloca". Rodríguez Gallar abandonó la directiva de Sociedad Civil Malagueña.

En Ciudadanos, no están preocupados. “Es verdad que sí se ha producido un trasvase de votos, pero aún no es masivo el paso de militantes nuestros a Vox. Todavía no hay alarma”, señala un cargo provincial de Ciudadanos. “Nosotros ahora estamos más movilizados y activos”, aseguran.

Vox ha empezado a incorporar a ex cargos de confianza de Ciudadanos como Javier Martín Lago, que fue asesor de Juan Cassá, ex portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Málaga. Martín Lago es el nuevo vicesecretario de Relaciones Institucionales de Vox Málaga. No solo en Málaga. En el resto de la provincia, en especial en la Costa del Sol Occidental, también se está produciendo altas en el partido de Abascal de ex afiliados de Ciudadanos que esperan un nuevo rumbo de Vox Málaga. Es el caso de Antonio Alfonso Alcázar, actual coordinador de Vox en Marbella, que era miembro activo de Ciudados en la ciudad costasoleña,

"Gestora ya"

Los críticos a la gestión de Vox Málaga aseguran estar preparados, pero aún no hay fechas para las primarias. "Si no hay cambio de presidente, aseguro que muchos nos iremos del partido. No aguantamos más", resalta un afiliado que no entiende cómo la cúpula nacional mantiene a Lara.

La división es tal que en un mitin de Vox en Málaga, el pasado mes de abril, y con presencia de Javier Ortega Smith, José Antonio Ortega Lara e Iván Espinosa de los Monteros se levantó de su asiento con una pancarta que decía: "Gestora ya". Se llama Julia Calleja. [Rectificación: Calleja jamás ha pertenecido al partido Falange, como de manera errónea publicó este diario en la primera edición de esta información]. Esta afiliada prepara una candidatura alternativa al margen de la "intelectual", como la definen ya en clave interna, y que parte en principio como favorita... pero el actual presidente se resiste. Y la dirección nacional calla por ahora.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios