UN 20% Y 30% MÁS DE SUELDO EN LA PRIVADA

Fichajes sin fin y más dinero: así funcionan las puertas giratorias en la sanidad andaluza

Denuncian el continuo trasvase de directivos de centros sanitarios de la salud pública a la privada (y viceversa) y su dependencia política. "Deben gestionar solo los mejores", resaltan

Foto: El consejero de Salud, Jesús Aguirre, en su toma de posesión en enero del año pasado, junto al presidente andaluz, Juanma Moreno. (EFE)
El consejero de Salud, Jesús Aguirre, en su toma de posesión en enero del año pasado, junto al presidente andaluz, Juanma Moreno. (EFE)

La sanidad andaluza vive un intenso vaivén de puertas giratorias en sus cargos de gestión. Hay un constante trasvase de profesionales que han trabajado en el sector público y luego lo hacen en el sector privado (y viceversa). En la privada se gana entre un 20% y 30% más que en la pública.

Y estos fichajes se producen sin transición ninguna. Un día están trabajado en un hospital de la órbita del SAS (Servicio Andaluz de Salud) o en las agencias sanitarias que la Junta ha prometido eliminar a partir de este año y al día siguiente están ya ejerciendo en algún centro sanitario privado de referencia de Andalucía del grupo Vithas o Quirón.

No es un caso aislado de una provincia andaluza en concreto, pero en los territorios con más presencia de la sanidad de pago (Málaga y Sevilla) es más frecuente. Uno de estos ejemplos es el de Pilar Serrano, directora gerente territorial de Quirónsalud en Andalucía desde hace seis años, después de haber sido directora gerente del hospital Punta de Europa de Algeciras y directora gerente del hospital Virgen Macarena de Sevilla.

El gerente del SAS

Miguel Ángel Guzmán, actual director gerente del SAS (Servicio Andaluz de Salud), ejerce ahora esta responsabilidad desde hace un mes. Guzmán tiene amplia experiencia en el sector público y privado. Ha sido fichado tras ser gerente de la agencia sanitaria Bajo Guadalquivir y del hospital Vithas Málaga (Parque San Antonio), además de haber desempeñado puestos de gestión en Cataluña y Andalucía (durante 23 años fue directivo de Mutua Universal).

En la provincia de Málaga los casos son muy significativos. El cardiólogo Tomás Urda fichó por el hospital Quirón Marbella y luego fue nombrado director del centro de Quirón en Málaga (acaba de cumplir su décimo aniversario) tras haber sido director gerente del hospital Virgen de la Victoria (Clínico) de Málaga, perteneciente al sistema sanitario andaluz. Antes había sido gerente del hospital de Úbeda (Jaén).

Un gerente de hospital de un centro privado de referencia cuenta con un sueldo que suele sobrepasar los 120.000 euros

Los sueldos es un factor diferencial cuando un gestor sanitario público decide pasarse a la privada. Si el gerente del SAS gana igual que un viceconsejero de la Junta de Andalucía (63.216,04 euros anuales), un gerente de hospital de un centro privado de referencia cuenta con un sueldo que suele sobrepasar los 120.000 euros y los 100.000 euros como salario mínimo. Un director médico puede rondar entre 90.000 y 100.000 euros y un director económico o jefe de una unidad no gana menos de 70.000 euros anuales.

El Confidencial ya publicó el 19 de noviembre de 2012 que los principales dirigentes de la Sanidad andaluza se 'fugaban' a la privada y cómo el SAS (Servicio Andaluz de Salud) estaba dejando escapar a los principales dirigentes de la sanidad pública andaluza, como era el caso de Mercedes Mengíbar, exdirectora del hospital Virgen del Rocío de Sevilla y exgerente del hospital Comarcal de Antequera, quien ejercía ya (y sigue en el puesto) en las funciones de gerente del hospital privado Xanit de Benalmádena (grupo Vithas).

Cada vez más casos

María del Mar Vázquez, entonces subdirectora del hospital Carlos Haya (hoy hospital Regional), se acababa de incorporar como gerente de la clínica privada Gálvez, ubicada en el centro de Málaga. Ahora es la nueva gerente del Regional de Málaga, uno de los centros de referencia de Andalucía.

Vázquez ha sustituido a Víctor Baena, que era un gerente respetado del Regional, ya a punto de jubilarse. Le iba a relevar en el cargo Miguel Moreno Verdugo, gerente del SAS hasta hace un mes, pero la presión de la propia plantilla del Regional le orilló al hospital comarcal de Vélez-Málaga, donde ha sido colocado como responsable.

Un profesional de gran prestigio en la sanidad pública andaluza denuncia la "permeabilidad" que existen con estos cargos. "Ellos podrán argumentar que son gestores profesionales independientes. Yo lo veo como un claro caso de puertas giratorias. Solo deben estar en esos cargos los mejores", describe este cualificado médico que no quiere dar su nombre a este diario.

Otros gestores consultados por El Confidencial, con amplia experiencia en la gestión sanitaria pública y privada, rechazan el término de "puertas giratorias". "No es una palabra muy oportuna, la verdad. Ninguno nos metimos en la pública para tener conocimiento y luego pasar a la privada. El problema es que el sistema sanitario público ha tenido un gran parón en los últimos años desde el punto de vista estratégico y han surgido proyectos en Andalucía muy interesantes con estructuras empresariales robustas".

¿Dónde se forman los gestores sanitarios de Andalucía? La Escuela Andaluza de Salud Pública, con sede en Granada, que tiene un acuerdo con la Escuela Internacional San Telmo, es uno de los sitios claves. Se 'tira' de cantera del SAS, pero los profesionales aseguran que "no está reglada" la formación y que las vías para conseguir esta cualificación profesional son diversas.

"Gestores sanitarios no hay muchos y se mueven. Que sea entre hospitales públicos o privados es irrelevante"

Se trata de un mercado abierto en el caso de la sanidad privada andaluza. En el caso de la pública, la Junta de Andalucía se ha comprometido a que todos los nombramientos de cargos de gestión estén supeditados por un concurso de méritos profesionales. "Gestores sanitarios no hay muchos y se mueven. Que sea entre hospitales públicos o privados es irrelevante", precisa Jesús Burgos, gerente del hospital CHIP de Málaga, en declaraciones a este diario.

"Otra cosa sería diferente si nos referimos a un político... A algunos que no son profesionales de un sector lo ponen en un cargo y después pasa a una empresa privada regulada por el mismo sector del que ha sido cargo político. Pero un gestor, ya sea sanitario, o de lo que sea, tiene que ejercer en su sector o se tiene que ir al INEM", añade Burgos.

Dependencia de alcaldes y diputados

Un médico con experiencia en altas responsabilidades de gestión sanitaria pública, señala que el liderazgo al final no es de un gerente del hospital, sino de los jefes clínicos y de sus gestores. "El drama no es tanto en los hospitales grandes, sino en los comarcales, donde los gerentes tienen una dependencia política tremenda, de alcaldes y diputados provinciales".

Ningún profesional consultado cree que se debe dejar un tiempo entre trabajar en el sector público y luego ejercer en el sector privado. "Con los bajos sueldos de directivos no pueden exigir eso…", lo dice un facultativo con muchos trienios en ambos lados de una sanidad de puertas giratorias cada vez más frecuentes.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios