HACIENDA RESPONDE

Hacienda advierte a Andalucía del "coste reputacional" de hablar de "intervención"

Hacienda asegura a la Junta que puede salir a los mercados a financiarse si quiere desvinculándose del Fondo de Liquidez Autonómica y quedando en manos privadas

Foto: La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero. (EFE)
La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero. (EFE)

Carta va, carta viene. El Ministerio de Hacienda que dirige María Jesús Montero, en funciones, ha respondido a las acusaciones de “intervención” del Gobierno andaluz y a la petición de un cita para abrir una negociación por parte del consejero andaluz del ramo, Juan Bravo (PP). Montero traslada por carta a Andalucía que no existe ninguna “intervención” y reclama que el Gobierno autonómico rectifique públicamente estas acusaciones por “el coste reputacional importante para Andalucía y para el resto del país”.

Para enfatizar que no hay “ningún 155 económico” ni “intervención” de la hacienda andaluza, como ha denunciado públicamente la Junta, el Ministerio recomienda a Andalucía que si quiere salir a los mercados a vender su deuda para financiarse puede hacerlo siempre que se desligue del Fondo de Liquidez Autonómica. “No hay precedentes de que una comunidad adscrita al FLA haya solicitado salir a los mercados”, recuerda el Gobierno de la nación en una carta a la que ha tenido acceso este periódico y avanzada por la ‘Ser’. Sostienen que ambos mecanismos son compatibles pero que si quiere, Andalucía puede renunciar al préstamo del Estado.

Apelan al caso concreto de Castilla y León. “Una opción que también rige para Andalucía y el resto de comunidades que pudieran encontrarse en una situación similar y que está en manos de la voluntad política de los gobiernos autonómicos”, recoge la misiva. No cabe compatibilizar, según la lectura de la ley que hace el Ministerio, el FLA con la salida a los mercados. Sí podría si siguiera en el fondo de facilidad financiera, donde no se puede incumplir el déficit y hay que cumplir la regla de gasto y de estabilidad.

Desligarse del FLA

La guerra por la financiación de Andalucía estalló la semana pasada, días después de que la Junta hubiera sacado adelante sus presupuestos para 2019. En una misiva, dirigida al secretario general de Hacienda de la Junta de Andalucía fechada el pasado 5 de diciembre, el Gobierno en funciones niega a la comunidad que pueda adherirse al Fondo de Financiación de las comunidades autónomas para 2020, tal y como solicitó Andalucía el pasado 20 de julio. El motivo es que incumplió el déficit de 2018, se desvió una décima. Se da la circunstancia de que ese año el gobierno era socialista y la consejera fue hasta junio la ahora ministra de Hacienda.

Esto significa que Andalucía no podría salir a los mercados a financiarse y tendría que acudir al Fondo de Liquidez Autonómica, FLA, para conseguir liquidez. Este último fondo es un préstamo con intereses que libra directamente el Estado a las comunidades autónomas. “El único modo en que la comunidad autónoma podría volver al compartimento de Facilidad Financiera, es decir, compatibilizar mecanismos de liquidez y financiación parcial en los mercados, es el cumplimiento de los objetivos de déficit y deuda en 2019”, señala la carta del Ministerio.

Una fórmula mixta

En su Presupuesto, el Gobierno andaluz pretendía financiarse con unos 5.200 millones de euros de deuda, de los que pretendía confiar a los mercados unos 1.900 millones de euros y el resto conseguirlo a través de los préstamos del Estado.

Tras levantarse el veto en 2018, por el cumplimiento de los objetivos de estabilidad en 2017, Andalucía pudo de nuevo financiarse con fondos privados y entidades bancarias. Emitió deuda por valor de 600 millones con éxito. Después, el Gobierno de PP y Cs colocó en 2019 un total de 1.200 millones de euros también de forma exitosa.

Ese cumplimiento del déficit en 2019, que se conocerá de forma firme el próximo marzo, tampoco está garantizado. La Airef puso en duda que Andalucía pueda cumplirlo. Públicamente el Gobierno andaluz no ha admitido que vaya a desviarse de nuevo en este ejercicio pero sí que aseguran en privado que será difícil cumplir y aseguran que se debe al incumplimiento del pago del IVA de 2017, en la etapa de Cristóbal Montoro, y que el actual Gobierno no ha transferido a las autonomías. Andalucía reclama 530 millones de euros. Madrid ya ha reclamado su cantidad en los tribunales y la Junta estudia si seguir el mismo camino y abrir la vía judicial.

Hablar de “intervención” son “afirmaciones absolutamente desproporcionadas, alejadas de la realidad y carentes de justificación, que podrían devenir en un coste reputacional importante para Andalucía y para el resto del país, por lo que merecen una rectificación pública por vuestra parte dada la gravedad de los hechos”, insiste la ministra en funciones en esta nueva carta.

"Andalucía no está intervenida"

La carta del Ministerio de Hacienda, con fecha de 26 de diciembre, está revisada directamente por la ministra en funciones, María Jesús Montero, como denota que a mano y de su propia letra introdujo en el inicio un  "Querido consejero", que se sobreescribe al Estimado consejero más formal, y termina con "un abrazo" y "felices fiestas", también manuscrito.

Es la primera respuesta oficial que emite la ministra de Hacienda en funciones desde que el Gobierno andaluz de PP y Cs abrió esta polémica. A lo largo de dos páginas, Montero da respuesta a una misiva recibida desde la Junta de Andalucía el pasado 19 de diciembre.

"La lealtad institucional que debemos profesar quienes dirigimos las administraciones públicas también nos exige a los responsables públicos dirimir las posibles discrepancias desde la rigurosidad, el conocimiento y el respeto a la Ley. En este sentido me veo en la obligación de recordarte que la comunidad autónoma puede, en el ejercicio de su autonomía política, decidir abandonar el Fondo de Financiación a Comunidades Autónomas y continuar financiando la totalidad de su deuda en los mercados financiero, como estoy segura de que conocen  los técnicos de tu Consejería y que habréis valorado", recoge el segundo párrafo de la misiva.

Montero recuerda que la carta recibida por la Consejería de Hacienda, donde se comunicaba que Andalucía debía adherirse al Fondo de Liquidez Autonómica tras incumplir el déficit de 2018, "no es más que una observación de lo dispuesto en la normativa vigente".

"En cualquier caso, te recuerdo que la adhesión al FLA y la aceptación de las condiciones fiscales y financieras que se derivan de este mecanismo es voluntaria", prosigue. 

Para finalizar, la ministra en funciones, que confía en "haber aclarado las dudas" y se pone a disposición del consejero Bravo, insiste en que la única manera de combinar la salida a los mercados financieros y mantenerse en el fondo de Facilidad Financiera es cumplir el déficit de 2019 "cuestión en la que confío estés poniendo todo tu empeño ya que es el mejor camino para seguir avanzando en la sostenibilidad de las cuentas públicas".

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios