Inicio de la campaña del 10-N

El bipartidismo arranca en Sevilla: el PSOE busca el voto "en masa" y el PP, la vía andaluza

Casi noviembre, pero con calor de abril. En el aire del arranque, un dato de última hora, las solicitudes de voto por correo han caído un 30% respecto a la anterior convocatoria

Foto: Pedro Sánchez, en el arranque de la campaña del 10-N, en el pabellón de Pino Montano, en Sevilla, este 31 de octubre. (Reuters)
Pedro Sánchez, en el arranque de la campaña del 10-N, en el pabellón de Pino Montano, en Sevilla, este 31 de octubre. (Reuters)

"Vamos, fuerte, que nos escuche Casado: ¿vamos a ir a votar el 10 de noviembre? Más fuerte". Sonoro sí del público socialista. Pedro Sánchez arrancó pidiendo ir a "votar en masa" y afeando al PP la campaña de perfiles falsos en redes sociales de supuestos progresistas que aseguran que no van a ir a depositar la papeleta. A poca distancia, estaba el destinatario de esa afirmación a coro.

[El decodificador de Varela: los mejores análisis de las elecciones en ECPrevium]

Casi noviembre, pero con calor de abril. En el aire del arranque, un dato de última hora, las solicitudes de voto por correo han caído un 30% respecto a la anterior convocatoria. Son las cuartas elecciones en cuatro años. ¿Preludio de una alta desmovilización? ¿De votantes de izquierda o de derecha? Sánchez pidió a los suyos que peleen cada voto de los indecisos, ese 30% de ciudadanos que aún, según el último CIS, no saben qué harán. "A los indecisos que no saben si ir a votar y a quién, decidles que para que no nos vuelvan a llamar a las urnas en cuatro años hay que votar al PSOE", cerró Sánchez, "las elecciones no se ganan con encuestas, se ganan con votos".

Salvo sorpresa mayúscula, uno de los dos invitados políticos estrella este jueves en la capital andaluza será presidente del Gobierno de España. Pedro Sánchez arrancó en un centro deportivo abarrotado de militantes con entusiastas banderas en una barriada cañí del socialismo, Pino Montano, con mucho rojo en el escenario. Pablo Casado, arropado por la cúpula del Gobierno andaluz, en un hotel de la Cartuja donde predominó el azul. Eligió Sevilla, la ciudad que de forma inesperada le brindó el pasado diciembre su gran triunfo autonómico, el asalto al Gobierno de Andalucía de la mano de Cs y Vox. De eso sacó pecho, convencido de que es posible exportar el modelo andaluz. El presidente regional, Juanma Moreno, habló del "momento" de Casado. "Esta campaña va a hacer historia", sostuvo.

[Álbum: consulte las imágenes del inicio de la campaña electoral]

El líder del PP ha asegurado que su partido es la "única garantía de desbloqueo" que puede sacar a España de la "parálisis" y "cambiar las cosas a mejor", frente al jefe del Ejecutivo en funciones, que ha presentado como "sinónimo de bloqueo" y una persona que ha "traicionado a todos". Tras enumerar las principales propuestas de su "agenda para una nueva mayoría", se ha comprometido a "gobernar para todos" si gana las elecciones.

El bipartidismo arranca en Sevilla: el PSOE busca el voto "en masa" y el PP, la vía andaluza

Otro candidato más, en una sala muchísimo más modesta, Iñigo Errejón, elegía también Sevilla para estrenar Más País. También en Andalucía, en Cádiz, arrancó Albert Rivera la campaña decisiva de Cs en un bar de conciertos. Se nota que 61 escaños de los 350 al Congreso tendrán acento andaluz. Cuatro de los seis candidatos a la presidencia arrancan en el sur.

Para Sánchez, "la victoria socialista comienza aquí", en Sevilla, el talismán del PSOE, la provincia que más votos aporta en toda España

Para Sánchez, "la victoria socialista comienza aquí", en Sevilla, el talismán del PSOE, la provincia que más votos aporta en toda España, recordó la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero. El candidato socialista prefirió no dedicar ni un minuto a Cataluña en su mitin de arranque.

Quien más se fajó con el conflicto catalán fue Susana Díaz. Ella, que siempre dijo que su derrota andaluza se debió en gran parte al papel de su partido en Cataluña, sostuvo que "el PSOE es capaz de darlo todo por España" y arremetió contra "el patriotismo de banderas y balcones". "Deberían haber llamado a Pedro y haberle dicho, por este país, lo que haga falta", censuró a la oposición. "Lo que Pedro está pasando solo lo sabe él", dijo sobre el presidente en funciones, de quien en el escenario tanto Díaz como Montero alabaron "su firmeza y su ponderación".

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios