HISTORIA DE UN DESENCUENTRO

Los gibraltareños y su futuro con el Brexit: “¡Si llevamos 314 años de Brexit con España!”

Los 'llanitos' han votado esta noche a su jefe de Gobierno. Fabián Picardo logró 10 parlamentarios, frente a 6 de los socialdemócratas y uno de Together Gibraltar

Foto: Fabián Picardo, nada más salir de su colegio electoral en Gibraltar. (Toñi Guerrero)
Fabián Picardo, nada más salir de su colegio electoral en Gibraltar. (Toñi Guerrero)

Nada más entrar en el Peñón, justo al pasar el control de pasaportes, está la foto de la alcaldesa de Gibraltar. Kaiane Aldorino López fue Miss Mundo en 2009 y está colocada en una especie de vitrina. El mayor orgullo ‘llanito’. Una Miss Mundo en territorio (ya parece inevitable) Brexit. Gibraltar no es español. Pronto, en unos días, no será ni territorio europeo.

En las elecciones celebradas ayer volvió a ganar Picardo por tercera vez: obtuvo 10 parlamentarios (9.961 votos). Los socialdemócratas consiguieron 6 y Together Gibratar obtuvo un escaño. Es la última vez que se ha presentado el ministro principal a los comicios gibraltareños.

“¿El Brexit? El Brexit es lo que nos ha estado haciendo España desde hace 314 años”. El hombre, de unos 55 años y que no quiere identificarse, se queja de que España nunca los ha reconocido y que sigue reclamando el Peñón. "Nos dan palos por todos lados".

“Mire, el inglés es mucho inglés. Y Reino Unido es mucha nación. Si hubiera sido otra nación, ya nos hubiéramos pasado al euro”. No quiere decir lo que gana. “¿Eso se pregunta? ¡Si no lo sabe ni mi mujer! O eres tonto o eres gitano. Las dos cosas no se pueden ser. Aquí hay trabajo. Estamos en la gloria”. Y suelta:

—¡Estamos bendecidos!

Una imagen de la candidatura de Robert Vásquez en Gibraltar. (Toñi Guerrero)
Una imagen de la candidatura de Robert Vásquez en Gibraltar. (Toñi Guerrero)

Cristina no quiere fotografías (“¡si tengo canas!”) y hablar, lo justo, antes de que llegue el autobús a la parada. “¿Te digo la verdad? Yo no tengo ni idea del Brexit. Salga el que salga, mi vida no me la van a cambiar”. Morena de pelo largo, tiene cuatro hijos, va a cumplir 41 años y se dedica a cuidar niños. “No hay nada mejor que Gibraltar. Es chiquitito, pero tiene de todo”, dice al subir al autobús.

Una familia pasa delante de la oficina de información del Brexit. (Toñi Guerrero)
Una familia pasa delante de la oficina de información del Brexit. (Toñi Guerrero)

Pasas la estatua de Nelson ('South Bastion, 1540') y llegas a Main Street, 'el pueblo'. Kenneth Cardona, de 60 años, está hablando con un amigo delante del Mark & Spencer. “Nos vemos el miércoles 30. ‘Cucha’ [escucha], yo hablo con George y tú con Michael. Mándale un ‘message’ [mensaje]”. El amigo de Cardona no quiere hablar. “Pensamos totalmente diferente. Por eso nos llevamos bien. El respeto es lo más bonito del mundo".

Ruta 66 y por un referéndum en Cataluña

Cardona se ha jubilado ya de sus clases como profesor de Geografía en el colegio. Acaba de volver de hacer una parte de la Ruta 66. Por California, Nevada, Arizona y Utah. Cuando iba ensimismado con su Harley-Davidson recorriendo esa parte de Estados Unidos, no pensaba mucho en el Brexit o Gibraltar. Hoy, ha llegado el día. “Como somos una parte de Reino Unido, nos van a sacar a patadas de la UE si es menester”.

Hay muchos gibraltareños que no quieren hablar con medios españoles. Argumentan que los periodistas “no ponen los que se les dice” o “ponen lo que quieren escuchar en España”. “Y, sobre todo, aclara, con el tema de Cataluña… me caliento”. ¿Por qué no un referéndum o el derecho de autodeterminación?, se pregunta. Y añade: "Cuando un diputado o senador español se levante de su escaño y admita que Gibraltar es de los gibraltareños, solo entonces pensaré que España es una democracia".

Dos simpatizantes del partido Together Gibraltar, en la puerta de un colegio electoral. (Toñi Guerrero)
Dos simpatizantes del partido Together Gibraltar, en la puerta de un colegio electoral. (Toñi Guerrero)

Son 60 años de aguante con España, relata. “Y, ¿por qué nos presionan? Con nosotros no se cortan. Moratinos era el que más lo entendía, y el que menos, fue Margallo”. El Gobierno del PP suprimió el Instituto Cervantes de Gibraltar. Fue una medida que no comprendió ningún gibraltareño. Ahora, el Gobierno de Sánchez ha anunciado que lo volverá a abrir. No hay fecha prevista, por ser un Ejecutivo en funciones. Hay ya menores que, a pesar de la cercanía geográfica, apenas pueden expresarse en castellano.

Rosy, rubia, tiene 27 años y es simpatizante del partido Together Gibraltar. "Me emocionan mucho sus ideas. Se piensa en las personas del pueblo. Cada partido tendrá sus cositas buenas o no, pero de momento es el mío”. Hay ruido de motos en esta sede electoral. Alguien advierte de que no se puede pasar de la línea roja para no estorbar a los votantes. La amiga de Rosy, morena, que no quiere decir su nombre, aunque posa sin problema para la foto, apunta: "Esto es muy 'british'. La gente en España es muy simpática. Me gustan mucho las tiendas de ropa".

"Espero que nunca seamos españoles"

Buttigieg (es su apellido) y el Brexit. "No va a pasar nada. Vamos a estar igual que antes. Me gusta Picardo porque mira por el pueblo. Es mi ministro y creo en él". Calcula que ganará por una distancia del 20%. Es pensionista y trabajó de chófer del gobernador de Gibraltar. Conducía un vehículo tipo Rolls-Royce. Su abuela era de La Línea y le iba "la mar de bien". "Si escupo para arriba, me va a caer encima. He nacido aquí, pero no soy inglés sino ‘llanito’. Espero que nunca seamos españoles".

Un simpatizante del partido de Picardo, delante de una furgoneta electoral. (Toñi Guerrero)
Un simpatizante del partido de Picardo, delante de una furgoneta electoral. (Toñi Guerrero)

Ponerse en la piel del otro. Intentar entender al vecino que no piensa como tú. Nunca ha pensado en volver a la tierra de su 'grandmother'. "¿Cómo? Si los pensionistas en España están retirando su pensión... ¿A mí me van a dar una? Cada uno tiene que mirar por sus hijos o sus nietos. Pues yo, igual. Y todas esas esas criaturas del Campo de Gibraltar que vienen aquí a trabajar, ¿no cree que les gustaría estar trabajando allí en vez de aquí?".

Una gallega de A Coruña, de unos 65 años, afincada ahora en Rota (Cádiz) desde hace 13 años, está de visita en el Peñón junto a tres amigas y sus respectivos maridos. Montó un bar y su hijo es quien lo lleva ahora en Sevilla. “Yo aquí he comprado poca cosa… Algo de chocolate, cartones de tabaco y algo de colonia. De vez en cuando vengo, pero después va a ser más difícil. Ya sería mejor ir a Portugal”.

Trabajadoras del Campo de Gibraltar salen del Peñón en dirección a La Línea. (Toñi Guerrero)
Trabajadoras del Campo de Gibraltar salen del Peñón en dirección a La Línea. (Toñi Guerrero)

Abdullah tiene 62 años y desde los 22 vive en Tánger. Trabaja de supervisor del restaurante de The Rock Hotel, uno de los mejores de Gibraltar. No dice su voto. "Eso es una cosa privada de las personas". Lleva varias papeletas en la mano (muy alargadas) y enseña a su compatriota las posibilidades para votar a los principales partidos. "Tánger está muy bien ahora, pero ya llevo muchos años en Gibraltar. Es bonito. ¿Sobre el Brexit? Tiene que haber un acuerdo bueno para todos". Tiene claro que no se puede tardar dos horas en cruzar la frontera.

Se va de 'weekend'

Justo en la frontera, un par de ciclistas se preparan para una ruta de 80 kilómetros por el Campo de Gibraltar. Un hombre elegante con pelo blanco, que va con una bolsa (quizá con cartones de tabaco o whisky), le dice a un vendedor de cupones de la ONCE: “Hay ‘partiito’ Madrid-Barcelona, ¿eh?”.

Suena el claxon y media docena de trabajadoras abandonan Gibraltar a media tarde. Hasta el día siguiente.

Y un 'llanito' orgulloso de apenas pagar impuestos exclama: "¡Mañana me voy de 'weekend! [fin de semana]".

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios