DENUNCIA DE ENCHUFISMO

Moreno niega injerencias en el ascenso de su hermana: "Todo ha sido limpio"

CCOO ultima una demanda por difamación contra el Gobierno andaluz por poner en duda la trayectoria de la primera aspirante, que fue apartada pese a ganar el concurso de méritos

Foto: Juan Manuel Moreno Bonilla, junto a Pablo Casado. (Reuters)
Juan Manuel Moreno Bonilla, junto a Pablo Casado. (Reuters)

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, replicó a la polémica por el ascenso de su hermana como directora de un conservatorio público en Málaga tras las denuncias de “enchufismo” del PSOE y la exigencia de Unidas Podemos de que se haga público el expediente para la adjudicación de esta plaza. Según el presidente andaluz la adjudicación de la plaza responde a un procedimiento “absolutamente limpio y normal” y negó injerencias o que haya intervenido en el proceso. Decidió, insistió Moreno, la Inspección de Educación “la única competente al hacer una selección de personal que ha sido limpia y transparente”.

Moreno Bonilla respondió así en Málaga a la polémica que se destapó el pasado miércoles, cuando trascendió que había una reclamación por la adjudicación en concurso a la hermana del presidente, María Dolores Moreno, de una plaza de dirección en un conservatorio público en Málaga pese a que era la segunda aspirante en puntuación y había otra primera con mejor nota.

El Gobierno andaluz negó desde el principio que hubiera caso pero no ha sido hasta hoy, 48 horas después, cuando Moreno ha hablado sobre el asunto. El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, aseguró que la primera aspirante había sido apartada por antecedentes “graves” y explicó que ya había ocupado esa plaza de dirección en 2005 y, según dijo, tuvo que ser apartada. La afectada lo niega.

Moreno cargó contra el PSOE, que “tiene mucho que callar” sobre lo acontecido en Andalucía en los últimos 37 años, señaló. “Hemos venido a construir un nuevo porvenir a los andaluces y nunca ningún nombre ni ningún apellido va a condicionar ninguna selección de personal”, incidió el líder del PP andaluz. Al proceso para ocupar esa plaza de dirección “se ha presentado quien ha querido de manera voluntaria y libre” y fue la inspección educativa, apuntó, quién tomo la decisión “desde el punto de vista técnico y funcionarial”. El PSOE ha pedido que el presidente dé "explicaciones convincentes" en el Parlamento andaluz.

"Respeto" a los aspirantes

“Nunca me he entrometido ni he hecho injerencias en la Inspección Educativa; jamás he intervenido en nada”, sostuvo Moreno en sus declaraciones a los medios, pidiendo que “sean respetuosos” con todos los aspirantes. Lamentó la "persecución" a su hermana que, recordó, es funcionaria desde 2004.

Esa petición llega después de que el sindicato CCOO comunicara este jueves que presentará una denuncia en los tribunales y acusara al Gobierno andaluz de “mentir”. Fuentes de la federación de Enseñanza de CCOO en Málaga explicaron a El Confidencial que sus servicios jurídicos están ultimando esa demanda contra el Gobierno andaluz por las declaraciones que hizo el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, tras saltar esta denuncia por un supuesto caso de enchufismo.

Para explicar que la primera aspirante con mayor puntuación, 49,5 sobre 50, había sido apartada y el cargo de dirección había recaído a sobre la hermana del presidente, María Dolores Moreno, Bendodo explicó que esa candidata “ya fue directora y fue cesada por distintos problemas". Según su versión, la inspección educativa "desaconsejó" que se volviera a contratar a quien fue cesada con un informe técnico. Pusieron el foco en “los problemas” de la primera aspirante, sin dar más detalles ni hacer pública la documentación del procedimiento administrativo.

CCOO prepara una demanda por difamación y niega que la primera aspirante en puntos fuera cesada o apartada por ningún tipo de problema

CCOO niega que esa aspirante, que quedó primera en la puntuación del concurso de méritos, Esperanza Utrera, fuera cesada o relevada por “problemas”. Aseguran que desempeñó las tareas de dirección de forma interina y provisional y que después fue relevada cuando se adjudicó por concurso la plaza de forma definitiva. Esto es lo más rocambolesco de este caso. La plaza de dirección que se le ha asignado a la hermana de Moreno Bonilla es una adjudicación provisional tras la jubilación del anterior director. La norma vigente prevé que para ocupar esta plaza de forma interina, hasta que se resuelva el concurso definitivo, se puede elegir a dedo a alguien del claustro de profesores con plaza de funcionario.

CCOO considera que se debería haber hecho de este modo, que evitaron por “el que dirán”, según explicó el inspector a los aspirantes, y se montó un concurso cuyo procedimiento está absolutamente reglado (Orden de 10 de noviembre de 2017, por la que se desarrolla el procedimiento para la selección y el nombramiento de los directores de los centros docentes públicos no universitarios de los que es titular la Junta de Andalucía). “Lo que no se puede es montar un concurso público para luego saltárselo a la torera y no cumplir aspectos básicos como que haya un periodo de alegaciones o los aspirantes puedan conocer de forma pública las puntuaciones y los expedientes”, señalan desde el sindicato.

Quejas del claustro

El sindicato, que ya prepara la denuncia para defender el honor de esta aspirante, niega categóricamente que exista ningún tipo de expediente, sanción o informe por problemas en el ejercicio de su cargo. “Se ha dado la imagen con gran irresponsabilidad de que esta funcionaria es conflictiva y tenía problemas y eso es mentira”, aseguró a este periodico Antonio Félix Martín Bellido, secretario general del sindicato provincial de enseñanza de CCOO en Málaga.

Se da la circunstancia de que la aspirante que ganó el concurso por puntos es delegada sindical. El sindicato denuncia que se ha montado un concurso público de méritos para dar apariencia de transparencia pero luego se lo han saltado al adjudicar la plaza cuando surgió una aspirante que ganaba en currículum a la hermana del presidente, que cuenta con 14 años de experiencia como funcionaria y tiene cuatro carreras.

El director del conservatorio rechazó nombrar a dedo a Dolores Moreno, como permite la ley de forma provisional por "quejas de los alumnos"

El caso se destapó tras hacerse pública la denuncia a la Delegación de Educación de una tercera aspirante, que asegura en el escrito dirigido al Gobierno, que fue el propio inspector le trasladó que había una tercera aspirante, Esperanza Utrera, que "tenía la máxima puntuación, 49 puntos sobre 50. Con una gran diferencia respecto al resto de candidatas". La puntuación de Moreno Bonilla era de 38,20, cuenta con 14 años de docencia y cuatro carreras, un máster en liderazgo educativo y un doctorado en Psicología. "Tras el hermetismo y la falta de transparencia absoluta en este asunto por parte de la Delegación territorial de Málaga", reseña la denuncia, los aspirantes demandan que se publiquen los méritos.

Sin transparencia

Una de las profesoras de ese centro, la que ahora impugna el procedimiento, Mónica Romero, insiste en que fue el inspector de Educación quien postuló el nombre de María Dolores Moreno, “que el director rechazó de forma reiterada por la trayectoria desde hace años de faltas de puntualidad no justificadas y quejas de los alumnos, que el director nunca quiso materializar en apercibimientos por miedo a represalias, al estar su hermano metido en política”, según consta en la reclamación presentada a la Delegación de Educación.

Esa reclamación motivó una resolución, con fecha de 18 de junio, donde se deniega el acceso a esa información y se concluye que los documentos solicitados no son públicos. La delegación insiste también en que no era necesario el concurso y que la ley permitía la designación a dedo para una cobertura provisional "de un profesor funcionario, preferentemente del centro docente".

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios