BAJADA DE IMPUESTOS

Así es la revolución fiscal en Andalucía en campaña: herencias e IRPF 'en diferido'

La Junta andaluza rebajará IRPF a partir de 2020 y bonificará al 99% sucesiones y donaciones entre herederos directos situando la comunidad al nivel de Madrid

Foto: El consejero de Hacienda, Juan Bravo, junto a Juanma Moreno. (EFE)
El consejero de Hacienda, Juan Bravo, junto a Juanma Moreno. (EFE)

El Gobierno andaluz de PP y Cs aprobó en su reunión de Consejo de Gobierno las bases de una reforma fiscal que, según explicaron, viene a acabar con el “agravio” de Andalucía y la sitúa al nivel de las comunidades que menos impuestos pagan, con Madrid como modelo.

El consejero de Hacienda, Juan Bravo, compareció para explicar esa “bajada masiva de impuestos” que el PP prometió en las andaluzas. Están convencidos de que es una reforma de calado sin precedentes en Andalucía. La bajada de impuestos forma parte, punto 12, del pacto de PP y Cs para coaligarse en el Gobierno autonómico.

A las puertas de la campaña electoral, el Gobierno cumple su promesa con las herencias y explica una rebaja del IRPF en diferido, ya que no entrará en vigor hasta 2019 para los primeros tramos y hasta 2023 en su totalidad, es decir un año más allá de la actual legislatura.

No es ningún secreto que el líder del PP, Pablo Casado, quería poner al actual Gobierno andaluz como ejemplo, como espejo de su política fiscal y económica, para recuperar la idea del “milagro económico” del partido y los suyos le corresponden dando los primeros pasos a dos semanas de que se abran las urnas.

El impacto de estas rebajas fiscales, según las estimaciones del Gobierno, será mínimo, de 10,7 millones de euros en 2019. Se amortigua la caída en la recaudación porque se eliminan las bonificaciones a jóvenes y discapacitados en el pago del impuesto de las hipotecas (Actos Jurídicos Documentados), amparándose en que el Gobierno aprobó por decreto-ley que paguen este impuesto los bancos, que asu vez ya han endosado esa subida a los clientes. Eso permitirá recaudar 16 millones de euros más, mientras que las rebajas en sucesiones y donaciones detraerán 14,7 millones, las exenciones para familias numerosas –3 millones y las rebajas en AJD para emprendedores y autónomos restarán 9 millones.

Los partidos de la oposición, PSOE y Adelante Andalucía, han coincidido en alertar de que esta bajada de impuestos “para los ricos y las grandes fortunas” detraerá recursos públicos y se deteriorarán los servicios públicos. Alertan de que sí se presente esta reforma fiscal mientras se retrasa la presentación del presupuestos de la comunidad autónoma para 2019 (el actual está prorrogado) hasta que pasen las elecciones generales y municipales, lo que hacen, insisten, para “tapar los recortes”.

Política "expansiva"

El responsable de Hacienda se mostró convencido de que en el actual momento económico es necesaria “una política fiscal expansiva” y acabar con el “agravio” frente a otras comunidades autónomas. Se atraerán inversiones, defendió Bravo, y el aumento de la renta disponible elevará el consumo.

Se eleva al 99% la bonificación del impuesto sobre sucesiones y donaciones, que grava las herencias, entre parientes directos, abuelos, padres e hijos. El anterior gobierno de PSOE y Cs ya pactó las exenciones a las herencias hasta el millón de euros. En Sucesiones Andalucía se sitúa al nivel de Canarias, Cantabria, Extremadura, Madrid, Murcia y La Rioja. En donaciones, la comunidad andaluza dejará de ser una de las que tenga el gravamen más alto para equipararse también a esas otras regiones.

El Gobierno apuntó varios ejemplos prácticos para señalar el calado de su reforma. Si un padre dona 10.000 euros a su hijo hasta ahora tendría que pagar 782,06 euros y ahora pagará 7,82. Si dona 30.000 euros, antes la cuota tributaria era de 2.652,48 y ahora pagará 26,52 euros. El impacto en la recaudación se estima en 14,7 millones de euros en 2019.

La gran novedad de esta reforma fiscal es la apuesta del Gobierno andaluz por rebajar el IRPF, una medida que estaba prometida a medio plazo y que el consejero de Hacienda también ya apuntaló. La reforma de este impuesto se hará de forma progresiva hasta 2023 y beneficiará a 3,7 millones de contribuyentes.

El primer tramo autonómico del IRPF baja medio punto y pasa del 10 al 9,5%. Se elimina el tramo entre 28.000 y 35.200, que tributaba al 16,5%, y se integra en el tramo entre 20.200 y 35.000 euros, que tributará al 15%. Entre 35.200 y 60.000 euros se pasará de tributar del 19% al 18,5%. Por encima de los 60.000 euros se reduce un punto, pasa del 23,5 al 22,5%. Se elimina el último tramo para rentas a partir de 120.000 euros, que tenía un tipo máximo del 25,5% y pasará a tributar tres puntos menos (22,5%).

En total en IRPF el Gobierno andaluz reduce los tramos de la escala autonómica de ocho a cinco y deja la escala impositiva en una horquilla del 9,5 al 22,5%, que en la actualidad iba del 10 al 25,5%. La rebaja impositiva en IRPF que se detalló no será efectiva en su totalidad hasta 2023. Para los primeros tramos entrará en vigor en 2019.

El impacto de la reforma del IRPF será de 149,8 millones de euros, aunque la caída en la recaudación no se notará hasta 2021.

El IRPF, en el punto de mira. (Foto: Corbis)
El IRPF, en el punto de mira. (Foto: Corbis)

Familias numerosas

El Gobierno de PP y Cs también hace guiños a las familias numerosas, que tendrán un tipo reducido en transmisiones patrimoniales onerosas, en compra de vivienda habitual hasta 180.000 euros, pasando del 8% actual al 3,5%. En Actos Jurídicos Documentados habrá un nuevo tipo reducido del 0,1% (antes era del 1,5%).

Una familia numerosa que compre una vivienda de 180.000 euros a un particular pasará de pagar 14.4000 a 6.300 euros. Si compra una vivienda nueva a una promotora, abonaría IVA y 180 euros en actos jurídicos documentos (ahora pagaba 2.700 euros). El impacto en la recaudación se estima en tres millones de euros.

También habrá rebajas de impuestos para autónomos y empresas en la compra de locales comerciales. El impuesto de actos jurídicos documentados pasará del 2 al 1,5%, por ejemplo para un local de 300.000 euros pasará de 6.000 a 4.500 euros. El impacto estimado es de nueve millones de euros.

El Gobierno andaluz también informó de que se eliminan los tipos reducidos en los impuestos de las hipotecas tras el decreto-ley del Gobierno central que establece que sean los bancos los que paguen el impuesto de AJD en las hipotecas de vivienda habitual. Se eliminan los tipos reducidos que existían para menores de 35 años y discapacitados. La supresión de los tipos reducidos, que pasarán al tipo general del 1,5%, supondrá un incremento en la recaudación de 16 millones de euros.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios