defiende viajar para abrir la mente

Obama habla a través de los ojos de sus hijas de populismo, cambio climático y feminismo

El expresidente de Estados Unidos visita la cumbre mundial de turismo en Sevilla y se reúne durante media hora con Pedro Sánchez donde hablaron mucho de jóvenes e igualdad

Foto: El expresidente de Estados Unidos Barack Obama, se despide tras su intervención en la XIX Cumbre del Consejo Mundial de Viajes y Turismo. (EFE)
El expresidente de Estados Unidos Barack Obama, se despide tras su intervención en la XIX Cumbre del Consejo Mundial de Viajes y Turismo. (EFE)

Quien fue el presidente de los Estados Unidos número 44, Barack Obama, salió del hotel Alfonso XIII de Sevilla a las dos y veinte de la tarde. Diez minutos después, como por arte de magia, pese a tener que cruzar toda la ciudad y sin que nadie viera cómo llegó su caravana de vehículos blindados, ya estaba en una sala del recinto que acoge la World Travel Tourism Council (WTTC), sonriendo y haciéndose fotos con medio centenar de elegidos que, en la mayoría de ocasiones previo pago o gracias a la esponsorización del evento, tenían la oportunidad de estrechar su mano y posar en una foto.

Bromeó Obama durante su intervención sobre que era el Air Force One lo que más echaba de menos de su mandato presidencial. Eso de volar con todo el espacio aéreo disponible para el presidente de los Estados Unidos o no tener que soportar atascos de tráfico debe ser una forma de viajar inolvidable. Más allá de la ironía, había mucha expectación sobre qué iba a contar en esa charla anunciada como 'Una conversación con el presidente Barack Obama', que lideró el presidente y CEO de Hilton además de director de la WWTC, Christopher Nassetta, y que había trascendido que costó a la organización 400.000 dólares. Para algunos defraudó, para otros es indudable que contar con Obama sale muy rentable y siempre merece la pena.

Durante una hora exacta, Obama hizo un ademán con la mano cuando vio que había concluido el tiempo, el expresidente de los Estados Unidos divagó sobre sus viajes, sus hijas, su experiencia en la Casa Blanca y sobre todo cuatro asuntos: la amenaza de los populismos o el Brexit "campos peligrosos", el "monstruo" del cambio climático o el feminismo y los jóvenes. Lo hizo con un lenguaje, sencillo, coloquial, haciendo creer que aquello era de verdad una conversación de amigos.

Justo esos asuntos centraron la conversación posterior, de aproximadamente media hora, que Obama mantuvo con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. "Dos hombres progresistas", contaron desde la Moncloa, que comparten visión de los problemas y que hablaron sobre todo de jóvenes o de igualdad de género. Esta noche, Obama está invitado a una cena de gala en La Maestranza, donde habrá un espectáculo de ópera, y a primera hora visitó los Reales Alcazáres, aunque el secretismo y las fuertes medidas de seguridad marcan esta visita privada.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con el expresidente de EEUU Barack Obama en Sevilla este 3 de abril. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con el expresidente de EEUU Barack Obama en Sevilla este 3 de abril. (EFE)

Nasseta bromeó con Obama, advirtiéndole de que entre ambos suman ocho hijas, el ejecutivo de Hilton tiene seis, y el que fuera presidente de Estados Unidos habló y mucho de la educación de sus niñas o de cómo ve el mundo a través de sus ojos. "Cualquier charla que le he dado a mis hijas se resume en dos conceptos: sé amable y sé útil", dijo Obama. "Me llevó seis meses, seis, darme cuenta de que en las reuniones de mi Gabinete en la Casa Blanca solo hablaban los hombres todo el rato, monopolizaban la conversación aunque no supieran de que hablaban. Tuve que decirle a ellas: 'Vamos, podéis estar al frente", contó.

Advirtió a la industria turística de que los jóvenes buscan experiencias al viajar y que las chicas exigen seguridad en los países que visitan y no sentirse acosadas. Se mostró seguro de que no hay marcha atrás en el movimiento que derriba las barreras para las mujeres y alertó de que los hombres "se ven amenazados" y se resisten a derribar el patriarcado, lo que, en ocasiones, refuerza "las tradiciones religiosas":

Barack Obama junto al delegado de la cadena hotelera Hilton, Christopher J. Nassetta. (EFE)
Barack Obama junto al delegado de la cadena hotelera Hilton, Christopher J. Nassetta. (EFE)

Obama empezó soltando que Sevilla es "espectacular", con lo que ya parte de los honorarios estaban cobrados en impacto para la ciudad, y admitió que los más "memorables" son los viajes que ha hecho con sus dos hijas, ahora de 17 y 20 años, y la oportunidad de "ver ese sentido de descubrimiento" a través de sus ojos. También recordó su primer viaje a Europa, su escala antes de pasar un mes en Kenia, la tierra de su padre, estancias en pensiones, comiendo barras de pan y algo de vino, viajando en autobús y "sin pisar un Hilton".

El expresidente estadounidense defendió el poder de viajar para abrir la mente, la cura que ofrece el turismo contra los nacionalismos y la xenofobia, mostró su preocupación por los populismos que recorren el mundo, por el Brexit y por esa inclinación de levantar muros porque "los ciudadanos ven erosionado su 'statu quo". Aseguró que el "monstruo del cambio climático" amenaza ya "algunos de los lugares más bonitos del planeta". Defendió que las nuevas generaciones tienen mucha más conciencia social, son más tolerantes pero que "votan menos" y apostó por fórmulas para acercarlos a la política.

Obama habla a través de los ojos de sus hijas de populismo, cambio climático y feminismo

De su balance en la Casa Blanca destacó su integridad, que no hubo ningún escándalo, dejando claro que corrupción y poder no se dan siempre la mano, se jactó de haber salvado la economía de una gran depresión y lamentó algunos "errores", pero convencido de que "nunca puse en peligro mis principios, mis creencias, nunca pensé que había traicionado a la gente que me votó". A la hora exacta, desapareció del escenario, como si fuera un prestidigitador y se lanzó a seguir disfrutando de una ciudad que, según él mismo dijo, es "un espectáculo".

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios