acusada de administración desleal

Investigan a una cuidadora por cargar la afiliación a un partido a una discapacitada

La empleada usó el patrimonio de una joven con discapacidad a la que cuidaba para gastos que hicieron sospechar a los agentes: tatuajes, un pírsin, tabaco y la afiliación a un partido

Foto: Coche de la Guardia Civil (Efe)
Coche de la Guardia Civil (Efe)
Autor
Tiempo de lectura3 min

La Guardia Civil ha investigado a una joven de Chiclana de la Frontera (Cádiz) como presunta autora de un delito de administración desleal sobre el patrimonio de la joven con discapacidad a la que cuidaba y a la que supuestamente le habría causado un perjuicio económico durante tres años de casi 113.000 euros. La empleada era una persona de confianza en la familia de la afectada, por lo que aprovechó su relación con la misma para conseguir que le cediera la gestión de su patrimonio, fruto de la herencia concedida por los padres fallecidos de la víctima.

Según han informado las autoridades en un comunicado, entre los cargos más curiosos detectados estarían la compra de un nicho funerario a nombre de la investigada, la realización de un pírsin o tatuajes, tabaco, videojuegos, la entrada para la compra de una vivienda, un ataúd a nombre de la joven o la afiliación a un partido político.

La joven afectada presenta una discapacidad psíquica y sensorial acreditada del 86% y firmó protocolos notariales para la administración del patrimonio y de designación como heredera a la cuidadora, tras el fallecimiento de sus padres: una información que el hermano de la afectada desconocía en un principio. Después la pérdida de los tutores, la investigada se ofreció a cuidar a la joven, ya que había estado trabajando para la familia desde hacía años.

Un tiempo después, el hermano de la joven con discapacidad tuvo noticias de que su hermana y la empleada convivían juntas y de que habían firmado un procedimiento notarial en el que otorgaba a la cuidadora la facultad para operar y disponer del patrimonio, así como el nombramiento de la empleada como única heredera.

Tras varias sospechas, el hermano informó a las autoridades de unas posibles irregularidades en el patrimonio de la afectada cometidas por la cuidadora. Tras la denuncia, la Guardia Civil les aconsejó cancelar las cuentas que compartían con anterioridad y la revocación de los poderes notariales suscritos.

Afiliación a un partido, tatuajes y tabaco

Investigaciones posteriores permitieron a los agentes conocer que, durante el tiempo en que convivieron, se habrían generado una gran cantidad de gastos que difícilmente serían compatibles con una administración leal del patrimonio de la joven. Entre estos gastos destacan numerosos en establecimientos de estancos, dándose la circunstancia de que la joven no fumaba.

Asimismo, se pusieron al descubierto gastos relacionados con la cuota de afiliación a un partido político a un nombre de la cuidadora, la compra de un ataúd funerario para ella, el pago de tatuajes y pírsines que la joven no tiene o el pago como señal para la compra de una vivienda, además de compras en todo tipo de establecimientos de ropa complementos, tiendas de telefonía móvil, terminales de última generación, compras de consolas de video juegos y un largo etcétera.

Igualmente, los agentes constataron en esta operación desarrollada por el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Chiclana que la cuidadora había contratado tres préstamos personales y numerosas compras con pago aplazado con distintas entidades de financiación que completaron un menoscabo económico de 112.802,76 euros.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios