Precampaña electoral

El PSOE andaluz calca el discurso de Sánchez sobre Cataluña con grietas internas

PP y Cs sacan adelante una proposición en defensa de la unidad de España y el PSOE elude votar

Foto: La líder del PSOE-A, Susana Díaz, en su escaño durante la sesión de control al Ejecutivo. (EFE)
La líder del PSOE-A, Susana Díaz, en su escaño durante la sesión de control al Ejecutivo. (EFE)

"Su discurso ha sonado más a Calvo que a Guerra, a Pedro [Sánchez] que a Felipe [González]". Se lo dijo el diputado de Cs Fran Carrillo a la diputada socialista Ángeles Ferriz. Las proposiciones no de ley sobre la unidad de España y Cataluña registradas por PP y Cs en el Parlamento andaluz fueron redactadas y presentadas al calor de la manifestación de la plaza Colón, pero se debatieron con las elecciones ya convocadas en estos tiempos políticos voraces. "Rechazo al separatismo, al golpismo y exigencia de elecciones generales", decía la iniciativa de Cs. "Contra la ruptura de la soberanía nacional", expresaba la del PP.

El PSOE andaluz vivió un largo debate interno sobre cómo votar pero tenía claro, dicen los dirigentes del partido, que no iban a dar ni un milímetro de espacio a la lectura de que Susana Díaz enmendaba la plana a Pedro Sánchez y su política en Cataluña. "El momento es el que es", comentaron. Es decir, elecciones generales y municipales. Tras un largo debate eligieron no votar, los diputados socialistas en el hemiciclo evitaron pulsar el botón en una estrategia inédita y muy sorprendente incluso dentro de las filas socialistas. La iniciativa salió con 57 votos a favor y 14 en contra.

Los diputados socialistas en el hemiciclo evitaron pulsar el botón en una estrategia inédita y muy sorprendente incluso dentro de las filas socialistas

Entre algunos diputados, hubo algunas caras largas cuando se preguntaba por el tono de la diputada socialista Ángeles Ferriz, jiennense y uno de los rostros impulsados por Susana Díaz en la renovación de su equipo. No hay que perder de vista que el PSOE de Jaén siempre fue un verso suelto, una parte del aparato con poder propio más allá del PSOE sevillano.

Fue ella la que subió a la tribuna y marcó el giro en el discurso del PSOE andaluz, y para algunos se pasó de frenada o entusiasmo. "Ay, los conversos", comentó un diputado socialista muy próximo a Susana Díaz. La tensión en el grupo socialista está latente. Las grietas se disimulan en precampaña, pero en ocasiones como esta no se pueden maquillar.

En el nuevo guion, nada de defender Andalucía como garante de la igualdad ni de advertir contra cesiones o privilegios a los catalanes

En el nuevo guion, nada de defender Andalucía como garante de la igualdad ni de advertir contra cesiones o privilegios a los catalanes. Ese discurso que lleva haciendo Susana Díaz años quedó caduco. Ahora, el PSOE andaluz acusó a PP y Cs de ser unos "salvapatrias de tres al cuarto", calificó a Mariano Rajoy como "una fábrica de independentistas", negó con contundencia que hayan existido cesiones o concesiones desde el Gobierno de Sánchez, "ni una", y equipararon el bloque de PP, Cs y Vox con el independentismo catalán: "Son dos bandos de intransigentes que se retroalimentan". "Se puede ser firme y dialogar", defendió Ferriz abrazando la vía Sánchez.

Su intervención sonó prácticamente igual a la que hizo la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en el debate de Presupuestos. Es nuevo oír al PSOE andaluz defender con ese énfasis y esa claridad las posiciones del presidente del Gobierno respecto al desafío independentista. Nada que ver con lo que se ha oído hasta hoy en privado en los círculos de poder del PSOE andaluz o al esforzado silencio público de las últimas semanas. Ni por asomo parecido al tono de Susana Díaz cuando se esmeró en culpar a Sánchez y a su política en Cataluña de su derrota electoral en Andalucía.

El discurso del PSOE andaluz fue muy similar en fondo y forma al de la diputada de Adelante Andalucía Maribel Mora, que se mostró convencida de que con esa iniciativa en el Parlamento andaluz estaban "alentando a los pirómanos". Esa coincidencia del PSOE andaluz con Podemos e IU en el tema catalán también es noticia.

El otro gran rapapolvo que no esperaban Cs y PP, o al menos no con la dureza con que lo recibieron, fue el que se llevaron de Vox. El diputado Alejandro Hernández se dedicó a sacar a pasear —lo que él consideró— "las vergüenzas" de estos partidos en la respuesta al 'procés', y fue especialmente duro con la aplicación de un 155 blando y la convocatoria de elecciones en Cataluña "solo dos meses después del alzamiento y sin verdaderas garantías democráticas para los catalanes". "Fue todo vergonzante", repitió el diputado de Vox. "No habría que haber llevado los tanques, bastaría con haber aplicado la ley", defendió.

Desde Cs, Fran Carrillo criticó el "voxtureo" y pidió a este partido "más tolerancia y menos xenofobia" después de que acusaran al partido de Albert Rivera de haber puesto "a un francés a defender la unidad de España", en alusión al candidato a la alcaldía de Barcelona Manuel Valls.

Desde el PP andaluz su portavoz, José Antonio Nieto, acusó a la portavoz socialista de "vivir en Marte" o "tener un gran afán de decir mentiras", por su defensa cerrada del papel del Gobierno Sánchez con Cataluña, repasando hitos en las negociaciones y acabando, por supuesto, con la polémica figura del relator.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios