"Nos hemos descubierto mejor como personas"

Primeros en llegar y últimos en irse: el papel de los bomberos en el rescate de Julen

Julián Moreno ha sido el responsable del consorcio provincial en el rescate del menor. En 13 días ha dormido un total de 18 horas. "Ha sido durísimo y en algunos momentos frustrante"

Foto: Julián Moreno, jefe del Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga, al acceder al puesto de mando del operativo. (EFE)
Julián Moreno, jefe del Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga, al acceder al puesto de mando del operativo. (EFE)

Julián refugia en su memoria la imagen de un niño de dos años correteando por el campo un tranquilo domingo de enero. "Ha sido durísimo, la verdad, y en algunos momentos, frustrante. Pero, bueno, por lo menos hemos podido entregar a Julen a sus padres".

Hablamos con Julián Moreno, jefe técnico del consorcio provincial de bomberos de Málaga. Ha sido uno de los principales responsables del dispositivo de rescate. Vive en Estepona y este sábado por fin pudo reencontrarse con su familia. En 13 días ha dormido 16 horas. Ideó la cápsula por la que bajaron los mineros en la búsqueda del niño.

No hubo jornada fácil. "Te agarrabas a un clavo ardiendo, a una cierta esperanza, aunque fuera remota, de encontrar vivo a Julen, pero todo se hacía complicado. Los últimos cuatro metros parecían imposibles", relata este bombero que ante la llamada telefónica ha parado un momento el coche. Al otro lado se oye el sonido intermitente de las luces de emergencia.

Brigada minera

"Desesperante" fue para él la perforación. "No encontrábamos nada para 'encamisar' el tubo", recuerda. También la tensión de las pruebas de la cápsula, ver si podría funcionar o no. Este sistema, también llamado 'jaula', permitió que los bomberos pudieran trabajar con más comodidad. Sin este mecanismo, los miembros de la brigada minera hubieran tenido que bajar hasta los 70 metros de profundidad mediante cuerdas y poleas con el consiguiente esfuerzo físico que les hubiera supuesto.

"Los mineros son unas magníficas personas, humildes, nobles, con una predisposición enorme a trabajar, y siempre muy concentrados cuando subían al cerro. Les vi tranquilos cuando sabían que la Guardia Civil estaba arriba, en la zona del pozo. Un equipo de ventilación en el que trabajaban cinco bomberos aspiraba los gases expandidos tras las microvoladuras. La ventilación era fundamental y se introdujo un exposímetro para comprobar que la atmósfera fuera respirable", argumenta.

Julián no esperaba que la desaparición de Julen hubiera causado tanto impacto mediático y atención internacional. "Me llamaron algunas emisoras de radio de Argentina y entonces podría hacerme algo de idea, pero me sorprende. Hoy un periodista de Portugal, al terminar la rueda de prensa de esta mañana, me ha dado un abrazo. La gente por la calle nos para, nos da las gracias".

"Sin duda, será una de las experiencias más importantes de mi vida. Y espero que con estas características sea la última", confiesa

En estos días apenas veía las redes sociales o los enlaces que les llegaban vía WhatsApp. "Sin duda, será una de las experiencias más importantes de mi vida. Y espero que con estas características sea la última", confiesa. Tras conocer los primeros datos de la autopsia, se "alegra" de que Julen "sufriera poco". "Quiero expresar mi pésame a los padres de Julen y sus familiares", remarca.

El momento final, cuando el rescate se acababa, se vivió en silencio. Llegaron abrazos emotivos, sin palabras. "Con lágrimas contenidas", añade con pudor. La montaña (y su dureza implacable) impidió un rescate más rápido. Y los bomberos siempre estuvieron allí. Fueron los primeros en llegar y los últimos en irse del Cerro de la Corona de Totalán. Con Julián al mando.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios