Es noticia
Menú
La recta final del rescate a Julen se convierte en un calvario para los mineros y los Tedax
  1. España
  2. Andalucía
máxima tensión en totalán este viernes

La recta final del rescate a Julen se convierte en un calvario para los mineros y los Tedax

Cuatro microvoladuras han hecho falta para ejecutar la galería horizontal que daba acceso al punto donde se encontraba el cuerpo sin vida del pequeño Julen

Foto: Los últimos trabajos antes de llegar a Julen. (EFE)
Los últimos trabajos antes de llegar a Julen. (EFE)

Ni un día sin problemas. Ni un día sin respiro. El rescate a Julen se ha enfrentado desde el primer momento a un cúmulo de imprevistos que ha impedido llegar a una recta final rápida. Y la jornada del viernes no fue para menos. Es más, se convirtió en un calvario para los mineros y los Tedax.

Hicieron falta hasta un mínimo de cuatro microvoladuras para intentar acceder a la galería horizontal que daba acceso al punto donde estaba el cuerpo sin vida de Julen. Los ochos miembros de la brigada minera, que han accedido al túnel vertical en turnos de dos, no conseguían dar ritmo a sus trabajos debido a la extrema dureza de la roca que se estaban encontrando.

Foto: El portavoz de la Guardia Civil en Málaga, Jorge Martín. (EFE)

Se preveía que en la madrugada del viernes ya se podría haber llegado a la zona donde estaría Julen, pero los avances eran muy lentos. Ya desde muy primera hora de la mañana (las 7 horas) la Subdelegación del Gobierno informaba que la excavación de la galería horizontal desde el pozo vertical perforado para intentar encontrar a Julen alcanzaba un metro y medio. Finalmente, el equipo de rescate ha llegado hasta el menor en las madrugada del sábado.

Excavación de la galería horizontal

Las complejas condiciones del terreno obligaron al uso de microvoladuras desde que comenzó el trabajo de los efectivos de la Brigada de Salvamento Minero desplazados desde Asturias. La excavación de la galería horizontal avanzó en un primer momento apenas dos metros y medio. Las buenas noticias llegaron a primera hora de la tarde del viernes: esta galería ya había progresado hasta los 3,15 metros.

Así ha sido la cuarta microvoladura

Durante la jornada decivisva tres helicópteros sobrevolaron la zona: el primero procedía de Sevilla con el material explosivo; el segundo y el tercero se trasladaron desde Palma y desde Cantabria a cuatro guardias civiles del Equipo de Montaña, especialistas en espeleología y microvoladuras (dos de cada sitio), para reforzar el dispositivo de rescate por si fuera necesario hacer relevos.

Las buenas noticias se rompieron a última hora de la tarde del viernes cuando los mineros se encontraron de nuevo roca dura. En ningún momento ni la Guardia Civil ni el equipo técnico (el ingeniero Ángel García Vidal no ha vuelto a estar en las ruedas de prensa) quisieron hablar de plazos, pero todo hacía indicar que quedaba muy poco, que era inminente el rescate del pequeño Julen. Al final, el milagro no fue posible.

Ni un día sin problemas. Ni un día sin respiro. El rescate a Julen se ha enfrentado desde el primer momento a un cúmulo de imprevistos que ha impedido llegar a una recta final rápida. Y la jornada del viernes no fue para menos. Es más, se convirtió en un calvario para los mineros y los Tedax.

Rescate Noticias de Andalucía Málaga
El redactor recomienda