las horas más angustiosas de totalán

Cronología del rescate a Julen: así fueron los 13 días que mantuvieron en vilo a España

Un niño de dos años cayó a un pozo de más de 110 metros de profundidad y apenas 25 centímetros de diámetro el pasado 13 de enero; su cuerpo apareció sin vida casi dos semanas después

Foto: Los padres de julen asisten a una vigilia por su hijo junto a 200 personas. (EFE)
Los padres de julen asisten a una vigilia por su hijo junto a 200 personas. (EFE)

13 de enero. Dos parejas con niños preparan una paella en una finca situada en el cerro de Totalán, un pueblo malagueño de la comarca de la Axarquía. Todo transcurre con normalidad en un tranquilo domingo soleado hasta que Julen, un pequeño de dos años, se despista y cae a un agujero de más de 110 metros de profundidad y apenas 25 centímetros de diámetro. Uno de los familiares escucha los llantos del menor y alerta a los progenitores que, al llegar a la zona, se percatan de que el rescate es muy complicado. Desde las 16:00 horas, más de un centenar de efectivos de Bomberos, Protección Civil y Guardia Civil trabajan sobre el terreno. Servicios sanitarios y psicólogos también se desplazan hasta el lugar. "Será una larga noche”, presagia un portavoz oficial de la Guardia Civil, que ya advierte la "extrema complejidad" de las labores de salvamento.

José Roselló y Victoria García relatan a las autoridades que escucharon los llantos en un principio, pero que más adelante el sonido se detuvo de golpe. Su angustia es máxima al recordar que ya perdieron a un hijo de tres años. En abril de 2017, Oliver se desplomó en plena calle y los médicos no acertaron el diagnóstico de su dolencia. En menos de un mes, iba de la mano de su prima por el Paseo Marítimo de El Palo —localidad donde reside la familia— cuando sufrió un ataque al corazón y falleció el instante.

14 de enero. Las excavadoras allanan el camino de la abrupta zona donde está el pozo para que el resto de vehículos pesados pueda acceder mientras el operativo trabaja a contrarreloj durante toda la madrugada succionando el interior del orificio. Un robot teledirigido de la empresa de desatoros Pepe Núñez recorre el tubo hasta toparse con un tapón de "arena húmeda" que se había producido por un desprendimiento a 75 metros de profundidad. A esa misma altura, capta una bolsa de chucherías que podría haber portado el pequeño. "¿Has visto el Telediario?", cuenta una vecina esperanzada a la abuela de Julen: "Ha aparecido un paquete de gusanitos".

A 24 horas del suceso, la Guardia Civil baraja tres técnicas diferentes para agilizar el rescate. La primera consiste en extraer arena "con una maquinaria más potente", según informa el portavoz del Instituto Armado Bernardo Moltó; al mismo tiempo se contempla abrir un pozo paralelo al existente a la vez que se entuba el agujero ante el riesgo de que nuevos movimientos puedan sepultar al pequeño; la última opción es la apertura de una nueva perforación a cielo abierto. "Este no es un asunto que se pueda solucionar en un rato. Esto va para largo", explican fuentes próximas al equipo de rescate.

[Vídeo: recorrido hasta el tapón del pozo bajo el que se encuentra Julen]

15 de enero. Aunque de manera oficial los esfuerzos se concentran en el rescate con vida del menor, la Benemérita ya no descarta "ninguna posibilidad" y se plantea buscar restos de sangre. "Eso ayudaría bastante", señalan fuentes del cuerpo. Por su parte, un equipo de expertos formado por diez ingenierías punteras decide abrir un túnel lateral de 80 metros y, entre las vías paralelas para encontrar a Julen, aparece la propuesta de dos mineros asturianos que quieren excavar piedra a piedra. Son operarios de una empresa sueca especializada en georradar que participó en el milagroso rescate de los Andes.

La desesperación de la familia va en aumento y el padre ya no oculta su malestar. "Muchos tuits de apoyo, muchos votos, pero medios ninguno. ¿Sabe usted lo que es aquí llevar 30 horas esperando a que saquen a tu hijo de un pozo? No se está haciendo una p... mierda", expresa en 'El Programa de Ana Rosa'. En la misma línea se pronuncia el alcalde de Totalán, Miguel Escaño, que denuncia la desorganización que a su juicio reina en su municipio. "Existen medios, hay infrarrojos, hay georradar y muchas cosas por hacer y antes de ayer no se ha hecho nada", apuntaba en declaraciones a 'Espejo Público'.

16 de enero. Las pruebas de ADN confirman el hallazgo de pelos pertenecientes a Julen que se extrajeron del agujero durante las primeras horas del rescate, cuando se ejecutó el primer sondeo para conocer con exactitud la profundidad de la sima. "Por eso se ha seguido con la extracción suave para intentar dar con el niño. Es posible que esté cerca", explica el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Gómez de Celis a este diario. "Mi hijo está aquí, que nadie lo ponga en duda", insiste José en una entrevista concedida a 'Dario Sur'.

Cronología del rescate a Julen: así fueron los 13 días que mantuvieron en vilo a España

Mientras el rescate continúa con la perforación de un túnel horizontal, trascienden detalles sobre las irregularidades del pozo, que carecía de permisos por parte de la Junta de Andalucía y tampoco estaría correctamente sellado, en tanto que el encargado de realizar la prospección se limitó a tapar el orificio con una piedra encajada cuando la Ley de Aguas marca la obligación de enterrar los agujeros con hormigón o residuos orgánicos. No hacerlo constituiría una infracción grave castigada con sanciones de entre 6.000 y 300.000 euros que la familia estaría dispuesta a denunciar. Fruto de una iniciativa nacida en redes sociales, los vecinos de Totalán emprenden una marcha para avivar la esperanza.

17 de enero. El rescate toma un nuevo rumbo por la inestabilidad del terreno, circunstancia que obliga al operativo a suspender la opción de excavar un túnel horizontal dado el riesgo de nuevos desprendimientos, según informa 'Diario Sur'. Las labores de salvamento se centran ahora en una prospección paralela en vertical que no comenzará hasta el viernes y que, en el mejor de los casos, estaría lista después de dos o tres días, mientras que el dispositivo de localización ya ha entubado el el agujero con una funda metálica tras resolver un atasco en la manguera de succión. Una segunda tuneladora está preparada para empezar una segunda vía de acceso, pero los técnicos prefieren "empezar con uno", porque hacer el nuevo supondría ampliar la plataforma previa a la perforación y, consiguientemente, la situación.

Las previsiones meteorológicas no son las mejores para obrar el desenlace: la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) anuncia lluvias leves para este fin de semana que podrían concentrarse durante el sábado y el domingo, cuando las probabilidades están cercanas al 100%, llegando a poder acumularse entre cinco y 10 litros por metro cuadrado en la zona, según esta misma fuente. “La lluvia condiciona mucho los trabajos. Intentaremos poner los medios adecuados. Siempre afecta en movimiento de tierras y es mejor hacerlo en tiempo seco, aunque en una perforación no influye tanto”, explica el delegado del Colegio malagueño de Ingenieros de Caminos, Ángel García Vidal. La seguridad prima sobre la velocidad, pero José Roselló y Victoria García cumplen cuatro días de angustia a la espera de un milagro. "Tengo mucha tensión. Estamos fatal", expresa el padre a este periódico.

18 de enero. La aparición de un macizo rocoso de pizarra provoca un retraso en los plazos estimados por el equipo de especialistas que asesora a los coordinadores del operativo, que confían en encontrar al niño antes del lunes. Una vez descartada la posibilidad de ejecutar un segundo corredor paralelo que retrasaría los trabajos para terminar la plataforma desde la que acometer la perforación, una tuneladora más potente se desplaza hasta la zona para abrir el conducto sobre el que están puestas las esperanzas. De unas 75 toneladas de peso, la máquina ha abandonado una obra de Ferrovial en la carretera M-40 de Madrid con el fin de no demorarse ante la previsión de lluvias leves durante el fin de semana que podrían dificultar el acceso de la maquinaria pesada. Este proyecto "es de días, no de horas", subraya el representante del Colegio de Minas malagueño, Juan López Escobar.

Un arcoíris aparece sobre el Cerro de la Corona en Totalán. (EFE)
Un arcoíris aparece sobre el Cerro de la Corona en Totalán. (EFE)

José y Vicky abandonan el monte por recomendación técnica dado el peligro de desprendimientos que provocan los voluminosos movimientos de tierra acometidos con urgencia y se trasladan, junto a algunos familiares, a la casa de Ángela Alcaide, una vecina de Totalán que ha ofrecido desinteresadamente su vivienda. Otros habitantes del mismo municipio, así como de la cercana localidad de Olías, no paran de llevarles comida como gesto de solidaridad. Las muestras de respeto no son menores en El Palo, cuyo Ayuntamiento decide suspender la romería de San Antón, prevista para el domingo.

19 de enero. El túnel vertical se inicia "según lo previsto", pero una roca dificulta nuevamente los avances y la excavación apenas consigue llegar a 20 metros de los 60 planeados. El nuevo presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, llega a la localidad malagueña para visitar a la familia y a los efectivos que está trabajando en la búsqueda. Explica que se han retirado ya 35.000 metros cúbicos de tierra. "Lo que se mueve en dos meses se ha hecho en 36 horas", insiste el nuevo presidente, asegurando que "se está haciendo todo lo humanamente posible".

Los familiares "están con un sufrimiento desgarrador", en palabras del propio Moreno cuando se produce un nuevo retraso en los cálculos para localizar a Julen. Una vez atravesado el escollo en el Cerro de la Corona, el director técnico de la operaciíon deja claro que faltan, como mínimo, 35 horas "en el mejor de los casos". "Queremos que nos lleve el menor tiempo posible. A partir de ahora esperamos encontrarnos con condiciones mucho más favorables", resalta García Vidal en su intervención para explicar los detalles del dispositivo. La perforadora tardaría 15 horas siempre que no se encuentre con nuevos obstáculos y luego se empezaría a ejecutar la galería horizontal, proceso que llegaría a las 20 horas.

20 de enero. Una semana después de que Julen cayera al pozo, el rescate está cerca. Los efectivos logran excavar la mitad del túnel y consiguen hormigonar la zona del desmonte para evitar desprendimientos hasta completar la perforación donde se introducirá la cápsula metálica que permitirá construir una galería horizontal para acercarse al lugar donde está el pequeño. Un todoterreno de la Guardia Civil vuelca en la calzada de la carretera que comunica Rincón de la Victoria con la localidad de la Axarquía, aunque aparentemente sus ocupantes, dos miembros del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas, no sufren lesiones e incluso participan en la regulación del tráfico posterior al siniestro tras ser atendidos por los servicios sanitarios.

Así ha quedado el coche de la Guardia Civil accidentado en la carretera. (EFE)
Así ha quedado el coche de la Guardia Civil accidentado en la carretera. (EFE)

Hasta el lugar también se desplazan Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (TEDAX) sin que trascienda la labor exacta que desarrollarán. La culminación del orificio no puede completarse durante la noche, tal y como estaba previsto, por la aparición de nuevos fragmentos de roca dura y pizarra. El coordinador del equipo deja claro que antes de 48 horas se tendría que saber si Julen se encuentra a 70 metros y explica que, una vez acabada la excavación será necesario encamisar este conducto para protegerlo de posibles derrumbes, una operación que podría durar entre cinco y seis horas. Por petición de la brigada minera desplazada desde Asturias, después de este proceso habrá que efectuar un relleno de tierra destinado a asegurar el descenso de los especialistas, que en principio será rápido y no debería prolongarse más de tres horas.

21 de enero. El rescate se complica por las condiciones de "extrema dureza" que atraviesa el equipo de especialistas. A lo largo de la mañana, la perforadora apenas consigue avanzar un metro y tiene que parar para realizar labores de mantenimiento cuando aún faltan seis más para alcanzar el objetivo. “Estamos en una cota tan profunda y el trabajo se desarrolla en unas condiciones tan difíciles que ésta y cualquier máquina del mercado necesitan descansar después de trabajar durante tantas horas y debido a los materiales geológicos que nos estamos encontrando”, apunta García Vidal. Por la tarde, las labores prosiguen a un ritmo muy lento y avanzan a sólo 30 centímetros por hora cuando cae la noche en Totalán. Fuentes del equipo confirman a El Confidencial que, en torno a las 20:30 horas, el túnel está terminado. Se han alcanzado los 60 metros de profundidad.

"Ha sido impresionante", comenta el líder del operativo técnico. "La alegría ha sido inmensa. Lo esperábamos como agua de mayo. De verdad que es para quitarse el sombrero lo que están haciendo". La otra línea de trabajo corre a cargo de los psicólogos que acompañan a la familia de Julen, cuyo principal cometido es tratar de controlar sus emociones ante la incertidumbre que viven desde hace ocho días. La vicedecana del Colegio de Psicólogos de Andalucía Oriental, Francisca Ruiz, aclara que se están enfrentando a "muchos picos" de emociones a raíz de las noticias que les llegan, por lo que es necesario "regular esos picos y que puedan estar lo más serenos posible para manejar la situación". Aprovecha también para pedir colaboración: "Es verdad que los medios están ayudando, pero pido sensibilidad y que no se busquen datos que sólo distorsionan; no hace falta escarbar en situaciones personales ni familiares".

La maquinaria prosigue con los trabajos de rescate de Julen. (EFE)
La maquinaria prosigue con los trabajos de rescate de Julen. (EFE)

22 de enero. El día empieza con un sentimiento optimista bastante extendido en Totalán. Sin embargo, antes del mediodía los especialistas que trabajan en el encamisado del túnel vertical de 46 metros en Totalán se dan cuenta de que la perforación no es del todo vertical, lo que les impide seguir con su trabajo después de que los tubos no hayan podido sobrepasar los 40 metros de profundidad. Se decide parar el trabajo y se anuncia que habrá que volver a perforar el túnel para rectificar la desviación creada por la perforación que acabó duante la pasada noche.

Por la tarde, continúan las labores en el túnel mientras el delegado del Gobierno en Andalucía se traslada hasta la zona. Gómez de Celis muestra su apoyo a la familia y al equipo de rescate que trabaja en Totalán y, pasadas las 20:00 horas, ofrece una rueda de prensa en la que hace balance de lo que se ha hecho a lo largo del día. Ni él ni los miembros del equipo de rescate se aventuran a dar una fecha, tampoco hablan sobre cuáles serán exactamente los pasos a seguir después de que se rectifique la perforación del túnel de 60 metros paralelo al pozo.

23 de enero. El décimo día de búsqueda arranca con el encamisado del túnel vertical. La mañana transcurre tranquila, pero a mitad de la tarde los operarios se encuentran con problemas para colocar los tubos. Un saliente en la perforación impide el avance cuando faltan pocos metros para llegar hasta el final del orificio y se vuelven a ralentizar las tareas. Esta vez, buscando volver a retomar la marcha lo antes posible los expertos deciden trabajar sobre los propios tubos e intentar disminuir su diámetro. A las 21:05 horas de la noche concluye el entubado, según confirman fuentes oficiales.

24 de enero. La Brigada de Salvamento de Humosa se prepara para acometer la fase final del rescate mientras prosiguen las pruebas antes de realizar las labores de descenso y excavación. Pasado el mediodía, los mineros realizan la primera bajada y emprenden una primera exploración ante la que se muestran optimistas pero cautelosos. En principio, el terreno no tendría por qué dar problemas y la excavación manual del túnel de cuatro metros que comunique el perforado durante los últimos días con la zona en la que se encuentra Julen podría estar lista en 24 horas. No obstante, los operarios vuelven a toparse con dificultades para realizar el corredor que consiguen solventar gracias a dos 'microvoladuras'.

Vigilia de oración en Totalán. (Agustín Rivera)
Vigilia de oración en Totalán. (Agustín Rivera)

Por la madrugada, se organiza una vigilia de oración a la que acuden abatidos los padres del menor. Vecinos de Totalán y de otros muchos puntos de Andalucía les reciben entre gritos de "Todos somos Julen". La comunidad está volcada con José y Vicky. “Desde que se cayó al pozo, he perdido 11 kilos. Veo la cara de mi niña y se me encoge el alma. Ella es lo mejor que me ha pasado. Si me ocurre algo así, no sé cómo podría reaccionar”, cuenta Dolores, que ha dejado a su hija "malita de la garganta" en Morón de la Frontera. Juan José Cortés logra convocar para la ocasión a numerosos grupos de la Iglesia evangélica que cantan salmos y rezan por un desenlace positivo.

25 de enero. En el día clave para culminar el rescate no se ofrecen plazos, pero "todo va como tiene que ir", según apunta la Guardia Civil. La montaña marca el ritmo de trabajo hasta tal punto que los efectivos siguen encontrando "material extremadamente duro" que obliga a realizar una tercera 'microvoladura'. Emplean un "tipo de explosivo expansivo, no rompedor" con el objetivo de ablandar el terreno para seguir avanzando. Aún "falta otro punto crítico que es cómo comunicar la galería con el punto donde se encuentra" el pequeño, informa a través de una entrevista en 'Onda Cero' Santiago Suárez, exdirector de la Brigada de Intervención Minera de Asturias.

La tarde comienza mejor de lo esperado. Los mineros avanzan con "roca favorable" y falta menos de un metro para llegar hasta la zona en la que se encuentra Julen. No obstante, una nueva zona pedregosa vuelve a retrasar las tareas y los especialistas en explosivos efectúan una cuarta 'microvoladura' a primera hora de la noche. Esta vez es "extremadamente controlada", pues se encuentran muy cerca de la entrada del pozo. José Roselló sufre una crisis de ansiedad y tiene que ser atendido por el personal sanitario de una ambulancia.

26 de enero. El rescate que ha mantenido a España en vilo llega a su fin. A las 1:25 horas, los dos mineros que realizaban el turno de madrugada y un guardia civil del grupo de montaña encuentran el cuerpo sin vida del pequeño Julen en el pozo al que cayó el pasado 13 de enero. Una vez que el equipo localiza el cadáver del menor, se activa la Comisión Judicial y ya sólo queda esperar el resultado de la autopsia, que se realiza desde las 8:30 horas. "No podemos comunicar ningún tipo de adelanto ni circunstancia. Una vez finalice la autopsia, se pasará a la autoridad judicial y a partir de ahí serán ellos los que determinen las causas e hipotéticas responsabilidades de todos los hechos acaecidos", aclara Gómez de Celis en comparecencia pública.

Cronología del rescate a Julen: así fueron los 13 días que mantuvieron en vilo a España

Tras conocerse la trágica noticia, políticos y fuerzas del estado presentan sus condolencias a la familia. Uno de los primeros en hacerlo es el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez: "Toda España se suma a la tristeza infinita de la familia de Julen. Hemos seguido de cerca cada paso para llegar hasta él. Siempre agradeceremos el incansable esfuerzo de quienes lo buscaron durante todos estos días. Mi apoyo y cariño a sus padres y seres queridos". El suceso supera las fronteras españolas gracias a la atención mediática que recibe desde el extranjero: desde Estados Unidos a Latinoamérica, pasando por los países vecinos, las principales cabeceras lamentan la muerte del pequeño y destacan la complejidad de la operación.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios